¿Estás seguro? Situaciones de riesgo laboral y cómo protegerte

1991

Las actividades que realizas cotidianamente implican un riesgo constante. Manos, pies, rostro y espalda se encuentran expuestos a diversos accidentes, cuya recurrencia puedes reducir si conoces tanto las medidas preventivas como los riesgos a los que te enfrentas

Por Victoria Zárate

En su informe Prevención de Accidentes en el Trabajo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destaca que, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al día ocurren 1 mil 100 accidentes en México. Aclara que en su mayoría estos incidentes se deben a las condiciones de riesgo por el uso de maquinarias, herramientas de trabajo e instalaciones, pero también que suceden por la falta de precaución de los trabajadores al realizar sus actividades.

Por su parte, el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medioambiente de Trabajo, de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), establece que “los patrones están obligados a adoptar, de acuerdo con la naturaleza de las actividades laborales y procesos industriales que se realicen en los centros de trabajo, las medidas de seguridad e higiene pertinentes para evitar cualquier tipo de accidente y prevenir enfermedades por la exposición a los agentes químicos, físicos, biológicos, ergonómicos y psicosociales, así como para contar con las instalaciones adecuadas para el desarrollo del trabajo”.

[alert color=»1E404E»]El jefe es quien tiene que establecer las condiciones de seguridad para controlar cualquier incidente, además de que tales condiciones dependerán de cada centro de trabajo y estarán en función de las necesidades de los procesos productivos y procedimientos de trabajo, y de las del medioambiente laboral y de sus instalaciones[/alert]

Una parte esencial del tema de la seguridad personal es que sepas identificar las precauciones por considerar, según las actividades que realizas:

[textmarker color=»121212″]Instalaciones eléctricas.[/textmarker] La STPS, en su NOM-022-STPS-2008 Electricidad Estática en los Centros de Trabajo, menciona que para realizar una actividad de este tipo debes conocer la naturaleza del trabajo, las características fisicoquímicas de las sustancias que se manejen, almacenen o transporten, las características del ambiente en lo que se refiere a humedad relativa, temperatura y densidad y las características de los materiales de construcción de la maquinaria, equipo e inmueble.

Asimismo, contar con el equipo de seguridad personal necesario, como casco, zapatos, guantes dieléctricos, cinturón de seguridad de liniero en caso de una instalación eléctrica aérea y para trabajos sobre estructuras en altura.

[textmarker color=»121212″]Soldadura y corte.[/textmarker] La NOM-027-STPS-2008, Actividades de Soldadura y Corte, explica que para estos procedimientos el patrón debe capacitar e instruir al menos una vez por año a sus trabajadores, y al supervisor que vigila la aplicación de los procedimientos de seguridad, tomando como base cada uno, además de tomar medidas de higiene.

Por otro lado, se aconseja utilizar al menos, el siguiente equipo de protección personal conforme a cada proceso empleado: caretas o lentes con sombra de soldador, protección facial, capuchas (monjas), respirador para humos, peto (mandil), guantes para soldador, polainas, mangas y zapatos de seguridad.

[textmarker color=»121212″]Manejo de equipos. [/textmarker] Asimismo, en su NOM-020-STPS-2011, Recipientes Sujetos a Presión, Recipientes Criogénicos y Generadores de Vapor o Calderas, aconseja que debes revisar el estado de los equipos antes de operarlos. Y ya que se manejen, revisar y proporcionar el mantenimiento adecuado, según aplique, de conformidad con las instrucciones o procedimientos de seguridad.

[textmarker color=»121212″]Uso de químicos de limpieza. [/textmarker] Cuando utilices cualquier elemento de limpieza, debes leer la hoja de seguridad para saber los procedimientos de uso, los primeros auxilios en caso de contacto, saber cómo se almacena y tener las medidas de prevención, ya que son sustancias corrosivas que, si se tiene contacto directo, pueden provocar enrojecimiento de la piel, daño a los tejidos, quemaduras o atacar al hueso o uñas, según advierte la arquitecta Mayra Lira, directora de Clinest, empresa desarrolladora de químicos de limpieza.

Este tipo de químicos se emplea frecuentemente para la limpieza de diversos equipos de la industria, como serpentines, chillers, torres de enfriamiento, calderas, calentadores y tubos, para lo cual se recomienda utilizar como protección principal lentes y guantes de hule o nitrilo para ácidos.

[textmarker color=»121212″]Trabajo en alturas. [/textmarker] La NOM-009-STPS-2011 establece las condiciones de seguridad para realizar trabajos en altura. Para estas actividades, el patrón debe “contar con un análisis de las condiciones prevalecientes en las áreas en las que se llevarán a cabo estas actividades, en forma previa a su realización, a fin de identificar los factores de riesgo existentes”. Asimismo, debe proporcionar los instructivos, manuales o procedimientos para la instalación, operación y mantenimiento de los sistemas o equipos utilizados en alturas, los cuales deben elaborarse con base en las instrucciones del fabricante.

Por otro lado, se debe usar un sistema de protección personal para interrumpir las caídas de altura, usando arnés de cuerpo completo, línea de vida, conectores, dispositivos absorbedores de energía y puntos o dispositivos de anclaje. Además, barreras fijas o protecciones laterales, perimetrales, redes de seguridad para protección colectiva y el equipo de protección personal adecuado al trabajo que se realice.

[textmarker color=»0D0D0D»] Equipos de protección esenciales [/textmarker]

La fuga de amoniaco es uno de los principales accidentes laborales que se han detectado en la industria de la refrigeración y climatización, según lo destaca Claudia Domínguez, coordinadora de Promoción y Difusión de la Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México.

Al ser un tema de gran importancia como prestador de servicios, recalcar el concepto de seguridad lleva como fin prevenir cualquier riesgo, ya que puede haber accidentes mayores. Para realizar una instalación, un mantenimiento, una reparación, un reemplazo o una puesta en marcha de cualquier sistema debes conocer la diversidad de equipos de seguridad existentes:

  • Guantes. Son una de las herramientas más importantes y básicas de los profesionales, pues las manos prácticamente son vulnerables en todo momento. De hecho, según el ingeniero Silverio Bazán, gerente nacional de Ventas para Honeywell, entre 60 y 64 por ciento de los accidentes laborales ocurren en  las manos.
  • Calzado. Para la Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional (FISSO), una buena selección de calzado va orientada a evitar “el impacto de objetos, contacto eléctrico, cortes, quemaduras y el efecto corrosivo de productos químicos, entre otros riesgos  en el entorno laboral”. Sirven para proteger, además de pies, tobillos y piernas contra los riesgos derivados de la realización de una actividad laboral que involucre el desprendimiento de algún material pesado.
  • Ocular y facial. Es necesario que los ojos se protejan ante cualquier circunstancia laboral, desde actividades como pintar, afilar, perforar o soldar, hasta el uso de sustancias químicas, ya que se podría llegar a sufrir una incrustación de basura, quemadura e incluso, en casos extremos, podría derivar en ceguera permanente.
  • Ropa de protección.  Aunque este elemento puede disminuir comodidad o hasta perjudicar la calidad del trabajo, es necesaria y se recomienda seleccionar la más adecuada para realizar tus labores de forma segura.
  • Protectores auditivos. Son equipos personales cuyo propósito es reducir los efectos del ruido para evitar un daño en el oído. El factor más importante en la elección de éste es la idoneidad del protector para el ruido ambiental en el que debe utilizarse.
  • Protección respiratoria. Estos equipos te ayudan a protegerte contra los contaminantes ambientales, reduciendo la concentración de residuos en la nariz a niveles debajo de los límites de exposición ocupacionales. Y, siempre que en el lugar de trabajo se utilicen equipos de este estilo, debe implementarse un curso de formación y dar el uso apropiado, además de establecer programas de mantenimiento, limpieza y almacenamiento para asegurar su cumplimiento diario.

Hay que considerar cuáles son tus actividades para emplear el equipo de seguridad pertinente, ya que todos deben tener marcas especiales, que indiquen la fecha de su elaboración y modelo, así como una marca en la que se indiquen los nombres o códigos de las sustancias utilizadas en las pruebas y el tiempo de protección convencional correspondiente. Asimismo, debe traer un instructivo de empleo.

[textmarker color=»0D0D0D»] Medidas de prevención [/textmarker]

Según el IMSS, “para evitar cualquier accidente en las empresas o centros de trabajo, hay que aplicar técnicas, procedimientos y las mejores prácticas” como:

  • Cumplir con el reglamento prestablecido en el trabajo
  • Realizar las actividades de acuerdo con los métodos y procedimientos indicados por la empresa
  • Usar la maquinaria, el equipo y las herramientas manuales, eléctricas, neumáticas o portátiles, con los dispositivos de seguridad instalados
  • Colocar de manera correcta los materiales o productos que se procesan en el centro de trabajo; utilizando los manuales que comúnmente vienen de fábrica
  • Mantener orden y limpieza en todas las instalaciones, mantenimiento, reparación, reemplazo o puesta en marcha, en cada área y con cada equipo, maquinaria, herramienta, entre otras
  • Utilizar el equipo de protección personal que proporciona la empresa y mantenerlos en excelentes condiciones para evitar su deterioro

Lee el artículo completo en la revista Cero Grados de julio 2016