Sanitizantes y Químicos HVAC

2255

El uso de sustancias químicas en los sistemas HVAC es un tema que genera un interés cada vez mayor en la industria. Sus aplicaciones ofrecen cuantiosos beneficios para los profesionales de servicio, pues permiten realizar sus labores con mayor precisión y otorgar mejores resultados.

Además de las precauciones necesarias al utilizar químicos en los sistemas HVACR, se deben tomar en cuenta algunos aspectos relacionados con su almacenamiento y posibles reacciones con otros elementos.

Manuel Merelles.

La eliminación de contaminantes desde su origen aún es el mejor método para los sistemas de climatización de limpieza y descontaminación; sin embargo, los productos químicos también se pueden aplicar en los sistemas HVAC para un sinfín de funciones, sobre todo en el tema de mantenimiento.

A00003524Precauciones al utilizar químicos
Ventilación. Una buena ventilación en el cuarto en el que se aplican los químicos es muy recomendable para el uso seguro de los sanitizantes
Protección de ojos y rostro. Las buenas prácticas recomiendan el uso de goggles de seguridad para todos los procedimientos que involucran el manejo de productos químicos
Protección de piel. Se aconseja que como mínimo se utilicen guantes de goma, neopreno u otro material impermeable a los químicos que se manejan
Protección respiratoria. No se requiere en estos casos

Según el entorno y las condiciones que se presenten en las instalaciones, es posible encontrar numerosos tipos de contaminantes dentro de los sistemas HVAC. Algunos de ellos pueden contribuir a la formación de moho, hongos o al crecimiento microbiológico; mientras que otros contaminantes incluyen desechos de fuentes de aire externas, residuos de daño de fuego, polvo e insectos, por mencionar algunos.

Para contrarrestar dicha problemática, existen diversos químicos que se aplican en los sistemas de ventilación y aire acondicionado, como bactericidas, fungicidas, desodorantes, inhibidores de gases de humos tóxicos y fórmulas especialmente diseñadas para prevenir los incendios, entre muchos otros.

La aplicación de dichos químicos a estos sistemas es a través de un nebulizador (fogger) que rocía la superficie total de las instalaciones para obtener un mejor resultado e higienizar adecuadamente; sin embargo, también es posible utilizar rociadores o llevar a cabo la aplicación directamente con trapos (el método de aplicación que se elija debe ser el que se especifique en las instrucciones de la etiqueta del producto).

Los líquidos antimicrobianos sólo se deben aplicar después de la limpieza de las superficies, ya que si se encuentran sucias, con polvo o basura, la eficacia del producto puede verse afectada. Su evaluación se hace con base en el patrón de uso (lugares de uso) y los riesgos asociados con una posible exposición a los químicos. Al utilizar cualquier producto antimicrobiano es necesario seguir las instrucciones con cuidado y utilizar el equipo de protección personal según las indicaciones de la etiqueta.

Entre las opciones disponibles en el mercado mexicano, Envirocon, de la empresa Air-Care, es un bactericida, fungicida y desodorante registrado bajo los estándares EPA para su aplicación en sistemas de aire acondicionado y ventilación. Resulta altamente efectivo al eliminar microorganismos asociados con la proliferación de moho y el crecimiento de bacterias; además, uno de los grandes beneficios que brinda es su baja toxicidad, por lo que puede utilizarse en espacios ocupados, ya que no emite gases contaminantes o dañinos para el medioambiente, sin mencionar que en su composición no contiene ingredientes inflamables.

Este químico se constituye de clorito de sodio, característica que representa nulos riegos de daños a la salud. Sin embargo, se deben tomar ciertas precauciones al utilizarlo.

Además de las precauciones necesarias al aplicar y utilizar los químicos en los sistemas HVAC, se deben tomar en cuenta algunos aspectos que se refieren a su almacenamiento y posibles reacciones con otros elementos.

A00003525Es necesario evitar almacenar los químicos en cualquier condición que resulte en la evaporación de sal cristalina, así como evitar el contacto accidental del concentrado con ácidos, compuestos de cloro, hipocloritos (blanqueadores), compuestos de azufre y sulfito, fósforo, disolventes orgánicos y de material combustible/inflamable.

Al elegir un sanitizante es necesario considerar ciertos aspectos:

  • Impacto ambiental
  • Costo / beneficio
  • Método de aplicación
  • Calidad del agua disponible

Hay que recordar que no utilizar cantidades y procedimientos adecuados favorecerán la reproducción de las bacterias.
—————————————————————————————————————————————————