Refrigeración móvil: selección y especificación

903

El transporte refrigerado es un eslabón muy importante para la cadena de frío. Conocer su funcionamiento, componentes y las diferentes tecnologías te ayudará a seleccionar la mejor opción para un proyecto

Fotografía y redacción: Danahé San Juan

Fotografía superior. Juan Manuel Santana y Fidel Fierros

La cadena de frío es de suma importancia para que la vida pueda realizarse con normalidad. Entre sus eslabones, podría decirse que el transporte refrigerado es el que da el sustento, es decir, si el valor de su operación se equiparara con el cuerpo humano, el transporte refrigerado sería la columna vertebral.

Sobre este tema trató la capacitación “Refrigeración para el transporte. Aprender a calcular para la correcta selección, instalación y aplicación de equipo” que Juan Manuel Santana, gerente de Aplicaciones en la División de Transporte Refrigerado para BOHN de México, impartió como parte del programa de capacitaciones de ANDIRA.

El ingeniero Santana comenzó su exposición señalando que un transporte refrigerado es un equipo de enfriamiento mecánico colocado en una caja isotérmica e instalado en una unidad móvil, cuyo principal propósito es bajar la temperatura interior de la caja vacía y mantenerla en las condiciones requeridas de modo permanente para salvaguardar los productos que deba trasladar.

Tras esta definición precisó que, para lograr mantener la temperatura adecuada de los productos, éstos deben encontrarse a la temperatura deseada desde antes de introducirlos al transporte refrigerado. Mientras que para conservar el nivel temperatura, se debe seguir una serie de pasos para eliminar cualquier factor que pudiera disminuir su eficiencia. Los factores que se deben evitar se relacionan con el cuidado de las puertas, la calidad de los empaques, el aislamiento, el cuidado de la carrocería, el uso de cortinas de plástico para evitar que el frío del transporte escape o el calor del exterior se introduzca, entre otros.

Santana hizo hincapié en que no se debe pasar por alto ninguno de los factores mencionados, ya que suelen ser errores muy comunes, que llegan a pasar desapercibidos y que afectan seriamente al equipo de refrigeración y su contenido.

Néstor León Trejo y Rodolfo Martínez de Grupo Refrigerantes

Tecnología de vanguardia
La refrigeración móvil surgió para cubrir la necesidad de mantener la inocuidad de productos perecederos. Punto por el que además es un beneficio para la economía de una nación, ya que contribuye al desarrollo, pero también para la sociedad, al procurar la calidad de vida de las personas.

Tras mencionar algunos detalles técnicos sobre el transporte refrigerado y sus componentes, el gerente de Aplicaciones de BOHN de México destacó algunas de las novedades tecnológicas que existen para este rubro de la industria del frío. Precisó que los vehículos refrigerados deben seguir también los protocolos de cuidado ambiental y eficiencia energética, pero si los puntos anteriores no se cumplen, entonces se estará fallando. Es ahí donde entra el papel del prestador de servicio, pues de la aplicación de las buenas prácticas depende la correcta operación del sistema.

No obstante, la responsabilidad no sólo recae en los prestadores de servicios, distribuidores y fabricantes. Tanto el usuario final como el transportista tienen la obligación de saber cómo opera el equipo y cuáles son los cuidados que se le deben procurar.

Al respecto, el ingeniero Santana comentó a Cero Grados Celsius que “es muy importante que todos los talleres de servicio cuenten con personal capacitado y certificado para cubrir las demandas de los usuarios finales”, ya que estos deben contar con el respaldo tecnológico y tener la seguridad de que se les venderá e instalará un sistema adecuado y que el servicio postventa también será el correcto.

De esta forma se evitará que el transporte refrigerado deje de cumplir con su cometido y que los productos que traslade sufran alguna merma. Una de las labores de los prestadores de servicio también se enfoca en instruir a sus clientes para que conozcan y comprendan que estas mercancías requieren cuidados especiales para garantizar el cumplimiento de su objetivo. Quien se dedique a dar mantenimiento o instalar unidades de refrigeración móvil debe atender ciertas medidas de seguridad:

  • Conocer el funcionamiento de un transporte refrigerado antes de operarlo o intervenirlo.
  • Contar con la capacitación del fabricante para poder reparar o instalar un equipo.
  • Seguir el manual y las recomendaciones del fabricante.
  • Utilizar el equipo de seguridad para evitar accidentes.

Es fundamental que todos los actores que se involucran en este sector conozcan previamente las opciones disponibles en el mercado: modelos convencionales, eléctricos, autónomos, de calor y frío, de múltiples temperaturas, placas eutécticas, híbridos, etcétera.

“El desconocimiento en los prestadores de servicio es una de las problemáticas principales en este rubro de la industria. Este tipo de capacitaciones sirven para que conozcan las tecnologías de vanguardia y puedan seleccionar el equipo correcto de acuerdo con la necesidad específica del usuario”, afirmó el ingeniero Santana.

Las necesidades en transportación del frío crecen de forma acelerada y cambian constantemente, además de que las regulaciones gubernamentales exigen que este tipo de transporte sea obligatorio, por lo que el expositor instó a todos los presentes a seguir las buenas prácticas y a acercarse a su fabricante y/o distribuidor autorizado cuando se tenga alguna duda sobre el equipo que deberá reparar o instalar. Esto para prevenir daños al sistema, o bien, evitar que ponga en riesgo su integridad física.

A la capacitación también asistieron Néstor León Trejo y Rodolfo Martínez, gerente de ventas de Grupo Refrigerantes –distribuidor autorizado de BOHN de México–, y gerente de ventas de la sucursal Ignacio Zaragoza, respectivamente. Las capacitaciones, coincidieron, ayudan a que el cliente conozca para qué están diseñados los equipos, lo que facilita que adquieran un producto adecuado y respaldado por una marca.