Manipulación de refrigerantes

6598

Los refrigerantes son la sangre de los sistemas HVAC, por lo que es importante que sepas cómo manipularlos para disminuir riesgos de operación y hacer más eficiente el funcionamiento de los equipos

Marco Calderón

El desarrollo acelerado de la tecnología ha permitido la integración en el mercado de nuevos equipos que requieren de tu capacitación para garantizar el correcto manejo de los refrigerantes con los que funcionan. En la actualidad, existen diferentes protocolos de seguridad para cada tipo de refrigerante que ayudan a reducir los daños a la atmósfera y a tu salud.

Para prevenir accidentes o fugas es importante que conozcas los riesgos que representa el manejo de cada uno de ellos. Por ejemplo, hay algunos productos sujetos a presión que requieren una temperatura precisa. En otros casos, el uso descuidado puede causar quemaduras por congelación si expones tu piel a estas sustancias. Por todas estas razones, hay que manejarlos bajo estrictas medidas de seguridad, como el uso de guantes, mangas largas, lentes, etcétera.

Otro aspecto relevante es que los gases refrigerantes son sustancias que, en altas concentraciones, contaminan el aire de los lugares en donde se encuentran. Una fuga en cantidades importantes, en consecuencia, ocasionaría la falta de oxígeno, por lo que podrías experimentar desmayos o, incluso, intoxicarte gravemente. Por este motivo es muy importante que cuando los manipules, ya sea en fase líquida o en estado gaseoso, siempre te asegures de contar con una buena ventilación en el área de trabajo.

Riesgos por uso inadecuado
Por lo general, técnicos y usuarios cuentan con algunas nociones acerca de los riesgos que representa su incorrecta manipulación. Sin embargo, por ser un tema que no abordan de manera cotidiana ocurre que, en caso de accidentes, como cilindros rotos o reventados, desconozcan el protocolo a seguir para salvaguardar su vida. Por ejemplo, cuando la presión existente en los cilindros se expone a temperaturas muy altas los envases tienden a romperse. Usualmente, esto sucede por accidente, aunque también podrían presentarse casos en los que olvides mantener la temperatura adecuada en el lugar donde se manipulan los refrigerantes y se suscité una explosión de tanques por sobrepresión.

Cuidando el medioambiente
Al paso de los años, se ha buscado mejorar las condiciones en las que se manejan los refrigerantes a fin de cuidar el medioambiente, pero hasta el momento no se ha logrado producir refrigerantes cien por ciento naturales e inocuos, a excepción de los hidrocarburos que presentan otro tipo de problemáticas. Actualmente, nace una familia de productos más amigables con la atmósfera, si bien en su mayoría aún tienen un alto potencial de calentamiento global que daña la capa de ozono. Para ayudar a minimizar y combatir sus efectos nocivos, debes de tener mucho cuidado al utilizarlos, no sólo para evitar que escapen a la atmósfera, sino también para prevenir lesiones y accidentes de gravedad.

Al final de la vida
Cuando los equipos llegan al final de su vida útil debes estar preparado para recuperar todo el refrigerante, así como concientizar al usuario de no cortar las líneas ni desechar el equipo en cualquier sitio. Antes era muy común que los consumidores emitieran gases contaminantes a la atmósfera al momento de desmantelar los equipos o que el técnico los dejara escapar durante un servicio. Hoy, sin embargo, existen máquinas recuperadoras que ayudan a recobrar los refrigerantes dentro de los sistemas y envasarlos en cilindros para evitar que sean derramados. También existen otro tipo de herramientas, como válvulas y mangueras, que ayudan a disminuir las emisiones, siempre y cuando estés capacitado para operarlas.

El manejo apropiado de estos productos requiere de tu sensibilidad y consciencia para manipularlo, recuperarlo y reutilizarlo. Estas prácticas ayudarán a que cada día seas un mejor técnico, preocupado por la naturaleza, tu salud y la de tus clientes. Muchas de las directrices y protocolos de uso puedes encontrarlos en el empaque de los refrigerantes; además de leerlos detenidamente, puedes solicitar a los distribuidores que ofrezcan indicaciones claras de seguridad para el manejo de sus productos. No es una tarea fácil, pero con empeño y el estudio de estos documentos disminuirás los riesgos en tu trabajo.
—————————————————————————————————————————————————

Marco Calderón. Ingeniero Químico egresado de la UNAM, con diplomado en Marketing por la Universidad Iberoamericana. Experto en la sustitución de refrigerantes que dañan la capa de ozono, en la actualidad se desempeña como Gerente en MAC Refrigeración y Aire Acondicionado.