Ética en la Responsabilidad Social Empresarial

3979

Este tema no sólo implica aquellas acciones sociales o ambientales desarrolladas por una organización, sino también al diálogo y a la interacción con el público con el que se relaciona la empresa, por lo que requiere la incorporación de procesos de gestión y que forme parte integral de sus estrategias de negocio, así como de su sistema de planeación interna

Victoria Zárate

Según el director de Responsabilidad Social Empresarial del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), Juan Felipe Cajiga Calderón, “la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se ha convertido en una nueva forma de gestión y de hacer negocios, en la cual la empresa se ocupa de que sus operaciones sean sustentables en lo económico, lo social y lo ambiental”.

Además, nos expresa que “es una visión de negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medioambiente con la gestión misma de la empresa, independientemente de los productos o servicios que ésta ofrece, del sector al que pertenece, de su tamaño o nacionalidad, y es al mismo tiempo un imperativo para los negocios y una ventaja competitiva”.

Por otro lado, explica que, hoy en día, se considera que para una estrategia de negocios exitosa es necesario contar con un capital adecuado, una buena gerencia, productos y servicios de calidad, dominio de la tecnología, servicio al cliente y una estrategia integral de responsabilidad social; es decir, “pilares ligados entre sí de forma interdependiente”, explica en el texto El concepto de responsabilidad social empresarial.

De manera general, debes saber que la RSE reconoce cuatro líneas o ámbitos básicos y estratégicos que explican su presencia en todas las actividades de una empresa, como la ética y gobernabilidad empresarial, que se forman de subtemas que pueden ser el país, el sector o de un negocio a otro.

Principios

  • Respeto a la dignidad de las personas
  • Empleo digno
  • Solidaridad
  • Subsidiariedad
  • Contribución al bien común
  • Corresponsabilidad
  • Confianza
  • Ética en los negocios
  • Prevención de negocios ilícitos
  • Vinculación con la comunidad
  • Transparencia
  • Honestidad y legalidad
  • Justicia y equidad
  • Empresarialidad
  • Desarrollo social

Ética empresarial
Por otro lado, Felipe Cajiga explica que se trata de la base de las relaciones sólidas entre la empresa, sus proveedores, clientes, accionistas y demás público, la cual permite la interpretación y solución de controversias, “de acuerdo a los principios que guían la toma de decisiones, la formación y evaluación de todo el personal y la forma en la que se debe conducir el negocio”; es decir, la ética se entiende como un conjunto de normas morales con la función de regular las relaciones y las conductas de las personas en un contexto o ámbito determinado.

Este tipo de empresas tiene las bases para brindar un mismo trato tanto a sus accionistas, grandes o pequeños, como a otros grupos de interés, un aspecto que resulta importante debido a las necesidades humanas básicas, la credibilidad entre el público y los empleados, así como para una mejor toma de decisiones.

En opinión del experto, “una acción responsable implica el análisis y la definición del alcance que la organización tendrá con relación a las distintas necesidades, expectativas y valores que conforman el ser y quehacer de las personas y de las sociedades con las que interactúa”.

Dimensiones de la responsabilidad

  • Económica interna: su responsabilidad se enfoca en la generación y distribución del valor agregado entre colaboradores y accionistas, considerando no sólo las condiciones de mercado, sino también la equidad y la justicia. Se espera que la empresa genere utilidades y se mantenga viva y pujante
  • Económica externa: implica la generación y distribución de bienes y servicios útiles y rentables para la comunidad, además de su aportación a la causa pública vía la contribución impositiva. La empresa debe participar activamente en la definición e implantación de los planes económicos de su región y país
  • Social interna: implica la responsabilidad compartida y subsidiaria de inversionistas, directivos, colaboradores y proveedores para el cuidado y fomento de la calidad de vida en el trabajo y el desarrollo integral y pleno de todos
  • Sociocultural y política externa: conlleva a la realización de acciones y aportaciones propias y gremiales seleccionadas para contribuir con tiempo y recursos a la generación de condiciones que permitan y favorezcan la expansión del espíritu empresarial y el pleno desarrollo de las comunidades y, por tanto, a un entorno de mercado favorable para el que su negocio crezca

Con información de Cemefi

Por su parte, el presidente ejecutivo del Cemefi, Jorge V. Villalobos Grzybowicz, en la II Conferencia Interamericana de Responsabilidad Social Empresarial “Del Dicho al Hecho”, explica que la RSE actualmente “es un valor agregado y una ventaja competitiva, pues aquellas empresas que desde hoy incorporen o refuercen sus acciones éticamente y con responsabilidad social lo harán a su propio ritmo y con base a sus posibilidades para que el día de mañana tengan la exigencia del entorno”.

Cabe mencionar que las empresas que practican una responsabilidad social además de obtener grandes beneficios, logran ser más atractivas para clientes, empleados e inversionistas, ya que también tienen la posibilidad de ser más competitivas y pueden obtener mayores ganancias que, sumadas a la ética, formada por un conjunto de principios, valores y creencias aplicables a todas las personas en todas sus acciones y que pone especial énfasis en la conducta humana empresarial, económica y de trabajo, redundarán en una integración general de las acciones, tanto sociales como ambientales, desarrolladas por una organización.

No olvides cumplir con cada principio, será de esta manera como lograrás tener una empresa a la que se pueda llamar socialmente responsable.