Sistemas sin ductos recomendaciones de instalación

994

Los equipos de climatización de alta eficiencia energética sin ductos representan una gran ventaja económica para los usuarios finales, mientras que para los técnicos su instalación suele ser mucho más sencilla. A continuación, mostramos algunas de sus ventajas y varios puntos a considerar para su montaje

Fotografía superior. El servicio de mantenimiento de rutina es fundamental para extender la vida útil de los sistemas de climatización sin ductos

Carlos García

Los sistemas de aire acondicionado y calefacción sin ductos son una buena alternativa cuando lo que se busca es ahorrar costos. La variedad de estilos incluye unidades de paredes altas, diseños ocultos y de cassette, así como unidades de piso, techo y consola.

Estos equipos se componen de dos elementos: una unidad exterior y otra interior. En el caso de los aires acondicionados sin ductos, la unidad exterior es similar a los sistemas tradicionales, pero se diferencia en que puede estar conectada a una o a varias unidades interiores.

Tres razones para escoger un sistema sin ductos
Ahorro y eficiencia energética. Los ductos para los sistemas de aire central pueden perder energía, especialmente si atraviesan espacios no acondicionados, como áticos o sótanos. Un sistema sin ductos asegura que todo el aire ingrese directamente al espacio donde se ubica, reduciendo los costos de energía y el impacto en el medioambiente. Dos datos importantes son que el índice de eficiencia energética estacional (SEER) de estos equipos suele ser alto, pues comúnmente oscila entre 13 y 22. Asimismo, el factor de rendimiento de calefacción estacional (HSPF) también brinda alta eficiencia.
Control de temperatura personalizado. La mayoría de las instalaciones de climatización sin ductos utilizan controladores inalámbricos o cableados que les permiten operar fácilmente, incluso si las unidades interiores están montadas en el techo o la pared. Existen, además, equipos capaces de brindar experiencias personalizadas: permiten al controlador leer la temperatura desde su ubicación exacta en la habitación y ajustar la calefacción y la ventilación para obtener la máxima comodidad.
Combina temperaturas según las necesidades de cada espacio. Un sistema sin ductos proporciona calefacción y aire acondicionado que funcionan por separado. También puede combinar múltiples unidades interiores para crear un sistema multizona. De modo que, si en un futuro el cliente desea agregar ventilación y aire acondicionado a nuevos espacios con puertos adicionales, es posible expandirse a otras habitaciones.

El plus de la tecnología Inverter
Existen equipos sin ductos que utilizan tecnología de inversor de velocidad variable (Inverter) para ajustarse continuamente a las velocidades más eficientes y cumplir con la temperatura deseada; asimismo, regulan el ciclo eléctrico y, por lo tanto, la velocidad del compresor. Con esto se logra mantener la temperatura ambiental de forma constante con un sistema de arranque moderado del compresor; la temperatura oscila dentro de un rango tan pequeño que es térmicamente imperceptible y se preserva su integridad por mucho más tiempo. La tecnología Inverter es una alternativa que protege el medioambiente, ya que consume menos electricidad que los sistemas convencionales. Algunas de sus ventajas son:

Operación silenciosa. Esta cualidad se debe a los supresores de ruido del sistema, lo que incluye la aceleración y desaceleración suave del motor, y el compartimiento aislado que lo alberga. Las unidades exteriores típicas no brindan estas características, pues arrancan con un sonido mayor y operan a niveles de ruido de entre 65 y 70 dB (A), lo que equivale al sonido de tráfico pesado.
Filtración óptima. Las unidades interiores incluyen sistema de filtración multiparte para la reducción de contaminantes que circulan en el aire, como alérgenos, virus y bacterias. El sistema estándar contiene dos filtros; el optimizado cuenta con tres. Con el mantenimiento adecuado los filtros pueden durar más de 10 años.
Operación remota. Los controles remotos operan unidades individuales para cada habitación y cuentan con diseño inalámbrico; asimismo, pueden vincularse mediante un controlador central. Los sistemas divididos sin ductos son soluciones sostenibles para programas de certificación de hogares como Energy Star.

Recomendaciones de instalación
Una vez que se ha elegido el sistema más conveniente a las necesidades del cliente, el papel de un prestador de servicio HVACR es asegurarse de realizar una correcta instalación.

Primero, debe verificar que en el lugar de instalación no haya presencia de humos y gases combustibles o sulfúricos, ácidos o líquidos alcalinos, u otros materiales inflamables; alta fluctuación de voltaje, transporte vehicular, ondas electromagnéticas, entre otros factores que pueden ser un riesgo para los usuarios.

Una vez asegurados los puntos anteriores, el técnico debe seguir los siguientes pasos:

  • Utilizar el equipo de protección (EPP).
  • Leer el manual de instalación para seguir las pautas indicadas por el fabricante.
  • Desconectar la energía eléctrica, incluyendo los puntos de desconexión remota; seguir todos los procedimientos de bloqueo y de identificación con etiquetas para asegurar que la energía no pueda ser aplicada inadvertidamente.
  • Revisar la placa de identificación del equipo para conocer la clasificación del suministro de fuerza que debe ser aplicado a la unidad y sus accesorios.

Todos los manuales señalan que la instalación eléctrica debe apegarse a los códigos locales, estatales y nacionales. Adicionalmente, aconsejan contar con un suministro eléctrico independiente y de fácil acceso al interruptor principal, así como verificar que el cableado eléctrico esté debidamente conectado y distribuido dentro de la caja de control. Y, sobre todo, hacen hincapié en no utilizar ningún otro cable diferente al especificado ni modificar las longitudes especificadas para evitar daños al sistema de aire acondicionado o a algún otro equipo que se encuentre en el lugar de instalación.

Posteriormente, el técnico debe conectar el cableado de la unidad exterior y luego el de la o las unidades interiores. Se recomienda que el cableado no se encuentre a menos de un metro de distancia de aparatos eléctricos o radios para evitar interferencia o ruido.

Finalmente, los prestadores de servicio capacitados en las buenas prácticas de instalación deben realizar pruebas de fugas y asegurarse de que la unidad funcione correctamente antes de entregar el trabajo al cliente.

Mantenimientos estacionales
El servicio de mantenimiento de rutina es fundamental para extender la vida útil y detectar problemas antes de que se conviertan en reparaciones, más allá de que el sistema sea nuevo, cuente con garantía o tenga 10 años de uso.

Sistemas de calefacción. Se recomienda programar una cita para revisar el equipo calefacción a finales del verano, o bien, a principios del otoño, antes de la temporada de invierno.
Sistemas de aire acondicionado. Lo indicado es programar una cita a fines del invierno, o bien, a principios de la primavera, antes de la temporada de calor.

Los sistemas de climatización inverter son una buena alternativa para reducir costos energéticos y cuidar el medioambiente

¿Cuándo reparar o remplazar?
Cuando se habla de cambiar o actualizar un equipo HVACR lo más recomendable es que el nuevo sistema cuente con la certificación Energy Star y un alto SEER y EER. La sustitución de un equipo se debe realizar cuando:

  • Necesite reparaciones frecuentes.
  • Tenga un bajo rendimiento.
  • Sus costos de energía aumenten.

Para los aires acondicionados, la sustitución se recomienda cuando:

  • El sistema cuenta con más de 10 años de antigüedad.
  • Tiene una calificación de 10 SEER o menos.

Mientras que, los sistemas de calefacción deben reemplazarse cuando:

  • Tiene más de 10 años de antigüedad.
  • Tiene una calificación de 80 por ciento AFUE o menos.

En la actualidad, existen distribuidores autorizados de las marcas líderes del sector en diferentes puntos de la república mexicana, cuyos expertos en tecnología ambiental evaluarán las necesidades del hogar que se requiera climatizar para dar su mejor recomendación y servicio.
———

Carlos García
Director general de Trane México. Graduado en Ingeniería por el Tecnológico de Monterrey, cuenta con un MBA de Thunderbird, así como una trayectoria de 17 años en Trane México.