Profesionalizando al Sector

1193

La puesta en marcha del nuevo Estándar de Competencia y el desarrollo de cursos especializados para el personal técnico son tan solo una pequeña parte del trabajo que realiza el CET para el cumplimiento de nuevas metas. La participación del personal será pieza clave para que éstas puedan cumplirse.

El estándar contempla mantenimientos preventivo, correctivo y reconversión de equipos.
Redacción

El trabajo realizado por el Consejo en Excelencia Técnica (CET) en conjunto con el Grupo de Expertos (GE) que colaboran con su amplia experiencia en el campo de la refrigeración y el aire acondicionado, han llevado a la creación de un nuevo estándar, el primero de una serie que se desarrollarán con fines de profesionalizar al personal técnico, pero sobre todo de certificarlos en su labor.

Entre las principales novedades que podremos encontrar en este estándar está el área de refrigeración. El Consejo ha desarrollado su nuevo estándar partiendo de la idea de la especialización, mediante la división del conocimiento del sector para lograr un aumento en la capacidad de profundizar y dominar los temas de ambos sectores. Se empieza a partir de un principio básico que requiere del mejoramiento de habilidades, conocimientos, así como de la corrección de malos hábitos que se crean al no contar con el entrenamiento necesario para llevar a cabo los servicios de instalación, mantenimiento o reconversión de sistemas de refrigeración, de manera eficaz.

La especialización en sistemas de refrigeración de hasta 25 toneladas contempla a sistemas tanto comerciales como industriales, pues son los que actualmente demandan una mayor cantidad y calidad en los de servicios de instalación y mantenimiento. Por lo tanto requieren de mano de obra bien capacitada que realice servicios de calidad y efectivos.

Además de la especialización, otro punto de suma importancia es la creación de una cultura de prevención, contemplando dentro del estándar, el mantenimiento preventivo. Esto con el fin de disminuir el número de mantenimientos correctivos de los sistemas. Para ello, es necesaria la prevención que permite evitar gastos innecesarios y un ahorro de tiempo en la operación.

Otro punto importante es la reconversión de los equipos, una actividad que parte de la cultura de las buenas prácticas en los mecánicos de refrigeración, quienes al realizar un servicio de acuerdo al estándar, garantizan una disminución en el cobro de garantías, evitan el desperdicio de refrigerantes, factor que corto plazo generará una mejora en el impacto ambiental del país. Con esto, el nuevo estándar contribuye a la sustentabilidad del medioambiente, como se indica el manual elaborado por SEMARNAT/ONUDI y el libro oficial de consulta “Servicio y Operación de equipos de Refrigeración Comercial”.

El CET afirma su compromiso de fomentar y propiciar una cultura de educación, impulsar el desarrollo y crecimiento profesional y personal, para elevar la competitividad y productividad de las personas y de las empresas.

La certificación busca corregir los malos hábitos de los mecánicos

Los cursos
Con la finalidad de capacitar a los mecánicos, el CET ha diseñado tres cursos: Refrigeración y climatización (nivel 1); Refrigeración y climatización (nivel 2) y Especialización en refrigeración.

Los temas que abarca el curso en el primer nivel permiten al mecánico o a cualquier persona interesada, introducirse en el área de servicio y mantenimiento de equipos, adquiriendo conocimientos básicos y teóricos.

Para el segundo nivel se tiene como objetivo principal que los participantes conozcan los principios de funcionamiento de un equipo de refrigeración por compresión mecánica de vapor, las unidades de medición, los conceptos generalmente utilizados en el campo y la forma de operación de cada uno de sus componentes. Además, aprenderán la forma de operación y los símbolos eléctricos de los elementos usualmente instalados en los circuitos de control del sistema de refrigeración, así como las bases para la elaboración e interpretación de los diagramas eléctricos de control.

Dicho curso va dirigido a aquellos mecánicos en refrigeración que cuenten con conocimientos básicos y teóricos en refrigeración y climatización.

La capacitación tiene como finalidad identificar y conocer la forma en que se utilizan los diferentes tipos de herramientas y equipos para el servicio e instalación de los sistemas de refrigeración; la preparación y cuidados en el manejo de tubería de cobre para la elaboración del abocinado y la aplicación de soldadura; la forma de efectuar pruebas contra fugas; cómo llevar a cabo un correcto vacío; pasos para la carga y recuperación de refrigerante; diagnóstico de las fallas eléctricas y mecánicas más comunes en los equipos; así como el proceso de planeación de una instalación.

Por su parte, el curso de especialización está dirigido a aquellos mecánicos que cuentan con experiencia previa en el campo de refrigeración y climatización. El objetivo es que el participante cuente con el conocimiento necesario para realizar una correcta instalación y dar mantenimiento a equipos de hasta 25 toneladas de refrigeración, y ser reconocido como un profesional calificado para brindar servicios de excelencia.

Estos cursos han sido diseñados por expertos del sector, que cuentan con certificaciones internacionales y amplia experiencia en campo. Buscan corregir malos hábitos generados por la costumbre que lleva a los mecánicos en refrigeración a realizar malas prácticas, las cuales tienen repercusiones económicas para todo el círculo de valor y que puede traer consecuencias ecológicas al provocar pérdidas de refrigerante.

Los cursos desarrollados por el CET son avalados por la ANDIRA y garantizan la preparación de los participantes con fines de certificación en el estándar “E0506 Prestación de Servicios Instalación y Mantenimiento de Sistemas de Refrigeración hasta 25 toneladas de Refrigeración”.
—————————————————————————————————————————————————