Mantenimiento y salud

1874

De un tiempo a la fecha, se ha podido notar cada vez con mayor énfasis la preocupación de las personas por la salud. El mundo de la construcción e instalaciones, específicamente las de HVACR, no son la excepción.

Luis Ernesto López León.

Mantenimiento y salud¿Por qué se deben limpiar internamente los ductos de aire acondicionado? Cada día hay mayores avances para lograr la sustentabilidad; la Calidad del Aire Interior (IAQ, por sus siglas en inglés) es una de ellas. Hay muchos aspectos que se deben de considerar para alcanzar la IAQ, tanto en inmuebles nuevos como ya existentes. Pero de todo esto surgen los siguientes cuestionamientos: ¿Es importante la limpieza de los ductos para el sistema de aire acondicionado? ¿Qué relación existe con el IAQ?

En 1977, en una convención de la Legión Americana que se llevó a cabo en el Hotel Bellevue Strafford, en Filadelfia, 283 personas de 4 mil que asistieron a dicha convención, enfermaron por causas atribuidas al sistema de aire acondicionado. De esos legionarios que se infectaron, 34 murieron.

En un principio pensaron que la causa fue el agua del hotel, pero después de las averiguaciones resultó que el sistema de aire acondicionado −específicamente la red de ductos− estaba contaminada con una bacteria no conocida hasta ese momento. Dicha bacteria fue llamada Legionella Pneumophilia, en honor a esos legionarios infectados.

Posteriormente, hubo más casos de personas infectadas por estar expuestas a un ambiente acondicionado con ductos contaminados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1982, definió el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) como un “conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados que produce, en al menos un 20 por ciento de los ocupantes, un conjunto de síntomas tales como, sequedad e irritación de las vías respiratorias, piel y ojos, dolor de cabeza, fatiga mental, resfriados persistentes e hipersensibilidades inespecíficas, sin que sus causas estén perfectamente definidas”.

Cuando hablamos del SEE, se debe considerar que hay una ausencia de IAQ, pero esto no quiere decir que no se pueda lograr. Hay varios elementos que se deben considerar siempre para conseguirla, como qué tipo de recubrimientos se han utilizado, tipo de alfombra o de iluminación, pero en este caso nos enfocaremos específicamente al sistema de aire acondicionado.

De aquí se derivan dos situaciones referentes a su calidad: el mantenimiento de los equipos de aire acondicionado, el cambio recurrente de los filtros para el aire, y la limpieza del sistema de ducto para el aire acondicionado, aspecto en el que enfocaremos esta lectura.

Una red de ductos para aire acondicionado es un espacio ideal para mantener un caldo de cultivo de bacterias, hongos y microorganismos en general que pueden afectar, y de manera muy grave la salud de las personas. Es un espacio cerrado, húmedo, sin luz y siempre ventilado. Pero también es un espacio donde se pueden encontrar elementos químicos que también son muy perjudiciales para la salud. A continuación se enlistan algunos de ellos.

Elementos microbiológicos

  • Legionela
  • Coliformes
  • Estafilococo
  • Moho
  • Estreptococos
  • Pseudomonas

Elementos químicos

  • Fibras
  • Dióxido de carbono
  • Monóxido de carbono
  • Monóxido de nitrógeno
  • Dióxido de nitrógeno

El mantenimiento tradicional de sistemas de aire acondicionado se enfoca en el equipo, cambio de filtros, limpieza del equipo, del ventilador, poleas, turbinas y así se puede seguir según el tipo de instalación y de equipo. Pero la red de ductos normalmente no es considerada a pesar de ser parte muy importante del sistema.

Beneficios de la limpieza
Según datos de European Lung Fooundation (ELF), el coste económico anual de las enfermedades respiratorias en Europa se estima aproximadamente en los 102 mil millones de euros o en 118 euros por persona. Los factores que suponen un gasto mayor son los días laborales perdidos, que alcanzan un total de 48 mil 300 millones de euros, o el 47.7 por ciento del total, y la atención médica hospitalaria, que supone 17 mil 800 millones de euros, o un 17.5 por ciento del total. La atención médica ambulatoria supone 9 mil 100 millones de euros más (8.9 por ciento) y el tratamiento farmacológico, otros 6 mil 700 millones de euros (6.6 por ciento, IVA incluido). La mortalidad prematura y la rehabilitación se calculan en 20 mil millones de euros (19.6 por ciento) [http://www.es.european-lung-foundation.org/490-european-lung-foundation-elf-impacto-econ-mico.htm]

De acuerdo con la National Energy Management Institute (NEMI), en edificios considerados “sanos” se puede incrementar la productividad general de la empresa mejorando las condiciones ambientales como mínimo en un 1.5 por ciento. En edificios donde existe algún tipo de deficiencia, los incrementos son entre el 7 y el 10 por ciento. Y según el Buildings Owners and Managers Association (BOMA), dichas mejoras rondan en promedio el 18 por ciento de incremento en productividad.

Además de las razones muy evidentes que se acaban de mencionar, relacionadas con la salud de las personas que ocupan un ambiente acondicionado, existen otras razones de peso por las que una limpieza programada de ductos debe ser considerada.

Existen datos generados en algunos países, como Estados Unidos, donde hay una cultura muy arraigada de limpiar internamente la red de ductos. Uno que debe llamar mucho la atención es que con 1/16 de pulgada de espesor de polvo, la eficiencia de enfriamiento del equipo en ese sistema se puede reducir entre un 15 y un 20 por ciento (http://ductolimpio.com.ve/preguntas_frecuentes.htm).

Esto da como consecuencia lógica que el consumo eléctrico se vea incrementado de manera significativa. Cabe mencionar que en un inmueble, el mayor consumo de energía eléctrica lo hace el sistema de aire acondicionado.

Otra consecuencia que se debe tener en cuenta es que un equipo ineficiente disminuye su tiempo de vida útil. Al limpiar de manera regular la red de ductos, se favorece un mayor tiempo de vida del equipo en cuestión.

Otro punto que también es relevante se refiere al mantenimiento. Con una red de ductos libre de polvo y elementos, el cambio de filtros tiende a ser más espaciado, así como el resto de sus partes.

Después de lo anterior, hay muchas razones por las que se debe considerar una limpieza, por lo menos anual, en la red de ductos en un programa de mantenimiento, por salud y por ahorro económico y energético.

Limpieza interna de ductos
Lo primero que debe hacerse es recopilar la mayor cantidad de información posible. Planos de los ductos, saber si llevan forro y si es externo o interno. Saber tamaños de ductos, número de rejillas y difusores de la red a limpiar.

Una limpieza adecuada debe iniciar inmediatamente después del equipo, y así continuar hasta la parte más alejada del mismo. En recorridos muy largos, se deben hacer registros para poder acceder al interior de los ductos. Estos registros posteriormente deberán ser cerrados herméticamente.

Las rejillas deben ser quitadas para lavarse y al final del proceso volverse a colocar.

Existe equipo y químicos especializados para llevar a cabo una limpieza profunda y profesional.

Químicos para la limpieza

  • Polimérico: encapsula el polvo residual adhiriéndolo al ducto para que no salga al exterior
  • Germicida: mata hongos, bacterias y virus como un fungicida que desinfecta y deodoriza
  • Neutralizador de olores: elimina y neutraliza los olores para que al encender el equipo no desprenda ningún olor

Equipo especializado

  • Aspiradoras potentes que absorben el polvo que se retira de las paredes del ducto
  • Cepillos electromecánicos: se introducen al interior del ducto, estos giran en ambas direcciones de las manecillas del reloj y van desprendiendo el polvo acumulado en el interior del ducto
  • Aspersores: para mandar atomizada la carga de los químicos descritos anteriormente

El objetivo de una limpieza interna es proporcionar una mejor Calidad Ambiental Interna a los ocupantes del inmueble. De acuerdo a la U.S. Environmental Protection Agency (EPA), la mayoría de las personas, sobre todo en zonas urbanas, pasan el 90 por ciento de su tiempo en espacios interiores. Y en muchos edificios, el aire interno está hasta 70 veces más contaminado.

Un servicio de este tipo va a ofrecer una mayor sensación de confort y de limpieza a los ocupantes del edificio, pero además tendrá como efecto secundario ahorro energético y económico.
—————————————————————————————————————————————————

Luis Ernesto López León
Es responsable del departamento de Ventas de la empresa Ductos Limpios S.A. de C.V.