Sistemas de climatización ecológica

2978

Nobles con el medio ambiente, de alto rendimiento y con una capacidad ahorradora de hasta el 50 por ciento son las características de los climatizadores naturales.

Itzel Liévanos.

75% de ahorro energético, 25 años su ciclo de vida.

En 2007, los países miembros del Protocolo de Montreal –tratado internacional que protege la capa de ozono– acordaron eliminar antes de 2040 los gases HCFC, mismos que se utilizan en sistemas de refrigeración y aire acondicionado.

Según los especialistas, estas acciones ayudarán a proteger la capa de ozono y a estabilizar el clima. Sin embargo, para países en vías de desarrollo, como es el caso de México, el reto es complicado, pues la mayoría de sus sistemas de acondicionamiento aún emplean el refrigerante R-22. Por el contrario, en Estados Unidos y algunas regiones de Europa este gas ya fue prohibido.

Para colaborar con los esfuerzos internacionales y evitar que el daño a nuestra atmósfera continúe, se pueden implementar procesos de climatización amigables con el medio ambiente.

Geotermia
Independientemente de si es o no una región calurosa, el suelo mantiene su temperatura estable de 12 a 15 °C; esto se debe al equilibrio producido por el calor de los rayos solares y al enfriamiento de los días lluviosos.

Mediante una bomba de calor se aprovecha la temperatura constante de la tierra para climatizar una estancia. La bomba mueve el calor de un lugar a otro de forma inteligente en lugar de generarlo y la distribución se realiza con ayuda de una red de tubos localizada bajo el pavimento.

La bomba se complementa con la instalación del suelo radiante, que consiste en la colocación de capas aislantes debajo de las tuberías, lo que evita la fuga de calor. Las tuberías se recubren con cemento y, sobre éste, se colocan las baldosas.

La climatización geotérmica tiene muchas ventajas; el único inconveniente es que, por lo aparatoso del procedimiento, la instalación debe ser planificada. Es conveniente incluir esta instalación en los planos de construcción de la vivienda.

Climatizacion gFormas de instalación
Circuito cerrado. Las empresas que instalan este circuito ofrecen tres modalidades: bajo cimientos, considerada la más práctica; horizontal, que requiere de un gran espacio; y vertical, útil cuando ya existe una construcción y no hay un terreno amplio de jardín

Circuito abierto. Sólo puede utilizarse cuando se dispone de pozos o recursos hídricos

En las instalaciones verticales, las tuberías se entierran a una profundidad de entre 50 y 200 metros. Sin embargo, ésta y el número de perforaciones se determinan a partir de las características estructurales y de aislamiento del edificio. También se deben considerar sus necesidades energéticas y las características del suelo.

En las instalaciones horizontales se suelen colocar a una profundidad entre 70 centímetros y 1.5 metros. La dimensión de los colectores dependerá de las características de la edificación; por lo general es 1.5 veces la superficie de la edificación para una buena construcción y hasta 2.5 veces para una construcción con malos aislamientos.

Beneficios

  • No emite contaminantes
  • Es la tecnología de calefacción más eficiente que existe, con un 500 por ciento de rendimiento, frente a un 80 de las calderas convencionales
  • Permite un ahorro energético de 50 a 75 por ciento
  • Su mantenimiento es más económico que el de los sistemas tradicionales
  • Es capaz de producir hasta seis veces más energía de la que consume

Muros verdes
Gracias a su ligereza, estos muros verdes pueden instalarse en el interior y exterior de los edificios. Su característica principal es crear superficies vegetales que fungen como filtros de aire y reguladores térmicos, además de que reducen 8 ºC y hasta 10 decibelios la contaminación acústica.

Beneficios

  • Ahorran espacio, pues se instalan en superficies verticales
  • No necesita desherbarse
  • Un edificio de 4 plantas cubierto de muros verdes es capaz de atrapar y procesar 15 kg de metales pesados
  • Un metro cuadrado de cobertura vegetal genera el oxígeno que requiere una persona durante un año
  • Un edificio de 4 plantas (60 m2) con una fachada portadora de este sistema filtra, al año, 40 toneladas de gases nocivos
  • Disminuye el consumo energético hasta un 30 por ciento
  • Es una solución estética que se adapta a las necesidades de la vida moderna

Para construir estas vallas o jardines verdes de una forma sencilla y que facilite su mantenimiento, es recomendable usar el musgo denominado Sphagnum.

El Sphagnum es un musgo absorbente que, por su textura ligera, tiene la capacidad de retener 20 veces su volumen en agua y redistribuirla a las raíces, según sus necesidades naturales.

Características del musgo

  • Optimiza la oxigenación de las plantas
  • Es antibacteriano y resistente a plagas
  • No requiere químicos, pues posee un conservante polisacárido con un índice pH 4.8, que lo hace inmune a las enfermedades y parásitos
  • Tiene propiedades que aíslan la contaminación auditiva y reducen la contaminación de aire

Instalación
Puede creerse que la instalación de paredes verdes es complicada, sin embargo, para llevarla a cabo se requiere tan sólo de paneles enrejados. También puede usarse malla ciclónica o tela de alambre, que son más económicas; su desventaja es que, a diferencia de los paneles, son menos maleables y requieren más tiempo de instalación.

Bioclimatización
Es un proceso natural de enfriamiento por evaporación combinado con la ventilación continua; de esta forma se renueva el aire que entra a la estancia, mediante un proceso natural y sin costo alguno.

Su proceso es similar a la brisa del mar, pues el aire caliente del exterior pasa a través de filtros que ceden humedad y refrescan el aire, lo filtran y reducen la temperatura hasta los 11 ºC; asimismo, elimina humos y olores desagradables.

Los equipos para poner en práctica este sistema de climatización tienen un ciclo de vida de hasta 25 años, contra la corrosión de la cubierta exterior. La cubierta está disponible en varios colores, con el fin de integrar de forma casi mimética los equipos con el tipo de edificación.

Bioclimatizar un ambiente aporta el nivel de humedad adecuado para la salud, al tiempo que elimina la electricidad estática. En relación con los sistemas tradicionales climatizadores, consumen 80 por ciento menos de energía eléctrica.

Para una vivienda de 200 metros cuadrados, el consumo con un sistema común asciende a 1 mil 100 W. Sin embargo, en el sistema bioclimatizador, los motores de velocidad variable consumen solo 100 W.

Otro punto destacable es que no se requiere de una red de conductos para climatizar toda la vivienda y que pueden emplearse en locales comerciales que necesiten permanecer abiertos al exterior; como lo son tiendas de ropa, comida, etc.

Cómo funciona
La bioclimatización trabaja mediante una bomba de calor. Ésta no produce el calor, sino que lo expulsa para refrigerar y lo introduce en ella para calentar. Además, ocupa un espacio mínimo y no requiere de mantenimiento complejo.

Para una vivienda estándar se emplea un área de medio metro cuadrado. También puede instalarse una bomba integral, que proporcione calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

BOMBA
BIOCLIMATIZADORA
  b bioclimatizadora Tipología de bombas de calor

  • Aire-aire
  • Aire-agua
  • Agua-agua

—————————————————————————————————————————————————