Plug n’ Cool

963

A nivel global, el mercado de la refrigeración presenta una serie de necesidades puntuales: reducción del consumo energético, disminución del costo y volumen de los compresores, mayor desempeño de enfriamiento e instalación, operación y mantenimiento eficientes. La respuesta está en un sistema que optimice tiempo, costos y mantenimiento

John Prall / Imágenes: cortesía de Embraco

La industria HVACR está marcada por dos grandes tendencias de impacto global, la sustentabilidad, fruto de la necesidad de cambiar hacia modelos de menor impacto medioambiental, y las nuevas tecnologías. Atenta a las demandas del mercado, Embraco ha avanzado en el área de soluciones de refrigeración para llevar el frío a los lugares más diversos y para distintos usos, como tiendas, restaurantes y aplicaciones médicas, incluidas pantallas verticales, congeladores de helados y cuartos fríos.

El Plug n’ Cool es un sistema de refrigeración completo, simple y compacto, cuyo principal objetivo consiste en optimizar el tiempo, costos de instalación y mantenimiento, así como reducir el consumo de electricidad.

Una de sus innovaciones es el tiempo de instalación, en algunos casos hasta 70 por ciento más rápido; por ejemplo, una instalación que tomaba 15 días ahora toma tan sólo cinco, evitando molestias al usuario, además de que es más fácil de mantener y limpiar.

Este dispositivo tiene un bajo consumo de energía y es de mantenimiento rápido y fácil; también proporciona mayor frescura a los alimentos y un aumento potencial del volumen interno; esto sin mencionar que no requiere de una máquina, emite menos ruido y es amigable con el medioambiente.

 Flexibilidad de montaje

  • El cliente puede diseñar y personalizar la instalación acorde con su espacio
  • Dos opciones de modo de acoplamiento: flujo directo o en conductos de aire
  • Permite cambios en la dirección del flujo del aire
  • Posibilita reprogramar la velocidad del ventilador (opcional)
  • Es obligatorio establecer la lógica de descongelamiento. Sugerencia de 18 ciclos, con 10 minutos de descongelación al día

Cuidados e Instalación

  • El producto debe estar nivelado para garantizar el drenaje correcto del agua de descongelación
  • Asegurarse de que el sello y la limpieza del producto se lleven a cabo de manera que impida la entrada de partículas que puedan afectar el funcionamiento del equipo
  • Utilizar la junta de sellado suministrada
  • Asegurar la correcta conexión a la tubería de agua de drenaje
  • La conexión del Plug n’ Cool se realiza mediante el uso de los acopladores rápidos ya suministrados
  • Durante la instalación o el mantenimiento, las válvulas de agua deben estar cerradas
  • El manejo y el transporte deben ser realizados por profesionales y con los dispositivos adecuados
  • Para tener acceso a los componentes eléctricos es necesario quitar la cubierta trasera

Alta eficiencia y rápida instalación

Las unidades selladas del Plug n’ Cool están diseñadas, principalmente, para aplicaciones verticales congeladas y refrigeradas. También pueden reemplazar la sala de máquinas, evitando posibles fugas de gas y generando más espacio interno en la tienda, así como mayor rapidez en la instalación y el mantenimiento. Se trata de un sistema completo y modular, y en caso de una falla eventual, éste no deja de funcionar, ya que las otras unidades paralelas pueden mantener el equipo frío hasta que la pieza sea reemplazada. En el futuro, el propietario de la tienda puede actualizar la tecnología en el sistema de forma rápida, independiente y sin problemas.

Plug n’ Cool agrega más valor al sistema y garantiza una mejor conservación de los alimentos debido a su capacidad de enfriamiento más rápida y menor consumo energético. Además de la durabilidad y confiabilidad que ofrece, tiene un desembolso de inversión competitivo y un bajo costo operativo.

Impacto Mínimo

Este sistema de refrigeración tiene tasas de fugas insignificantes y permite a los usuarios finales operar en línea con GreenChillTM, una asociación de la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente, por sus siglas en inglés) integrada por minoristas de alimentos, cuyo objetivo es reducir las emisiones de refrigerante y disminuir el impacto en la capa de ozono y el cambio climático.

El sello distintivo de este equipo de enfriamiento es que proporciona una opción de refrigeración plug and play que simplifica el proceso de instalación y elimina la necesidad de una sala de máquinas. Esto permite a los ingenieros en refrigeración tener un tiempo de comercialización más rápido. Gracias a su diseño conceptual y modular otorga un nuevo nivel de flexibilidad para el diseño de las tiendas de comestibles y un mantenimiento más sencillo.

Adicionalmente, fue fabricado con componentes de máxima eficiencia y utiliza refrigerante R-290 (natural), por lo que cumple con los estándares de Estados Unidos.

Soluciones como el Plug n’ Cool están generando efectos positivos y significativos en el medioambiente, al mismo tiempo que contribuyen a una reducción en el uso de energía, un escenario en el que todos ganan, minoristas de alimentos, fabricantes de equipos originales y el mundo en el que operan.

Plug n’ Cool es un sistema de refrigeración completo que elimina la necesidad de una sala de máquinas y proporciona espacio interno adicional, así como facilidad de instalación y mantenimiento

—–

John Prall

Cuenta con más de 15 años de experiencia en la industria de la refrigeración comercial. Actualmente, se desempeña como ingeniero de soporte técnico para los Estados Unidos y Canadá en Embraco, puesto que ocupa desde 2012.