Soldadura autógena: manejo adecuado y sin peligro

7923

Como se dice comúnmente, un descuido es suficiente para provocar un incidente. Y cuando se utilizan gases, ello puede ser más delicado. En este sentido, la soldadura autógena representa una labor que debe tener mucho cuidado y debe ser desarrollada con mucho profesionalismo

Por Lisandro Vidal Tobon / Fotografía: cortesía Finesa

La soldadura autógena, o con equipos de oxiacetileno, es sencilla, lo que hace que algunos soldadores trabajen con exceso de confianza, bajo el argumento de que jamás les ha pasado nada. ¿Cuántos técnicos han tomado un curso de soldadura autógena? Cuando compras un equipo, ¿lees el instructivo de uso que proporciona el fabricante? Muchos de los soldadores han aprendido de forma empírica o han sido capacitados por alguien de mayor experiencia, quien, muy probablemente, también aprendió a partir de prueba y corrección.

Para llevar a cabo un trabajo como éste, de forma segura, debes estar consciente de que estás trabajando con un equipo que usa dos gases: oxígeno y acetileno, y que si por sí solos pueden ser peligrosos, mezclados lo son todavía más, ya que podrían generar flamas de hasta 3 mil 500 grados celsius.

Sin duda, una persona que realiza sus actividades con elementos de seguridad es más productivo. Por ello, hay que centrar las recomendaciones de seguridad a partir de dos conceptos básicos:

  1. Conocimiento de las partes más susceptibles a accidentes en un equipo de soldadura autógena
  2. Recomendaciones y dispositivos de seguridad para trabajar sin riesgos

Contrario a lo que la mayoría de prestadores de servicios piensa, la mayor parte de accidentes en los equipos para soldadura oxiacetilénica son provocados por el oxígeno y no por el acetileno, debido al desconocimiento de las propiedades de los gases oxidantes:

  • El cilindro de oxígeno (no importando su tamaño o capacidad) está presurizado a más de 2 mil 200 psi (155 kg/cm2); es decir que contiene una fuerza de más de 70 toneladas (el peso de siete tráileres vacíos con caja)
  • Antes de abrir un cilindro de oxígeno, hay que asegurarse de que la válvula se encuentra libre de grasa y que el regulador con el tornillo de ajuste está completamente liberado, ya que el oxígeno a alta presión puede reventar cualquier dispositivo de seguridad instalado en los reguladores, y al contacto con las grasas (derivadas de hidrocarburos) se produciría una explosión

[textmarker color=»FFFCA6″]6 recomendaciones para uso seguro de equipos[/textmarker]

  1. Transportación: El equipo debe transportarse completamente desarmado, con los cilindros de gas en posición vertical y con el capuchón de seguridad puesto. Si es necesario transportar el cilindro de acetileno acostado, jamás debes abrirlo de forma inmediata al levantarlo, ya que contiene acetona líquida en su interior, la cual es dañina para los empaques internos del equipo y mangueras. Al menos hay que esperar 20 minutos con el cilindro de pie antes de abrir
  2. Dispositivos de seguridad obligatorios: Utiliza únicamente equipos con válvulas arrestadoras de flama, tanto en reguladores como en sopletes, ya que en caso de retrocesos de flama éstas previenen que el operador no tenga un accidente
  3. Equipo de protección personal: Es preferible que utilices ropa de algodón, guantes de carnaza y gafas de sombra cinco o seis con protección UV. ¿Cómo puedes saber si las gafas cuentan con protección UV? Las gafas deben tener grabado los dígitos Z.87+ (norma ANSI, referente a la protección visual)
  4. Regular presiones adecuadas: Utiliza tabla de presiones
  5. Encendido seguro: Sólo abrir la válvula del acetileno para encender y después regular la flama con el oxígeno. Si abres las dos válvulas simultáneamente, saldrá una mezcla de oxígeno y combustible, la cual producirá una explosión en la boquilla y el equipo, que puede ser pequeña o de gran magnitud
  6. Apagado del equipo: Cierra las válvulas de los cilindros, purga los gases del equipo y, por último, libera los tornillos de los reguladores

Lisandro Vidal Tobon es ingeniero industrial egresado de la Unitec. Cuenta con 15 años de experiencia como gerente Técnico en Grupo Infra en el sector industrial y medicinal, principalmente enfocado en la fabricación de equipos para oxicorte, calentamiento y soldadura autógena, además de dar soluciones completas para el suministro y control de gases medicinales en hospitales. Asimismo, se encarga de promover la capacitación de todos los usuarios involucrados en estos procesos para el trabajo seguro de clientes y socios comerciales.