Sistema filtrador de aire

1552

Estos sistemas permiten eliminar hasta 99.98 por ciento de los alérgenos que se encuentran en una casa, gracias a su diseño de componentes separados que trabajan de manera acoplada para brindar el máximo confort y eficiencia

Jaime Jiménez

Si tuvieras que elegir entre mantener una temperatura agradable dentro del hogar o tener la posibilidad de respirar aire limpio y totalmente purificado, ¿qué escogerías? Seguramente pensaste lo mismo que yo: no deberíamos tener que escoger entre nuestra salud y la comodidad.

Lo cierto es que casi nadie se preocupa por la calidad del aire que respira, y pasamos por alto los millones de alérgenos que existen en el ambiente y que diariamente introducimos a nuestro organismo por medio de lo más básico que existe: respirar.

La mayoría de los hogares generan alrededor de 18 kilogramos de polvo al año por cada 460 metros cuadrados. Un solo metro cúbico contiene cerca de 40 mil partículas de polvo, uno de los alérgenos más comunes en las casas, lo que quiere decir que hasta 72 trillones de estos agentes logran entrar a los hogares diariamente.

Sobra decir que el mayor provecho de respirar aire limpio es evitar enfermedades y alergias, pero algunos beneficios adicionales son la eliminación de toxinas y el estímulo de los mecanismos antioxidantes, lo que fomenta un efecto antienvejecimiento.

El sistema CleanEffects® es un filtrador de aire compuesto por cinco elementos que están separados uno del otro, pero cuya ingeniería de diseño está dirigida a que trabajen como un sistema acoplado, para que el usuario experimente el aire más puro posible y el confort máximo:

1) Puerta de encendido. Permite un fácil acceso a los componentes internos. Cuenta con una pantalla de estado del filtro, así como interconexiones de seguridad que automáticamente cortan el suministro de energía cuando la puerta se abre por motivos de mantenimiento y limpieza
2) Prefiltro. Atrapa grandes partículas suspendidas en el aire, extendiendo el tiempo entre cada una de las limpiezas de las celdas recolectoras
3) Cargador de campo electroestático. Provee hasta 99.98 por ciento de efectividad en la limpieza gracias al intercambio de los contaminantes suspendidos en el aire, atrayéndolos hacia una celda recolectora con una carga eléctrica opuesta
4) Celdas recolectoras reutilizables. Diseñadas con ingeniería de precisión para atrapar partículas tan pequeñas como de 0.3 micrones en tamaño. Basta con lavarlas o aspirarlas para dejar las celdas limpias nuevamente
5) Gabinete de lámina de acero pintado. Construido con metal grueso calibre 18 para proteger el filtro y los elementos electrónicos internos

Gracias a la existencia del gabinete de lámina de acero, que se encuentra en la parte exterior, a manera de contenedor, este sistema está completamente protegido. Para mayor comodidad, su compuerta con interconexiones de seguridad automáticas corta el suministro de energía, lo que permite al usuario limpiar el filtro. Es aquí en donde también se puede ver su estado por medio de una pantalla.

Si este equipo se instala dentro de un sistema que contiene una unidad interior con motor de ventilador de velocidad variable, no sólo removerá hasta un 99.98 por ciento de alérgenos del aire filtrado, sino que también eliminará las partículas de polvo en caso de que el aire interior se mantenga igual o por debajo del 50 por ciento de humedad.

Dado que un motor de velocidad variable puede operar a velocidad inferior, también podrá ahorrar en el consumo de energía, debido a la reducción en el costo del servicio. Además, la ingeniería del CleanEffect® opera de manera silenciosa ofreciendo un ambiente tranquilo.

Proceso de filtrado
Un gran flujo de aire y una completa eliminación de partículas en tres sencillos pasos:

  1. El prefiltro atrapa las partículas más grandes como cabello y pelusa
  2. Los corpúsculos más pequeños pasan a través de un campo electrostático que les administra una carga de energía para que éstos «quieran» adherirse
  3. Las celdas de recolección atrapan las partículas cargadas hasta que el usuario lava o vacía el sistema

¿Cómo se remueven las partículas dañinas?
Este sistema de filtración puede atrapar alérgenos de un tamaño tan pequeño como de 0.3 micrones. Cabe mencionar que las partículas irritantes como polvo, hollín, esporas y bacterias son del tamaño antes mencionado, generalmente. Esto se logra gracias a la acción del cargador electroestático de campo, el cual atrae los contaminantes hacia la celda principal para filtrarlos.

El equipo remueve las partículas indeseables que pasan por el filtro, sin obstaculizar el flujo de aire de manera significativa, haciéndolo hasta 100 veces más efectivo que un filtro tradicional. Además, al remover estas partículas diminutas, el tiempo de mantenimiento se alarga hasta 12 meses, pues existe un prefiltro que se encarga de los elementos más grandes, para que las celdas recolectoras filtren las más pequeñas.

 

Jaime Jiménez. Ingeniero civil con una maestría en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Ha recibido diversos diplomas por parte del Programa de Entrenamiento de Graduados de Trane, al haber cursado programas como Ingeniería Profesional de Ventas, Construcción de Sistemas de Administración y Administración del Liderazgo. Actualmente, es director general de Trane de México.