Protección contra incendio para HVAC

2715

En la fase inicial de un incendio, la temperatura aumenta ligeramente durante un largo periodo de tiempo. El volumen de humo se desarrolla y se extiende; sin embargo, mientras la temperatura del humo cerca de la compuerta cortafuego permanezca por debajo de 72 °C, la compuerta se mantendrá abierta.

Muchos edificios modernos están equipados con sistemas de HVAC. La mayoría funciona a través de una red de ductos, los cuales pasan a través de paredes y losas, lo que hace que el edificio sea vulnerable al fuego.

Sin medidas adicionales para la protección contra incendios, esta resistencia ya no estaría garantizada. No obstante, mediante compuertas cortafuego en los ductos de HVAC, se favorece que el área se mantenga aislada cierto tiempo cuando se presente un incendio.

Para evitar que el humo se propague en los edificios a través del sistema de aire acondicionado, es extremadamente importante que el humo sea detectado en una etapa temprana. Los detectores de humo funcionan según el principio de dispersión de luz para llevar a cabo la detección, independientemente de su temperatura, de tal modo que las compuertas cortafuego puedan ser cerradas antes de que la temperatura de liberación sea alcanzada.

En combinación, las compuertas cortafuego con actuadores de retorno por resorte y los detectores de humo pueden garantizar una protección óptima para las personas.

Mecanismos de liberación

Termoeléctrica con actuador de regreso por resorte

Las compuertas cortafuego motorizadas contienen mecanismos de liberación termoeléctricos y un actuador de resorte para regreso. Cuando la temperatura de liberación se alcanza (72 o 95 °C), el sensor de temperatura en el flujo del aire interrumpe el suministro de voltaje al actuador, y el resorte de retorno del actuador hace que la compuerta cortafuego se cierre.

Termomecánico con fusible

Las compuertas cortafuego estándar están equipadas con mecanismos de liberación termomecánicos. Estos sistemas se componen de dos placas de bronce que están conectadas entre sí por medio de una soldadura especial (fusible).

Si durante un incendio la temperatura en el conducto de ventilación alcanza la temperatura de fusión nominal de la soldadura, las dos placas se separan y la fuerza del resorte hace que la compuerta se cierre.

—————————————————————————————————————————————————

Con información de Topiltzin Díaz, de Trox