Un metal 100 % reciclable

1507

Utilizado durante años, el cobre no sólo brinda una excelente alternativa para aminorar los daños al medioambiente, sino que es un excelente aliado para los equipos de refrigeración y aire acondicionado; conoce sus ventajas

Redacción

El confort de los inmuebles que cuentan con algún sistema de climatización o los aparatos que usan refrigeración, pasan por un control de temperatura y humedad, los cuales deben contar con excelentes condiciones para trabajar de manera eficiente, pues resultan fundamentales, tanto en condesadores y evaporadores como en el resto del sistema HVACR.

Aunque el cobre se ha utilizado desde hace bastante tiempo en este tipo de sistemas, la innovación de la industria del cobre, en respuesta a las necesidades del mercado y los objetivos regulatorios, ha modificado los intercambiadores de calor tradicionales para convertirlos en unidades más eficientes, sostenibles y económicas.

Las tuberías de cobre mejoran la transferencia de calor entre el interior y el exterior de la tubería, lo cual significa un mayor rendimiento de los equipos. Además, se genera una mayor fabricación de condensadores y evaporadores más compactos y económicos para los sistemas de aire acondicionado y refrigeración

Gracias a sus excelentes propiedades, los tuberías de cobre están especialmente indicadas para el transporte de gases y refrigerantes, así como para la fabricación de instalaciones de vacío.

Ventajas del cobre en HVACR

  • Son totalmente herméticos a los gases
  • Resistentes a la corrosión
  • Fáciles de fabricar
  • Pueden utilizarse a altas presiones
  • Excelente conductor del calor, con un coeficiente de conductividad térmica de 390W / (m·K); a excepción de la plata, es el valor absoluto más alto entre todos los metales.

Así, el cobre está presente donde quiera que se mire, ya que constituye una parte fundamental de todo lo que construye al mundo tal y como se conoce hoy en día, y sus propiedades hacen que sea un material ideal para trabajar en el desarrollo de áreas fundamentales para la vida humana, como la energía sustentable, la tecnología y el medioambiente.

Gracias a sus cualidades, el cobre tiene múltiples usos y aplicaciones, aunado a que se trata de un metal ciento por ciento reciclable, lo cual implica:

  • Tener la capacidad de reciclado y reutilizado una y otra vez sin perder propiedades
  • Se necesita 85 por ciento menos energía para su reciclaje que para su producción primaria, es decir, la extracción del cobre
  • Al utilizar menos energía en su reciclaje, se ahorran 40 millones de toneladas de CO2 y 100 millones de MWh de energía eléctrica anualmente
  • Su reciclaje es una forma eficiente de volver a introducir el cobre en la economía

A medida que temas mundiales, como la gestión energética eficiente, el cambio climático y la salud se vuelven más urgentes, el cobre cobra un papel cada vez más importante en la industria. La eficacia del sistema de reciclado depende de ciertos factores tecnológicos, por ejemplo, el diseño de productos económicos a partir del precio del cobre y la concientización de la población para el desarrollo sostenible.

En materia legislativa, actualmente existen más de 140 leyes, regulaciones, directivas y guías internacionales que buscan favorecer la gestión responsable del ciclo de vida para productos que contienen cobre, tal es el caso de los electrodomésticos, los cuales contemplan aparatos de refrigeración, equipos de climatización, teléfonos y vehículos.

Un estudio reciente acerca de este tipo de residuos, realizado por la Universidad Naciones Unidas de Japón, estimó que en el mundo se emplean anualmente más de 25 mil millones de toneladas en metales, como cobre, oro y plata, en la fabricación de artículos de alta tecnología. Sin embargo, poco más del 15 por ciento de ellos se recupera.

La proliferación de dispositivos electrónicos, su constante renovación y la obsolescencia programada, entre otros factores, genera miles de toneladas de residuos.

Un informe de Frost & Sullivan bajo el título Oportunidades globales en el mercado de los servicios de reciclado de basura eléctrica y equipamiento electrónico destacó que la minería urbana generó durante 2011 aproximadamente 1 mil 420 millones de dólares y se estima que alcance los 1 mil 860 millones de dólares en 2017, sobre todo cuando países en desarrollo se incorporen al negocio.

No obstante, en América Latina el reciclaje de residuos electrónicos es todavía una actividad emergente. Datos de la Plataforma Regional de Residuos electrónicos en Latinoamérica y el Caribe indican que en países como Chile, Argentina, Perú, Colombia y Brasil la cantidad de residuos electrónicos procesadas todavía es limitada y que todavía se carece de la infraestructura logística necesaria para aumentar el volumen de reciclaje.

Por otro lado, la aplicación de la Norma ISO-50001 repercute favorablemente en la industria del cobre, en particular porque exige motores altamente eficientes, con la capacidad de perder menos energía, gracias a la conductibilidad eléctrica que posee el cobre. Mientras más cobre haya en el cableado de un motor, mayor será su eficiencia. La relación cobre respecto de la eficiencia es lineal para el amplio rango de potencia de los motores, ya que este mineral es responsable del 60 por ciento de la eficiencia eléctrica de un motor.

Así, el cobre se convierte en un excelente material de trabajo, por sus grandes propiedades para el sector y su amigable trato con el medioambiente.

A0CG0004471

Con información de ICA-Procobre, red de instituciones latinoamericanas cuya misión es la promoción del uso del cobre, impulsando la investigación y el desarrollo de nuevas aplicaciones y difundiendo su contribución al mejoramiento de la calidad de vida y el progreso de la sociedad.