Estándar de competencia guía de la certificación

1096

Conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, los cuatro elementos necesarios para realizar cualquier actividad productiva con un alto nivel de desempeño.

Estándar de competencia = conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes.

Miguel Tzompantzi.

Los estándares de competencia son constructos teóricos elaborados y acordados por personas con el conocimiento y la autoridad necesaria para que sean desarrollados en cada sector. Tal es el caso que en nuestra industria se ha integrado por expertos en la materia para desarrollar adecuadamente los procesos de certificación. El estándar de competencia contiene información sistematizada y disponible que nos da seguridad y certeza en nuestro accionar cotidiano, en el sentido en que existe la confianza de que el resultado que esperamos será el que efectivamente ocurrirá.

Actitud: Voluntad y comportamiento de un individuo para realizar actividades. Esta competencia puede ser considerada como cierta forma de motivación social que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas

Aptitud: Carácter o conjunto de condiciones que hacen a un hombre capaz para llevar a cabo una función determinada. Se debe tener la disposición para el buen desempeño o ejercicio en un negocio o industria

Destreza: Capacidad o habilidad para realizar algún trabajo, principalmente relacionado con trabajos físicos o manuales

Capacidad: Recursos y aptitudes que tiene un individuo, entidad o institución para desempeñar una tarea determinada

Competencia: Habilidad de poner en práctica conocimientos, pensamiento, carácter y valores dentro del ámbito personal, social y laboral

De lo antes planteado, formularemos algunas observaciones en relación con la utilidad y el ámbito en el que se desarrollan los estándares de competencia en el sector.

En primer lugar, debemos distinguir que los estándares de competencias son propios de la pragmática, es decir, requieren estar vinculados con las acciones que se desarrollan en una actividad diaria. La vinculación con la acción significa que las funciones que desarrollemos forzosamente deberán ir ligadas a la cotidianeidad en nuestro trabajo.

El estándar de aire acondicionado y refrigeración cumple fielmente estos principios, ya que contiene una evaluación práctica en la que se deben desempeñar actividades que demuestren las actitudes, aptitudes y destrezas de los candidatos a la certificación, con el único fin de que formen parte integral de un portafolio de evidencias, prueba fiel de la capacidad que reflejan los candidatos en sus funciones productivas.

Una segunda reflexión es que la vinculación de los estándares se refiere al tema de la autoridad. Observar esta relación es importante para determinar que los modelos operan como instrumentos de acción. Las personas que tienen la responsabilidad de elaborarlos y la capacidad técnica de operarlos deben poseer la fuerza y autoridad para implementar las acciones por realizar en un estándar de competencia determinado.

En este sentido, existe en el CET un  grupo técnico de expertos que realiza esta función en específico; el Consejo Técnico del CET está integrado por personalidades destacadas del medio, como el ingeniero Gildardo Yáñez Angli, el  ingeniero Marco Calderón Hernández y el ingeniero José Manuel Noriega; ellos desarrollan e implementan métodos de capacitación y evaluación actuales, acorde con las necesidades de la industria y el constante cambio tecnológico en el mundo, en búsqueda de mejorar y acrecentar al sector.

Un tercer punto lo enfocaremos al área de la seguridad y garantía. Cuando una actividad que desarrollamos constantemente se establece en un estándar, ésta se mejora y se nutre en la medida en que los expertos la estudian y comprueban los resultados que se derivan, ello se convierte en un proceso certero, que carece de errores si se desarrolla conforme a lo establecido. En consecuencia, nuestra actividad se ubica en el ámbito de las sensaciones y emociones que transmiten la seguridad en nuestras labores.

Como cuarto punto de observación está la conclusión de resultados que se espera obtener en un estándar. Ésta conlleva una sensación de confianza, que da como resultado la garantía que todo cliente espera de un producto, y la eficacia del estándar se refleja en la garantía final, con la que se respalda un servicio que fue desempeñado con un alto nivel de calidad.

En relación con lo anterior, a continuación describo algunos puntos importantes que se deben considerar del estándar: “Instalación y mantenimiento en sistemas de aire acondicionado y refrigeración comercial”.

¿Cómo planificar la instalación y mantenimiento de sistemas de aire acondicionado y refrigeración comercial?

El  candidato es competente cuando obtiene:

  • El requerimiento de materiales, accesorios y equipo para  la instalación
  • Señala puntos de riesgo
  • Incluye la descripción del equipo de seguridad
  • Especifica el tipo de equipo, materiales y accesorios por utilizar
  • Describe las características de los materiales y accesorios que se requieren
  • Detalla la cantidad de equipo, accesorios y materiales de consumo para la instalación
  • Incluye el tipo y características de las herramientas, accesorios y equipo para la instalación

En este punto se define cómo el candidato requiere cumplir con cada uno de los anteriores requisitos para poder obtener su competencia, pues debe detallar cada uno de los requerimientos para demostrar efectivamente que posee la capacidad necesaria para desempeñarse correctamente.

Por ello es importante que el desempeño se demuestre en la práctica, ya que es la forma más exacta de comprobar y garantizar su saber hacer en campo. Por otra parte, es casi imposible que este trabajo sea evaluado por otro medio que no sea el desempeño práctico.

—————————————————————————————————————————————————

Miguel Tzompantzi es gerente General del Consejo en Excelencia Técnica.