¡Trabajo en equipo! Instala un sistema de refrigeración en transporte

568

El transporte refrigerado es un eslabón esencial en la cadena de frío, en el que todo comienza con el montaje de las unidades de refrigeración. Con pericia y rigor, un par de técnicos pueden realizar exitosamente una instalación.

IMPORTANTE: Antes de instalar un equipo de refrigeración en un transporte, desconecta la batería del vehículo, coloca el freno de mano y atranca la unidad para evitar movimientos.

1 Localiza y perfora los puntos de la carrocería donde se ubicará el sistema de refrigeración en el transporte. Recuerda seguir las indicaciones del plano carrocero correspondiente al modelo del equipo.
2 Coloca y fija la condensadora y la evaporadora con los tornillos incluidos en el kit de instalación, e instala el compresor en la unidad de transporte.
3 Arma las mangueras realizando los cortes a las medidas convenientes para ensamblar y colocar los componentes del sistema de refrigeración.
4 Realiza las conexiones eléctricas correspondientes a la unidad evaporadora y al compresor, así como a la batería del transporte.
5 Evacua el sistema hasta llegar a los 250 micrones y efectúa la carga de aceite y de refrigerante.
6 Coloca el control en la cabina de la unidad, después de realizar las perforaciones necesarias en el panel del tablero.

¡NOTA!

No olvides realizar una prueba de desempeño en el equipo, para ello, llena la hoja de instalación para revisar los puntos de calidad.

Síguenos y descubre contenido exclusivo en: