Nuevo estándar de competencia

1398

Conscientes de la importancia de contar con personal calificado dentro de las actividades del sector de la climatización, el CET trabaja para contar con un nuevo estándar de competencia que garantice un trabajo de calidad y técnicos con conocimientos aprobados por instituciones certificadas.

Los Estándares de Competencia son las definiciones de los conocimientos, las habilidades, destrezas y actitudes requeridas para que una persona realice cualquier actividad productiva, social o de gobierno, con un nivel de alto desempeño, definido por los propios sectores.

Sinaí Romo

La Secretaría de Educación Pública (SEP) a través del Conocer (Conocimiento, competitividad y crecimiento) ha creado un Sistema Nacional de Competencias de las personas con el fin de impulsar la calidad de la fuerza laboral y empresarial del país; así, fortalecer la productividad y capacidad de crecimiento de las empresas.

Dicho sistema se rige mediante los Estándares de Competencia (EC), que se refieren a los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes requeridas para que una persona realice cualquier actividad productiva, social o de gobierno, con un nivel de alto desempeño, definidas por los propios sectores.

Es en este punto donde el Consejo en Excelencia Técnica (CET) desempeña un nuevo trabajo en su búsqueda por formar técnicos mejor capacitados, por lo que reúne esfuerzos para desarrollar un nuevo EC para el sector de la refrigeración.

Para alcanzar el objetivo, el Comité de Gestión por Competencias se apoya en grupos técnicos de expertos, quienes son capacitados por el Conocer en el proceso de elaboración.

El estándar que desarrolla el CET está dirigido especialmente a profesionales técnicos, supervisores de obra, así como a ingenieros de proyectos que trabajan en el área de servicios para el área de refrigeración.

Inés Pliego, gerente del CET, comenta cuál es principal objetivo del nuevo estándar: “El EC trata de crear conciencia en los profesionales técnicos de refrigeración respecto de las normas de seguridad, la metodología de trabajo y la forma correcta de realizar una instalación de equipos de refrigeración”.

El CET ha trabajado durante aproximadamente un año, durante el cual han llevado a cabo diversas jornadas en las que se estructuraron y homologaron los conocimientos mínimos necesarios con los que debe contar un candidato a obtener la certificación en el estándar.

Para el desarrollo del EC colaboró un Grupo Técnico de Expertos, integrado por presidentes, directivos y administradores de las diferentes áreas de negocio y gestión de las empresas, sindicatos, organizaciones e instituciones gubernamentales, que por sus conocimientos y experiencia poseen información clara y precisa acerca de la conformación del sector y funciones principales que realizan; además de ser capaces de crear instrumentos que permiten medir los conocimientos de las personas de manera objetiva.

Por otra parte, se cuenta con un Grupo Técnico de Expertos en la Función Individual, el cual realiza una tarea a estandarizar, con un nivel experimentado; igualmente, posee un conocimiento técnico preciso y actualizado acerca de la materia. Ellos son los responsables de disgregar la función individual para poder identificar los elementos que componen el Estándar de Competencia y el Instrumento de Evaluación de Competencia.

El sector HVACR necesita fortalecerse, y para lograrlo, se requieren programas de certificación

“La creación de nuevos estándares siempre debe realizarse en conjunto con especialistas en la materia, y en este caso contamos con expertos en soldadura, manejo de gases, seguridad en la industria, así como con instituciones de normalización, con el fin de crear estándares que se encuentren a la vanguardia”, menciona Inés Pliego.

Sobre la importancia de contar con un estándar así, Pliego comenta: “con este estándar buscamos que los técnicos en refrigeración cuenten con una forma de trabajo más segura, organizada, repetitiva y estandarizada, para poder reducir los accidentes de trabajo y problemas de garantías en las instalaciones y equipos ya instalados de refrigeración. Importante también para brindar servicios de calidad y elevar la competitividad, otorgando, de tal manera, valor y reconocimiento económico y social a los servicios brindados en el sector de la industria HVACR”.

Por otro lado, menciona que contar con profesionales técnicos capaces de entender una metodología de trabajo segura y organizada y que estén preparados para cumplir con los cambios que se exigen en el país, contribuye a la profesionalización del personal técnico en México y a la aplicación de normas que protegen y ayudan al medioambiente.

La creación del estándar logrará que el país cuente con profesionales en refrigeración capaces de entender la importancia que tiene la seguridad al realizar su labor, el cuidado que le deben ofrecer a sus herramientas y equipos de trabajo y les ayudará a perfeccionar su trabajo cuidando cada uno de los parámetros críticos que pueden afectar el buen funcionamiento de los equipos instalados.

Una vez desarrollados y establecidos los contenidos del estándar, toca el turno del Consejo para difundir su contenido y alcances a través de empresas, escuelas, tiendas especializadas y organismos de la industria de la refrigeración; haciendo énfasis en la importancia que tiene contar con un estándar que pueda dar la certeza al usuario final y al fabricante de equipo de que la forma de instalar los equipos está normalizada y probada para el mejor desempeño de acuerdo con la capacidad del equipo, pues los técnicos a cargo contarán con la información necesaria para llevar a cabo su trabajo profesionalmente.

“En México, el sector HVACR necesita fortalecerse, para lograrlo se requiere de programas de certificación avalados por los gobiernos, académicos y aquellas organizaciones reconocidas del sector. Por eso, el CET ha trabajado constantemente en el desarrollo del nuevo EC, en busca de enseñar, capacitar y concientizar a los trabajadores del ramo”, finaliza Inés Pliego.

Contar con trabajadores capacitados ayudará a la economía mexicana, al mejor desempeño de las actividades, a tener clientes satisfechos y menores fallas.

—————————————————————————————————————————————————