Unidades condensadoras: conoce su arranque

70

La capacitación de ANDIRA de septiembre estuvo a cargo del ingeniero Marcos Orozco, quien compartió diversos detalles técnicos para la correcta operación de las unidades condensadoras

Danahé San Juan

Un tema de gran interés para los prestadores de servicio técnico HVACR es el mantenimiento de las unidades condensadoras, mismo que fue abordado por el ingeniero Marcos Orozco, de Danfoss México, durante la capacitación de ANDIRA del mes de septiembre.*

Orozco habló acerca del rango de capacidades de las unidades condensadoras, sus límites de operación, la nomenclatura, criterios de selección con base en los parámetros de sobrecalentamiento, subenfriamiento y su diagrama eléctrico.

Las unidades condensadoras se encargan de comprimir y condensar el líquido refrigerante con el que opera un sistema HVACR. Para manipular estos sistemas, ya sea por instalación o mantenimiento, es muy importante siempre utilizar equipo de seguridad, aconsejó Orozco. También recordó que el equipo de seguridad se compone de faja, lentes, guantes, calzado especializado, entre otros aditivos cuyo uso dependerá del tipo de proceso y equipo que se vaya a manejar. Asimismo, habló acerca de la necesidad de aplicar siempre las buenas prácticas en cualquier proceso, pues de éstas dependerá el buen funcionamiento del sistema, así como la calidad del trabajo del prestador de servicio técnico.

Las unidades condensadoras, detalló el especialista, cuentan con rangos de temperaturas certificados y avalados para los refrigerantes R-404A, R-507, R-134A, R-448A, R-449A, R-452A, R-513A para media temperatura, y R-404A y R-507 para baja temperatura. Todo dependerá del tipo de refrigerante y la capacidad frigorífica de la unidad condensadora, la cual se determina con un cálculo térmico. Es decir, saber cuánto calor se va a extraer, ya sea por transmisión calorífica a través de las paredes, infiltración por apertura de puertas, la temperatura del producto, calor latente y sensible según el tipo de producto, así como la temperatura de los trabajadores y la generada por el sistema.

En cuanto a los límites de operación, señaló que éstos también dependen de la unidad seleccionada y el tipo de refrigerante utilizado. Para explicar mejor este punto, el ingeniero Orozco utilizó diversos ejemplos y gráficas con las que se apoyó para realizar los cálculos.

Figura 1. Ejemplo de nomenclatura de unidad condensadora

Para identificar las unidades condensadoras, precisó que se debe observar en la nomenclatura el modelo y la serie de letras y números que le siguen (Figura 1).

Otras características como el modelo, número de código, número de serie y código de barras, voltaje de suministro, rotor bloqueado Amper, presión máxima de prueba, refrigerante y aceite se pueden encontrar en la etiqueta de las unidades.

Respecto a las tuberías, se debe poner especial atención en las medidas de entrada y salida de las mismas, ya que en muchas ocasiones se pueden cometer errores. Para evitarlos, es imprescindible realizar un cálculo para que la tubería tenga la velocidad apropiada para poder arrastrar el aceite y crear la menor caída de presión.

Por último, el ingeniero Orozco compartió también algunos detalles sobre el diagrama eléctrico de las unidades condensadoras, las cuales ya traen incorporado un disyuntor, a través del cual se alimenta el contactor, que, a su vez, energiza al compresor.

La capacitación concluyó con una demostración en tiempo real para mostrar las innovaciones que la nueva versión de la unidad condensadora OptymaTM tiene para beneficio del mercado.
——-

* A través de diferentes formatos de capacitación, ANDIRA promueve la compra de marcas reconocidas con distribuidores autorizados. En el caso de Danfoss, la compañía distribuidora e invitada especial fue Mereti.