Manejo del compresor, una actividad de alta responsabilidad

328

El compresor es uno de los elementos básicos del ciclo de refrigeración, así que es importante que conozcas las pautas para un buen manejo a la hora de darle servicio. Sobre todo, porque de no prestar atención podrías sufrir un grave accidente

Foto superior: Antes de manipular un compresor verifica el lugar, las herramientas y el equipo de protección personal (EPP)

Redacción, con información de Embraco

Realizar procedimientos de diagnóstico, instalación y mantenimiento en sistemas de refrigeración demanda que cuentes con una capacitación especial, para conocer los procedimientos y herramientas, que te permitan realizar un buen trabajo, así como la diversidad de equipos que integran el mundo de la refrigeración.

Una buena capacitación también te dotará de la información técnica indispensable para garantizar la calidad de tu trabajo, así como de la seguridad necesaria para ti y los usuarios finales a la hora de ejecutar los procedimientos antes mencionados.

Embraco, empresa brasileña especializada en soluciones para refrigeración y líder mundial en el mercado de compresores, emite algunas recomendaciones de seguridad para la instalación del compresor. Lo primero que un técnico HVACR debe hacer es verificar que el lugar en donde se vaya a realizar el procedimiento sea el adecuado y cuente con buena ventilación, que las herramientas y los equipos a utilizar estén disponibles y que el equipo de protección personal (EPP) esté completo y en buenas condiciones.

El comienzo

Una vez comprobado lo anterior, el primer paso es asegurarte de que el sistema de refrigeración esté desconectado de la red eléctrica, con el fin de prevenir accidentes (como descargas eléctricas o incendios) que pudieran incluso costarte la vida. Otro aspecto que nunca debes olvidar es que el compresor sólo se debe manipular cuando se encuentre frío (a una temperatura de 25 °C ± 5 °C).

La alimentación eléctrica del compresor siempre debe realizarse con interruptores termo magnéticos que cuentan con un interruptor de falla a tierra (GFCI). El manual de Embraco también refiere que “si no se desconecta el compresor de la red eléctrica, en caso de que se produzca un cortocircuito en la región del terminal hermético del compresor, la expulsión de las clavijas herméticas provocará una fuga del fluido de refrigeración”. Esta situación es de sumo cuidado, ya que existen refrigerantes inflamables que podrían generar llamas y provocar un incendio.

Accesorios eléctricos

La compañía brasileña recomienda que antes de retirar la cubierta plástica protectora de los componentes eléctricos, hay que verificar si el compresor está desconectado de la red eléctrica y si se utilizan los capacitores de arranque y/o funcionamiento. Estos deben manejarse con cuidado, ya que pueden provocar descargas eléctricas incluso cuando están desconectados.

Hay ocasiones en que el procedimiento precisa que se retiren los capacitores, por lo que sus componentes deben desconectarse prestando especial atención a las terminales eléctricas expuestas. El capacitor debe ser descargado antes de manipularlo.

También es fundamental que compruebes el rango de capacitancia (μF), es decir, que la capacidad del capacitor de mantener la carga eléctrica esté impreso en la etiqueta del capacitor de inicio y funcionamiento (si corresponde); también revisa que cumpla con la hoja de datos del compresor instalado en el sistema.

El valor de voltaje de ACV impreso en la etiqueta del capacitor debe ser igual o mayor que el valor especificado en la hoja de datos del compresor. Si uno de los valores (voltaje de ACV y / o capacitancia) no concuerda con las especificaciones del compresor, reemplaza el capacitor.

La aplicación inadecuada de un capacitor vy/o la aplicación de dispositivos de to, puedes

no aprobados pueden hacer que el capacitor se sobrecaliente. Esto podría ocasionar rupturas y, en consecuencia, una fuga de material sobrecalentado que de entrar en contacto con tu piel provocaría quemaduras.

Cuando sea necesario desconectar los componentes eléctricos de la terminal del compresor hermético, retira el protector térmico y el dispositivo de arranque (relé o PTC) aplicando un esfuerzo longitudinal a los pasadores. Nunca apliques fuerzas transversales a los pines del terminal del compresor hermético.

Instalación eléctrica

En las instalaciones monofásicas, el cable de fase debe estar protegido por un interruptor termo magnético y conectado al protector térmico. El cable neutro debe estar conectado al dispositivo de arranque (relé o PTC). El sistema debe estar conectado a tierra en su terminal indicada.I

En el caso de instalaciones de dos fases es obligatorio utilizar un interruptor automático de 2 polos, para que ambas fases de la fuente de alimentación estén protegidas, si llegara a ocurrir un cortocircuito. Por su parte, el sistema debe estar conectado a tierra.

Compresor

Si se debe reemplazar el compresor, ten en cuenta las siguientes recomendaciones de seguridad:

  1. Asegúrate de que el compresor esté desconectado de la red eléctrica
  2. Nunca manipules el compresor antes de retirar todo el refrigerante del sistema. Para esto, puedes utilizar una máquina recuperadora de gas, a excepción de los fluidos ecológicos (R-290 y R-600a), los cuales puedes liberar al ambiente, pero ten cuidado de hacerlo siempre en una zona ventilada
  3. Utiliza un cortador de tubería para desconectar los tubos del compresor. Bajo ninguna circunstancia emplees la llama de la antorcha para desconectar los tubos del compresor
  4. En caso de que el compresor esté quemado y/o exista contaminación interna en el sistema, limpia las tuberías con un líquido solvente aplicado, de acuerdo con las pautas técnicas del fabricante del producto. Su incumplimiento puede exponerte a correr riesgos de incendio y/o intoxicación
  5. Realiza vacío en el sistema siempre con una bomba de vacío y nunca utilices otro compresor, ya que esta práctica no asegura retirar por completo la humedad del sistema y pone en riesgo la calidad de tu trabajo
  6. Antes de conectar un compresor, asegúrate de que el voltaje en la etiqueta del compresor sea el adecuado para la red eléctrica y revisa que la tapa de plástico para la protección eléctrica esté correctamente ensamblada

Si sigues estas pautas a la hora de instalar o dar mantenimiento a un compresor podrás prevenir accidentes que pongan en peligro tu vida o la de los ocupantes del inmueble donde el equipo se encuentre instalado, además de que estarás garantizando la calidad de tu trabajo; por lo tanto, contarás con un cliente satisfecho y buenas referencias para futuros clientes.