Los refrigerantes PIRATA

2269

En la búsqueda de un menor costo, en muchas ocasiones se recurre a la compra de productos de procedencia ilícita que no cuentan con la calidad ni certificación requerida para los equipos. Estos productos, a la larga, implican mayores costos por reparaciones o pérdidas.

Los productos falsificados no cuentan con la misma calidad, durabilidad ni seguridad de un producto original.

Sinaí Romo.

La Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Intelectual (AMPPI) señala a la piratería como la copia o plagio de algún producto y es entendido como una violación a los derechos de propiedad industrial (marcas y patentes) o derechos de autor. Dicho concepto ha tomado mucha fuerza en la última década, pues cada vez son mayores los sectores en los que existen productos ilegales y faltos de garantías, los cuales no cuentan con la durabilidad ni la seguridad de un producto original.

Según una encuesta realizada por American Chamber México y Global Intellectual Property Center a más de 90 personas acerca de los hábitos de consumo de productos Pirata en México se obtuvieron los siguientes datos:

  • El 76 por ciento de los entrevistados ha adquirido algún producto pirata, de los cuales, 52 por ciento define a la piratería como un acto ilegal
  • Los principales motivos de compra de estos productos son el precio y la calidad, mientras que el primer factor que les ayuda a identificar un producto pirata es el precio al que se vende
  • Los entrevistados atribuyen la existencia de la piratería principalmente a que los productos pirata son 42 por ciento más baratos
  • Tanto hombres como mujeres admiten comprar artículos pirata en 76 por ciento
  • Los jóvenes de 16 a 18 años son los principales compradores; representan 83 por ciento

A0CG001419Aunque según la encuesta existe una alta resistencia a comprar productos pirata que de alguna forma se relacionen con el organismo, como medicamentos, alimentos y bebidas alcohólicas, cuando se trata de productos de otra especie, como refrigerantes, los consumidores están dispuestos a comprar sin pensar en el riesgo que existe, pues se cree que al no exponer directamente su salud todo estará bajo control.

En lo que se refiere al mundo de la refrigeración existe demasiada preocupación respecto del uso de productos pirata, pues, con el incremento de precios y la destitución de diversos refrigerantes, los profesionales de la industria mencionan que se ven tentados a adquirir productos a un menor costo, sin verificar su procedencia, calidad, códigos de seguridad, etcétera, pues la economía actual no les permite solventar los gastos que implica adquirir refrigerantes regulados. Sin embargo, no toman en cuenta las consecuencias que esto les puede generar.

A0CG001418Qué pasa si uso refrigerantes pirata
Es importante recordar que además de caer en una práctica incorrecta al usar productos de procedencia ilícita, existen diversos riesgos que habrá que tomar en cuenta antes de pensar en la adquisición y uso de estos productos, pues en lugar de generar un ahorro económico terminarán por dañar los equipos.

Consecuencias

  • Aumento en el consumo de energía debido a variaciones bruscas de presión y temperatura
  • Daños al compresor
  • Roturas del equipo por temperaturas y presiones excesivas
  • Sobrecalentamiento
  • Carbonización de componentes
  • Deterioro de los lubricantes
  • Bajo rendimiento del equipo
  • Elevación en la presión del sistema
  • Riesgo para el que manipula el refrigerante

Es importante considerar que existen momentos clave en los que se puede hacer mayor uso de productos pirata, por lo cual es útil identificarlos para prevenir su uso:

  • Cuando los instaladores realizan una carga de refrigerante
  • Cuando los equipos son enviados para mantenimiento o garantía
  • Cuando los equipos salen de la línea de producción cargados con refrigerantes de mala calidad

Debido a la importancia de identificar productos de mala calidad y no regulados, las empresas del sector, así como organismos gubernamentales ya han puesto en marcha diversos protocolos de seguridad a fin de asegurar el uso sólo de productos regulados.

Este tipo de protocolos ha permitido detectar cargamentos con productos apócrifos en los filtros y aduanas, con lo que pudo llevarse a cabo la confiscación del producto en su totalidad, además de aplicar las sanciones correspondientes para los infractores.

Así, de acuerdo con cifras oficiales proporcionadas por el Sistema de Administración Tributaria, desde 2013 hasta la fecha, se han registrado 14 casos de este tipo con incidencia grave.

Para evitar que la práctica prolifere, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales adquirió dispositivos exclusivos para identificar refrigerantes apócrifos en aduanas.

Para los técnicos que están en contacto frecuente con los refrigerantes, los expertos recomiendan estar muy atentos a los diversos códigos de seguridad que puede contener un gas para que, de este modo, identifiquen los productos que es posible utilizar con confianza. Por ejemplo, la identificación de colores en los tanques (según la AHRI), el tipo de tanque en el que están envasados, los hologramas de seguridad, las advertencias de uso, consultar la lista de los refrigerantes aprobados internacionalmente, comprobar que el refrigerante sea el indicado para el trabajo que se va a realizar, etcétera.

La piratería causa grandes pérdidas económicas para la industria; desalienta la inversión extranjera y daña a los consumidores. Además, representa una amenaza a la salud pública y a la seguridad.
—————————————————————————————————————————————————