Estrategias de ahorro

1267

Las acciones para el ahorro energético siempre dependerán del sector en el que se trabaje, por ello se deben conocer las necesidades para cada aplicación.

Sinaí Romo.

000448Con acciones adecuadas se pueden alcanzar niveles de ahorro energético superiores al 30 por ciento

Para obtener los requisitos para un ahorro adecuado de energía en circuitos de refrigeración, Félix Sanze e Ibón Vadillo sugieren, en su artículo sobre ahorro de energía en circuitos de refrigeración, que conviene separar las instalaciones de refrigeración de acuerdo a sus aplicaciones y potencia frigorífica, pues con ello se mejorara la eficiencia.

Dentro del documento se señalan tres tipos de refrigeración, doméstica, comercial e industrial y las prácticas adecuadas para el ahorro.

Refrigeración doméstica y hostelería comercial
Aquí se incluyen los refrigeradores domésticos, máquinas utilizadas en hostelería, máquinas de helados, tapas frías, etcétera; con equipos inferiores a una potencia eléctrica de 1 CV

Los aspectos de mejora energética afectados son dos, reducir las pérdidas energéticas hacia el exterior, mejorando las propiedades físicas o el espesor de los elementos aislantes, así como el rendimiento del motor del compresor mejorando los diseños mecánicos (reducción de volumen muerto, tolerancias y aspiraciones semi-directas), eléctricos (optimizaciones del motor para la aplicación, la utilización de condensadores eléctricos durante el funcionamiento, y la incorporación de impedancias en el equipo eléctrico) y electrónicos (variación de velocidad en el motor del compresor y algoritmos adaptativos de gestión). Con estas medidas se pueden alcanzar niveles de ahorro de energía superiores al 30 por ciento.

Refrigeración comercial en supermercados
En este sector lo más importante es cumplir las normas que dicta la buena práctica frigorífica, como colocar los productos en los distintos servicios, tal como indican los manuales, sin bloquear las corrientes de aire en circulación, evitar la acumulación de hielo en las baterías, así como cerrar las puertas de cámaras y muebles.

Es muy importante que toda instalación quede perfectamente documentada con planos, esquemas, condiciones de diseño y ajustes realizados.

Los sistemas con unidades condensadoras y multi-circuitos deberían ser sustituidos por centrales. En los sistemas de refrigeración indirecta, el ahorro sólo afecta al intercambio térmico que se produce en el circuito frigorífico que normalmente es una enfriadora de líquido.

También el Manual señala que la clave del ahorro en refrigeración comercial está fundamentalmente en la inyección electrónica y las presiones de evaporación y condensación flotantes. La acción combinada de estos efectos puede conseguir ahorros energéticos superiores al 40 por ciento.

000447En instalaciones de amoniaco, la humedad es muy alta y penaliza mucho el consumo energético

 

Refrigeración industrial
Hablando de refrigeración industrial, dentro de las instalaciones (superiores a unos 100 C.V. ó amoniaco como refrigerante), tanto con expansión directa como los sistemas inundados, se pueden aplicar todos los criterios citados anteriormente, para las instalaciones comerciales.

En los sistemas inundados, además de utilizar todos las acciones anteriores, se deben incluir otros puntos de ahorro adicionales como la utilización de válvulas solenoides o reguladoras de presión en líneas de aspiración (sin pérdida de carga en su apertura), el uso de variador es de velocidad en la bomba de circulación de fluido, así como el suministro continuo de líquido expansionado al separador.

El tratamiento de la humedad en el amoniaco debe realizarse de forma correcta, ya que en instalaciones de amoniaco la humedad es muy alta y penaliza mucho el consumo energético

Aspectos generales
Los expertos también señalan que se debe intentar una optimización continua de la instalación para que el gasto económico y energético sea mínimo, para ello se requiere la utilización de las tecnologías como la electrónica y la informática, combinadas con los conocimientos de especialistas en refrigeración.

Para tener un buen mantenimiento, recomiendan implantar sistemas de vigilancia informatizados, con sistemas de gestión centralizada por ordenador local o remoto vía módem, telefonía móvil, redes locales, Internet, etcétera, así como duplicar los elementos críticos para permitir un funcionamiento de emergencia o manual de la instalación, llevar al día el libro de mantenimiento y de revisiones de la instalación con las anotaciones referentes a todos los valores importantes de la instalación.

Otras acciones para reducir las emisiones de CO2

  • Reducir la pérdida de carga en aspiración
  • Incentivar la utilización de válvulas neumáticas con gas de alta presión o válvulas motorizadas en la línea de aspiración
  • Utilización del calor del condensador: incentivar cualquier aplicación que utilice adecuadamente el calor latente de condensación para una función útil; evitar que se derrame dicho calor al ambiente exterior
  • Termostato modulante siempre que vaya unido a un control de presión de aspiración flotante o a un servicio de mantenimiento eficaz
  • Desescarche inteligente
  • Inyección electrónica: se debe incentivar en evaporadores de expansión seca, y en sistemas inundados
  • Variadores de velocidad: uso en compresores, ventiladores del condensador y del evaporador, así como en las bombas en los sistemas inundados con recirculación por bomba
  • Vigilancia, mantenimiento y optimización que permitan la modificación de ajustes que ahorren energía

Fuente: Ahorro de energía en circuitos de refrigeración, de Danfoss

—————————————————————————————————————————————————