Recuperación de refrigerantes

3653

La transferencia de cualquier tipo de refrigerante a cilindros de almacenamiento y reciclaje es una práctica peligrosa. Por este motivo, siempre se debe trabajar en cumplimiento con normas de seguridad estrictas.

Importante: El refrigerante se expande al calentarse y puede ocasionar el estallido del cilindro si se carga en exceso, por ello se debe contar con válvulas de líquido y gas separadas, y estar equipado con un dispositivo de liberación de presión.

El gas presurizado y licuado puede generar rápidamente situaciones peligrosas. Si se utiliza en forma incorrecta, el gas líquido puede ocasionar lesiones graves en la piel, ojos y vías respiratorias, por eso es indispensable leer atentamente los consejos de seguridad del fabricante del refrigerante para su correcta manipulación.

Recomendaciones de seguridad
Siempre se prohíbe estrictamente fumar en todas las áreas de trabajo, y éstas se deben ventilar en presencia de refrigerantes. Éstos son más pesados que el aire y reducen el contenido de oxígeno en el aire. Los refrigerantes son invisibles e inodoros, la inhalación de los gases puede pasar inadvertida y ocasionar desmayos o incluso la muerte.

Se debe prestar especial atención en lo siguiente:

  • No sobrellenar el cilindro de refrigerante
  • No exceder la presión de trabajo del cilindro
  • Leer la estampa del cilindro
  • En los códigos de seguridad, no llenar los cilindros cerrados más del 80 por ciento en volumen con líquido
  • Nunca transportar un cilindro sobrellenado
  • No mezclar refrigerantes de diferente grado ni llenar un cilindro con un refrigerante que no sea el de la etiqueta
  • Utilizar únicamente cilindros limpios, libres de contaminación con aceite, ácido, humedad, etcétera
  • Inspeccionar visualmente los cilindros antes de utilizarlos y asegurarse de que se sometan a pruebas de presión constantes
  • Los cilindros de recuperación vienen con indicaciones específicas, según el país, para evitar confundirse con recipientes de refrigerante
  • No almacenar un cilindro lleno a alta temperatura ambiente ni expuesto al Sol

Los refrigerantes comprados se empacan en recipientes de-sechables y retornables. Los cilindros desechables a menudo exhiben prácticas muy incorrectas. Los refrigerantes a base de CFC que aún se compran actualmente son de mala calidad (contaminación). Generalmente, estos recipientes se desechan luego de su utilización y una gran cantidad de refrigerante se libera hacia la atmósfera.

Los fabricantes de refrigerantes han establecido voluntariamente un sistema de codificación de colores para identificar sus productos; los cilindros desechables y reutilizables se pintan o se distinguen a través de los siguientes indicadores:A0CG0000639

Utilización de unidades de recuperación

Las unidades de recuperación se conectan al sistema a través de válvulas de servicio o de paso de línea, o de pinzas pinch-off. Algunas permiten manipular refrigerantes en forma de líquido y vapor, y además cuentan con recipientes de almacenamiento incorporados.

Se debe tener cuidado de no permitir que el compresor succione el refrigerante si no cuenta con protección contra golpes de líquido.

Existen tres maneras diferentes de obtener protección contra sobrellenado (OFP)

i1Equipamiento del cilindro con un interruptor de flotación de nivel de líquidoLa unidad de recuperación se cerrará si se alcanza el 80 por ciento del volumen de llenado

Recuperación con conexión de OFP (interruptor de flotación)
—————————————————————-

I2

Ubicación del cilindro de recuperación sobre una básculaLa unidad de recuperación se desactivará si se alcanza el peso establecido

Recuperación con un cilindro sobre la báscula para medir pesos y OFP conectada
——————————————————-

i3

Ubicación del cilindro de recuperación sobre una básculaEl operador desactiva manualmente la unidad si se alcanza el 80 por ciento de carga del cilindro

Arreglo de cilindro, báscula y unidad de recuperación para observación manual
—————————————————————-

ADVERTENCIA: Los interruptores de cierre al 80 por ciento no siempre evitan el sobrellenado. Cualquier técnico que los utilice debe tener conocimiento de la responsabilidad y riesgos de seguridad que implican
—————————————————————-

Tipos de equipos de recuperación disponibles
Autónomo: cuenta con su propio compresor (u otro mecanismo de transferencia) para bombear refrigerante y extraerlo del sistema. No requiere asistencia de otro componente del sistema en el que se realiza la recuperación

Dependientes: los equipos de recuperación dependientes del sistema necesitan del compresor y/o de la presión del refrigerante del artefacto para brindar asistencia en la recuperación del gas. Las técnicas en las que se utiliza únicamente un tanque de recuperación refrigerado corresponden a esta categoría

Pasivos: en la recuperación pasiva se emplea una bolsa desinflada (bolsa de recuperación) para artefactos domésticos, entre otros, con el propósito de almacenar pequeñas cantidades de refrigerante a una presión cercana o apenas superior a la atmosférica (0,1 bar)
——————————————————————————————————————————————————

Con información de PROKLIMA, programa de la Sociedad Alemana para la de Cooperación Internacional (GIZ). Ha proporcionado asistencia técnica y financiera a países en desarrollo desde 1996 para la implementación de las disposiciones del Protocolo de Montreal relacionadas con sustancias que agotan la capa de ozono.