Líneas de refrigeración y cambio de lubricantes

3664

La correcta instalación de tubería, además del cambio de lubricantes periódicamente en un sistema de refrigeración, garantiza la seguridad en el funcionamiento del producto y evita accidentes y fallas en el equipo.

Por Gabriel Carrillo Rodríguez.

Existen ciertos principios básicos sobre el proyecto de instalación de líneas de refrigeración que deben tenerse siempre en cuenta:

  1. Las líneas deben ser lo más cortas y directas posibles. Esto no sólo reducirá el costo, sino que producirá un funcionamiento mejor de todo el sistema al existir caídas de presión inferiores
  2. Usar el menor número de accesorios y acoplamientos posibles. Esto reduce el costo de la instalación y la posibilidad de fugas
  3. Siempre que se pueda, se evitará exponer las tuberías a temperaturas extremas, altas o bajas. La transferencia de calor no deseada al circuito o desde él producirá normalmente problemas de funcionamiento
  4. Colocar las líneas de forma que no interfieran con el uso normal del edificio y de sus dependencias
  5. Colocar las líneas donde no puedan sufrir daños o protegerlas cuando esto sea imposible de lograr

En la mayoría de las ocasiones, la unidad condensadora lleva incorporado el compresor (motocondensadora); por lo que hace que la línea de gas sea de aspiración, estando la línea de descarga incluida dentro de dicha unidad.

De los tres casos posibles, la situación más desfavorable es la representada en el esquema 1, donde la línea de aspiración es ascendente y por tanto la velocidad del gas debe ser mayor de 6 m/s, necesitando además los correspondientes sifones. En la línea de líquido deberán adoptarse las medidas oportunas para compensar el peso de la comuna, si es necesario.
——————————————————————————————–
En el caso del esquema 2, la aspiración no presenta problemas por ser v, y en la línea de líquido habrá que vigilar el enfriamiento.
————————————————————————————-
La situación del esquema 3 no tiene ninguno de los problemas mencionados, por ser ambas líneas horizontales.

En determinadas circunstancias, el compresor no está en la unidad condensadora, sino en la unidad evaporadora (motoevaporadora); esto implica que la línea de gas es de descarga, ya que la línea de aspiración está en el interior de dicha unidad.

Para un técnico es de vital importancia que pueda evitar errores costosos en una instalación de tuberías. Para esto existen cuatro reglas básicas que deben tenerse en cuenta cuando se realiza este tipo de trabajos:

Mantenerla limpia. La limpieza es un factor clave en la instalación, ya que polvo, lodo y humedad causarán fallas en el sistema y deben ser evitados: un trabajo limpio ahorra muchas dificultades de servicio

Uso mínimo de accesorios. Menos accesorios significan menor posibilidad de fugas y menor caída de presión. El refrigerante es caro y puede fugarse a través de aberturas extremadamente pequeñas.

Cuidado especial en conexiones soldadas. Usar la soldadura correcta para cada aplicación y seguir las técnicas de soldadura recomendadas por el fabricante del equipo; además, se debe tomar en cuenta la inclinación de líneas horizontales en la dirección del flujo de refrigerante a causa de que el aceite puede adherirse a las paredes interiores de la tubería; por lo que las líneas horizontales deben inclinarse en la dirección del flujo de refrigerante. Esta inclinación, que permite que el aceite fluya en la dirección correcta, debe ser al menos de media pulgada por 10 pies de longitud. La inclinación también evita el flujo hacia atrás durante las paradas

Líneas de descarga. La función básica de las líneas de gas caliente es conducir gas comprimido y arrastrar el aceite al compresor sin crear excesiva caída de presión. Cuando el compresor y el condensador están aproximadamente al mismo nivel, la línea de gas caliente puede ir directamente al condensador con la inclinación apropiada en la línea horizontal (1/2” por cada 10 ft de recorrido o tendido de tubería), donde el condensador está localizado sobre el compresor, como en el esquema 2, y el tubo vertical no tiene más de 8 ft

Cambio de lubricante
Un cambio de lubricante siempre debe considerar varios aspectos que son vitales para incrementar la vida del compresor, como:

•  Cuando son compresores con potencia desde 0 a 5HP, generalmente no se considera realizar el cambio de lubricante mientras no se efectúe alguna intervención al circuito de refrigeración (que se tenga que destapar el circuito de refrigeración; o sea, que quede expuesto al medioambiente); en estos casos, se recomienda que la reparación o cambio de fracción se realice lo más pronto posible para no exponer a condiciones ambientales el circuito durante tiempo prolongado

•  Para equipos que trabajan más de 14 horas al día con sus respectivos intervalos de descanso, aun en racks de refrigeración, se debe estar al pendiente para realizar los cambios de lubricante según lo recomiende el fabricante del equipo y el fabricante del mismo lubricante

•  Por parte del fabricante del lubricante se realizan determinadas recomendaciones de cambio de lubricante cada cierta cantidad de horas de trabajo continuo del equipo y por consiguiente del lubricante, dependiendo del material:

Minerales:
3 mil 500 horas

Minerales hidrotratados:
10 mil horas

 Sintéticos:
10 mil horas

 Polioléster:
11 mil horas

 Polialquilenglicol:
12 mil horas

 Polyvinyléter:
12 mil horas

 Polialfaolefinas:
13 mil horas

Contribuye al mundo
Cuando se realiza un cambio de lubricante, el destino final debe ser enviarlo a centros de confinamiento de lubricantes y refrigerantes, o en su caso, informarse con el fabricante si recibe estos residuos. Como se sabe, los lubricantes cuando son derramados sobre pasto o tierra destruyen todo microorganismo viviente, y con las lluvias de temporal se filtran a través de la tierra hasta llegar a los mantos acuíferos y contaminarlos (un litro de lubricante contamina cerca de 60 mil litros de agua). Por tanto, genera un riesgo potencial verterlos en los drenajes o mantenerlos almacenados.

—————————————————————————————————————————————————