La bomba de vacío

4762

En los sistemas de refrigeración y aire acondicionado, el proceso de generación de vacío es un paso previo a la entrada en funcionamiento de los equipos, el cual permite eliminar aire, humedad y gas de un sistema para evitar que opere de forma indeseable. En este proceso, la bomba de vacío es clave. Conoce su funcionamiento, partes y rangos de operación

Mario Portillo / Imágenes: cortesía de Uniweld

La bomba de vacío es una herramienta que se encarga de extraer moléculas de gas de un volumen sellado, formando un alto vacío que llega a extraer sustancias no deseadas en el sistema de refrigeración.

Este tipo de bombas elimina la humedad y deshidrata un sistema de manera rápida y eficiente, pues cuenta con una clasificación de micrón de 15 y desplaza el aire a una velocidad de 6, 8 y 12 pies cúbicos por minuto (CFM, por sus siglas en inglés), dependiendo del modelo.

Componentes de una bomba de vacío

  • Manija de acero con agarradera de goma
  • De doble voltaje: 110 / 220 V, 50 / 60 Hz
  • Manija de centro equilibrado
  • Diámetro de ducto de entrada de 6”
  • Ventilador potente para enfriar el motor
  • Alertas de motor para dispersión de calor
  • Pies de acero con goma para evitar resbalamiento
  • Drenaje para el aceite de fácil acceso
  • Apertura para fácil drenaje de aceite
  • Mirilla grande para fácil monitoreo de aceite
  • Domo de escape
  • Conexión de entrada de 3 vías con válvula check y tapas de atado
    • HVP6
    • HVP8
    • HVP12

Funcionamiento

En prácticamente todos los equipos de refrigeración (salvo los de refrigeración electrónica o refrigeración por absorción), circula un gas refrigerante en alta presión. En la actualidad, la forma de insertar el refrigerante para que se mantenga puro es haciendo un proceso de evacuación del aire y la humedad antes del llenado, para lo cual se necesita una bomba de vacío.

La bomba de vacío tiene un funcionamiento muy parecido al de una bomba de agua, sólo que, en vez de sacar agua, genera un vacío dentro del circuito al extraer la humedad y el aire, es decir, el funcionamiento de una bomba de vacío se caracteriza por su velocidad de bombeo y la cantidad de gas evacuado por unidad de tiempo; y entre más potente sea la bomba, más rápido se logrará alcanzar el nivel adecuado para la inserción de refrigerante en el equipo.

Estos equipos crean un impulso a través de un dispositivo similar a una hélice, que empuja el gas alrededor del interior de la bomba, el cual fluye continuamente desde la entrada hasta la salida de la bomba. Esta pieza acelera el gas y las moléculas de aire, creando una zona de baja presión; cuando el gas y las moléculas de aire comienzan a moverse a la región de baja presión, escapan a través de la válvula de salida de la bomba.

Cabe destacar que toda bomba de vacío tiene una presión mínima de entrada, que es la presión más baja que puede obtenerse, además de contar con un límite superior a la salida o presión previa; pero, si la presión previa aumenta por encima de este valor, el bombeo cesa.

Por otro lado, para utilizar este equipo necesitas de un conjunto de manifold, el cual cuenta con tres puertos: uno azul para la zona de baja presión, otro rojo para la de alta y uno amarillo que sería el de servicio. Finalmente, no olvides realizarle el mantenimiento necesario a tu bomba de vacío para evitar un problema en su funcionamiento.

Mario Portillo es licenciado en Mercadotecnia. Cuenta con 4 años de experiencia en Ventas y ha laborado para NewsBank y Robert Half. En la actualidad, trabaja para Uniweld Products, Inc., como ejecutivo del Departamento de Ventas para América Latina y El Caribe, trabajando junto al director Internacional, Richard Apodaca.