Soldadura oxiacetilénica

20581

Un método muy utilizado para la unión de metales que puede alcanzar más de 3 mil grados centígrados en su punto más caliente

Sinaí Romo

La soldadura oxiacetilénica es un proceso de soldadura por fusión que utiliza el calor producido por una llama, la cual se obtiene debido a la combustión del gas acetileno con el oxígeno, con el objetivo de fundir un metal. Con éste es posible soldar con o sin material de aporte y el metal de aporte se agrega para cubrir biseles y orificios. A medida que la llama se mueve a lo largo de la unión, el metal base y el metal de aporte se solidifican.

Al soldar cualquier metal se debe escoger el metal de aporte adecuado, que normalmente posee elementos desoxidantes para producir soldaduras de buena calidad.

Para conseguir la combustión es necesario el empleo de dos gases. Uno de ellos tiene la calidad de consumirse durante la combustión; éstos son el propano, metano, butano, entre otros, aunque en el proceso del que estamos tratando empleamos el acetileno. El otro es un gas comburente, que es un gas que aviva o acelera la combustión. Uno de los principales comburentes es el aire formado por una mezcla de gases (nitrógeno 78 %, oxígeno 21 % y el restante 1 % de gases nobles). El gas comburente que se emplea en este procedimiento de soldadura es el oxígeno puro.

A0CG0004377

Elementos indespensables para llevar a cabo el proceso de soldadura

La principal función de los equipos de este tipo de soldadura es suministrar la mezcla de gases, combustible y comburente a una velocidad, presión y proporción correcta.

En este proceso el calor necesario es producto de la combustión del gas acetileno mezclado previamente en el soplete. La fuente de calor es independiente del aporte de metal y por lo tanto se puede calentar y fundirse aportando material si es necesario.

El calentamiento y la fusión no son simultáneos y las piezas a soldar se calientan en una amplia zona a ambos lados de la soldadura, esto puede producir deformaciones importantes en razón de que el calentamiento es más extendido.

Se produce un enfriamiento lento, lo cual permite corregir las deformaciones y evita la posibilidad de malos resultados en la soldadura.

El oxígeno combinado con el acetileno produce una llama muy concentrada, que en su punto más caliente alcanza los 3,100 ºC. Gracias a esta temperatura, la llama oxiacetilénica permite fundir a la mayoría de metales y aleaciones. Es una excelente fuente de calor para trabajos de calentamiento localizado.

A0CG0004376

Estación segura para soldadura y oxicorte con soplete de gas

Al terminar el proceso de soldadura:

  • Desconectar el equipo
  • Limpiar todos los accesorios (con trapos secos)
  • Limpiar las boquillas
  • Colocar el equipo y herramientas en un lugar seguro

Una de las grandes ventajas que ofrece este tipo de soldadura es que los equipos móviles son de fácil transportación, con lo cual se facilita el corte de metales ferrosos y permite el fácil calentamiento de piezas difíciles.

EL EQUIPO
Botellas o cilindros de oxígeno y acetileno: La botella de oxígeno tiene el cuerpo negro y la ojiva blanca, la de acetileno tiene el cuerpo rojo y ojiva marrón e internamente tiene una sustancia esponjosa, ya que para almacenarlo se disuelve en acetona debido a que si se comprime solo, explota

RA0CG0004375eguladores: su propósito principal es reducir la presión muy alta de una botella a una presión de trabajo más baja y segura, además de permitir una circulación continua y uniforme del gas

Las mangueras: son tubos flexibles de goma por cuyo interior circula el gas. Son las encargadas de transportar el gas desde las botellas hasta el soplete. La manguera por la que circula el oxígeno es de color azul y de color rojo por la que circula el acetileno

Las válvulas de seguridad o antirretroceso:
son las encargadas de prevenir un retroceso de la llama desde el soplete hacia las mangueras o de las mangueras a las botellas. También imA0CG0004374piden la entrada de oxígeno o de aire en la manguera y en la botella del acetileno

El soplete: es el encargado de asegurar la correcta mezcla de los gases, de forma que exista un equilibrio entre la velocidad de salida y la de inflamación