Responsabilidad social y plataforma de competitividad

1465

Por su compromiso con el medioambiente, Ecofrigo recibe un distintivo otorgado por la Semarnat por la reducción de GEI.

Un plan que evitó la emisión de 43 mil toneladas de CO2.

Sinaí Romo.

La temperatura global del planeta sigue en aumento debido a muchas circunstancias, entre ellas la acumulación de gases en la atmósfera que afectan a la capa de ozono y favorecen la radiación solar. De acuerdo con el Protocolo de Kyoto, son seis los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que favorecen al calentamiento global:

  • Dióxido de carbono (CO2)
  • Metano (CH4)
  • Óxido nitroso (N2O)
  • Hidrofluorocarbonos (HFC)
  • Perfluorocarbonos (PFC)
  • Hexafluoruro de azufre (SF6)

En busca de terminar con la emisión de estos gases contaminantes, en 2011, la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (Cespedes) lanzaron un esquema de reconocimientos para las empresas, cuyos objetivos son:

  • Incrementar la competitividad de las empresas
  • Consolidar el impacto del Programa GEI México en la reducción de emisiones de dichos gases
  • Incorporar mecanismos de evaluación externa de GEI
  • Incentivar la participación de las empresas que voluntariamente desarrollan acciones que contribuyen globalmente a la estabilización de las concentraciones de emisiones de GEI

El programa es un plan nacional voluntario de contabilidad y reporte de GEI y promoción de proyectos de reducción de emisiones de GEI. El plan surge como respuesta del sector para adoptar acciones que combatan el cambio climático.

Conscientes de la importancia de mitigar dichos gases, Ecofrigo, un centro de acopio, reciclado y destrucción de refrigeradores y aires acondicionados, compitió por el reconocimiento, y el pasado julio le fue otorgado el premio por evitar la emisión a la atmósfera de 43 mil 134 toneladas de bióxido de carbono durante 2012.

La reducción de emisiones fue resultado del proyecto “Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por inhabilitación de refrigeradores”. Este año sólo cuatro empresas en el país recibieron esta distinción.

El reconocimiento, llamado GEI 3, se otorga a quienes demuestran, mediante un dictamen de verificación expedido por algún organismo acreditado por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), la reducción de emisiones de GEI y la mejora de sus indicadores de desempeño de carbono.

El protocolo usado para verificar los proyectos de mitigación se diseñó gracias al apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, el cual fue llevado a cabo por la alianza público-privada coordinada por la Subsecretaría de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat y la Cespedes.

Ecofrigo y su labor (Ver tablas comparativas)
Desde sus inicios, según el ingeniero Álvaro Lozano, quien forma parte de esta empresa, “Ecofrigo ha tenido la visión de utilizar su política ambiental como una herramienta de competitividad al trabajar con empresas corporativas que tienen estrategias de cambio climático, así como en el establecimiento de objetivos de reducción de emisiones de GEI”. Por ello, desarrollan procedimientos que incluyen las mejores prácticas y el uso de tecnología para evitar fugas de refrigerantes que provocan emisiones contaminantes.

La reducción de 43 mil 134 toneladas de CO2e se logró mediante el uso de mejores prácticas y tecnología en beneficio del medioambiente y la salud humana, además contaron con un mecanismo para estar al día con la política de mejoras continuas, midiendo y verificando el desempeño de sus procesos bajo los parámetros de Certificación RAL y del ISO 14064.

El costo del proyecto fue de 8 millones de pesos aproximadamente, que inlcuye el costo de la maquinaria, trasporte de recolección de los equipos, infraestructura para el correcto manejo de los refrigerantes, así como permisos de las autoridades correspondientes.

A pesar de haber obtenido el reconocimiento, Ecofrigo se enfrentó al mayor reto antes de lograr el proyecto: la concientización de los generadores de refrigeradores. “Los empresarios muchas veces no asimilan el daño generado al medioambiente cuando no se procesa adecuadamente la limpieza de un refrigerador antes de catalizarlo”, comenta Álvaro.

“La diferencia entre enviar los refrigeradores a una empresa que no tiene la tecnología necesaria y adjudicarlos a una empresa que garantice los procedimientos de las mejores prácticas y el uso de la tecnología en beneficio del medioambiente y la salud humana no es mayor a 100 mil pesos por equipo, en cambio, el compensar el daño generado por la liberación deliberada por no llevar un procedimiento adecuado tendrá un costo aproximado de 10 dólares por tonelada de CO2e”, agrega el ingeniero Lozano.

Sobre la acreditación de las entidades de verificación, ésta es expedida por la EMA acorde con las especificaciones de la NMX-SAA-14065-IMNC-2008 ISO14065.

Para finalizar, Álvaro Lozano comenta las expectativas que tiene sobre este tipo de procesos que el Gobierno está llevando a cabo.

“Esperamos que, con este reconocimiento y las acciones que dan certidumbre de que se puede evitar el daño al planeta y que además es sustentable, ya que el costo es menor, se incremente el número de equipos que se destruyen adecuadamente, evitando el daño que causan las sustancias que contienen los refrigeradores, aires acondicionados y cualquier otro equipo que requiera de un tratamiento especial. Y, de este modo, generar el volumen necesario para financiar la tecnología para llevar a cabo estos procesos.

Expertos en el tema consideran que la implementación de este programa es un instrumento que incita a las empresas a participar, y con lo cual se ha logrado que más del 40 por ciento de las empresas en México cuenten con una estrategia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

A0CG0000708

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por inhabilitación de refrigeradores

A través del Programa GEI México, las empresas cuentan con diversas opciones que permiten dar cumplimiento a lo establecido en la ley General de Cambio Climático, y gracias a estas acciones, existe un potencial de mitigación de 51 millones de toneladas de CO2 anuales.

Metodología y fórmulas para el cálculo de emisiones

  1. Cuantificación de refrigeradores que ingresan a la planta
  2. Fichas técnicas de los equipos, en la cual se indique el tipo de gas que contienen
  3. Recuperación del gas contenido en los equipos por medio de un sistema de extracción de Fase 1, el cual permite alcanzar un porcentaje de recuperación mayor al 90 por ciento
  4. El gas recuperado y contenido en tanques se pesa por medio de tara para diferenciarlo del peso neto del tanque
  5. Se calculan las emisiones evitadas asociadas al gas recuperado
  6. Se estima la cantidad de gas que no se logró recuperar
  7. Se calculan las emisiones liberadas contenidas en el polímero espumante que fue separado durante el proceso de inhabilitación de los refrigeradores
  8. Se calculan las emisiones de GEI por transporte y consumo de energía eléctrica asociada al proceso de inhabilitación de refrigeradores

—————————————————————————————————————————————————