Mantenimiento preventivo a motores de refrigeración

4935

Revisar periódicamente los motores eléctricos empleados en refrigeración garantiza su óptima operación, durabilidad, un ciclo de vida adecuado y ahorros en el sistema.

Por Luis Millán.

Dentro del ciclo de refrigeración, los motores eléctricos cumplen una parte importante del propósito, ya que se encuentran en el compresor, el evaporador y el condensador.

En la refrigeración comercial se ha optado por sustituir los compresores de tipo abierto acoplados por motores eléctricos, debido a la mejora en la eficiencia por el uso de compresores herméticos y semiherméticos.

Comúnmente, los motores se encuentran en evaporadores y condensadores, por lo tanto, es preciso conocer los procesos de mantenimiento preventivo de estos dos componentes.

Evaporador
En este equipo se utilizan motores de tipo abierto y cerrado. Por lo regular, se encuentran en lugares que presentan difícil acceso, ya sea por altura o por el mismo producto de la cámara por refrigerar. Se pueden encontrar acoplados directamente o acoplados por bandas. Dentro del mantenimiento preventivo, se tendrá que confirmar la temperatura de aplicación del motor, debido a que poco será lo que se pueda hacer si se tiene un motor seleccionado para una temperatura media y la aplicación de la cámara es de baja o extrabaja temperatura (-30 a -40 °C).

Las principales fallas de los motores eléctricos se deben a fallas en los rodamientos. Muchos de los fabricantes utilizan motores libres de lubricación, es decir, sellados, por lo que no es necesario lubricar, pero existen motores que sí lo requieren.

Para el caso de los motores que requieran lubricación, será necesario realizar esta acción dentro de un plan de mantenimiento establecido, asegurándose de utilizar el tipo de lubricante adecuado para la temperatura de aplicación.

Es común que el motor del evaporador trabaje más que el del condensador, ya que el primero se detiene en algunos casos durante el ciclo de deshielo, mientras que el condensador cicla o se detiene con la operación del compresor.

Es poco probable que falle un motor eléctrico por calentamiento en esta aplicación, pues se encuentra en contacto constante con bajas temperaturas; pero es importante considerar que dentro de la inspección del mantenimiento preventivo se deberá de asegurar de que no existan obstrucciones del flujo de aire proporcionado por el ventilador acoplado al motor eléctrico, ya sea debido a el escarchado excesivo del serpentín o por el bloqueo del ventilador, siendo ésta la causa más común.

Bajo estas consideraciones, puede llegar a fallar el motor por el aumento en el consumo de corriente; por lo cual, se debe asegurar la correcta operación de los componentes eléctricos de protección (relevadores de sobrecargas, interruptores termomagnéticos, etcétera).

Condensadores
Es más común el fallo de los motores acoplados en los ventiladores de los condensadores por los cambios de temperatura, distintas densidades de aire del medioambiente y exposición solar. Generalmente, los motores de estas aplicaciones son cerrados para evitar la entrada de agua, polvo y otros elementos extraños a él.

Muchos de estos motores se encuentran en posición vertical, por lo que se deberá de tener mayor atención en la revisión de los cojinetes, ya sea de rodamiento o de empuje.

Al igual que en el caso de los evaporadores, la lubricación será parte del programa de mantenimiento preventivo, la rutina de revisión deberá ser más constante que en el caso de los motores de los evaporadores para la detección temprana de fallas en rodamiento y sobrecalentamientos de los devanados.

Es importante revisar las condiciones del serpentín del condensador para evitar sobrecargas en los motores del condensador que se presentan por las caídas de presión de aire, generadas por un condensador sucio con polvo u otros elementos. Igualmente, se debe tomar en consideración la revisión de los componentes eléctricos (relevadores de sobrecargas, interruptores termomagnéticos, etcétera).

En estas dos aplicaciones, los motores se utilizan acoplados a ventiladores; por tanto, se deberá de considerar la revisión de sus componentes, ajustes, así como las condiciones de la flecha motriz.

Ventajas
•           Ciclo de vida del producto más amplio
•           Ahorro energético al evitar forzar el proceso del sistema activo
•           Bajo costo en comparación con mantenimiento correctivo
•           Ahorro económico al prevenir compra constante de nuevas refacciones
•           Mayor desempeño del sistema de refrigeración

Tips
•           Realizar el mantenimiento periódicamente
•           Confirmar la temperatura de aplicación del motor
•           Verificar rodamientos en caso de no contar con un motor libre de lubricación
•           Utilizar lubricante adecuado
•           Examinar componentes eléctricos: relevadores de sobrecargas, interruptores termomagnéticos
•           Utilizar refacciones de calidad
•           Llevar una bitácora de mantenimiento, que incluya fechas y productos que se utilizaron en el mantenimiento
—————————————————————————————————————————————————

Ingeniero Luis Millán
Es gerente de Ingeniería y Soporte Técnico de T&P Refrigeración.