Navegando seguro por internet

1526

A0CG0001716En la reciente sesión de la Asociación Nacional de Distribuidores de la Industria de la Refrigeración y el Aire Acondicionado (ANDIRA), el licenciado Miguel Ángel Mendoza López, actual Security researcher en el ESET Latinoamérica, compañía dedicada al desarrollo, la investigación y comercialización de soluciones de protección antivirus y seguridad informática, impartió la conferencia “Navegando seguro por Internet”, en la que se hizo hincapié en que los riesgos digitales no sólo afectan la vida cibernética, sino que pueden haber consecuencias reales, ante lo que resulta indispensable conocer medidas preventivas, como el uso de soluciones de seguridad, herramientas tecnológicas, la aplicación de buenas prácticas y la concientización y educación.

El evento se llevó a cabo con la participación de la iniciativa educativa México Ciberseguro, cuyo objetivo es crear un espacio online seguro con base en la concientización y educación de las personas para tener una navegación confiable. La Iniciativa surgió de un proyecto llamado “Securing Our eCity”, un modelo que poco a poco llegó a más lugares y fue impulsado por diversas organizaciones; así, en Argentina surgió “Argentina Cibersegura”.

A0CG0001717

Miguel Ángel Mendoza López, actual Security researcher en el ESET Latinoamérica

¿Qué es internet? ¿quiénes lo utilizan?
“Todos utilizamos este conjunto de redes a nivel mundial que permite interconectar computadoras y en el que existen servidores y clientes que nos permiten entrar a diferente información y recursos o servicios en la red”, comenta Mendoza López.

Las amenazas cambian constantemente y con la popularización de nuevas tecnologías, Android se convirtió en el sistema operativo móvil más utilizado, pero también el más vulnerable. Al respecto, el conferencista indicó que “los servicios más utilizados son los más vulnerables, pero no significa que sean los menos seguros”.

Destacó que los riesgos digitales no sólo afectan la vida cibernética, sino que pueden haber consecuencias reales. Por ejemplo, si realizas un pago en línea con tarjetas de crédito, un cibercriminal puede robar tus datos y hacer pagos a su conveniencia, ya que, para acceder a internet, seguramente has proporcionado información que te identifica de otras personas en el ambiente digital (perfil, dirección de correo electrónico e identidad, la cual se refiere a las contraseñas).

El motivo principal del robo de datos son las identidades, porque se pueden obtener beneficios forzados. Por eso, “uno de los objetivos principales es la protección de las contraseñas. Ya existen algunas alternativas, entre las que destaca el uso de las huellas dactilares; sin embargo, todavía no se ha popularizado y no se utiliza en todos los servicios; mientras tanto, se continuarán utilizando las contraseñas como puerta de acceso a la llamada identidad digital”, señala el experto.

Otro riesgo que se corre es a través del correo electrónico, porque puedes recibir mensajes que contienen códigos maliciosos, infectando el sistema y permitiendo que el atacante entre a tu equipo.

Menores de edad
Dentro de los principales objetivos de la iniciativa se encuentra la protección a los menores de edad, quienes no conocen o no están conscientes de las implicaciones.

En la actualidad, debes saber que hay amenazas que se han desarrollado con el propósito de dañar a las personas de distintas maneras, por ejemplo, el ciberbullying (acoso a través de las redes sociales), el grooming (se contacta a los menores creando un círculo de confianza para después pedirles favores sexuales), el sexting (se comparte contenido sexual como fotografías o mensajes) o la sextorsión (el sexting da pie a la extorsión infantil). Ante este hecho, te recomendamos algunas medidas de seguridad:

  • Uso de soluciones de seguridad o herramientas tecnológicas
  • Aplicación de buenas prácticas
  • Concientización y educación

Buenas prácticas

  • Instala y actualiza soluciones de seguridad contra malware
  • Actualiza el sistema operativo y las aplicaciones que utilizas
  • Respalda tu información periódicamente
  • Verifica las fuentes de software y aplicaciones que instalas en tus dispositivos
  • Emplea mecanismos de seguridad adicionales
  • Mantén las contraseñas en secreto
  • Nunca entregues o compartas información personal
  • Desconfía de los mensajes que lleguen a tu correo electrónico o cuentas si no reconoces la dirección
  • No hagas en internet lo que no harías en tu vida cotidiana
  • Infórmate acerca de las amenazas virtuales.

Con los menores:

  • Establece relaciones de confianza y comunicación
  • Educa y forma a tus hijos para un buen comportamiento
  • Emplea soluciones de control parental
  • Configura el equipo para evitar el acceso a contenido ofensivo.

Ya que los adolescentes, los menores de edad o los adultos mayores son los más vulnerables en la red, lo importante es trabajar en herramientas de protección; primero, conociendo los riesgos que pueden afectar el uso de la tecnología, para después informar a la gente sobre el mejor uso de las redes sociales.

Por Victoria Zárate / Bruno Martínez, fotografías