Entregan primeros certificados

1634

Contar con una certificación que avala la competitividad laboral de los mecánicos de la industria del aire acondicionado y la refrigeración es el logro del CET. Hoy principia un futuro prometedor para la cadena productiva.

Ana Eng.

Un mejor futuro laboral y oportunidades más concretas, dos de los aspectos que asegura el Procet

En el marco del primer Foro Empresarial y Técnico de Refrigeración y Aire Acondicionado, que se llevó a cabo en Hermosillo, Sonora, se certificó a los primeros siete mecánicos que aprobaron la evaluación realizada por el Consejo en Excelencia Técnica (CET), a través del Programa de Certificación en Excelencia Técnica (Procet). Dicho certificado reconoce formalmente sus habilidades, destrezas y aptitudes en la industria del aire acondicionado, la refrigeración y la climatización.

El Foro contó con representantes de la Asociación Mexicana de Empresas del Ramo de Instalaciones para la Construcción (AMERIC); la Asociación Nacional de Distribuidores de la Industria de la Refrigeración y Aire Acondicionado (ANDIRA); la Asociación Nacional de Fabricantes para la Industria de la Refrigeración (ANFIR), y con personalidades del gobierno del estado de Sonora, quienes refrendaron el compromiso que existe con cada una de las partes para hacer crecer a la industria y al país.

Los mecánicos certificados recibieron de manos de Eloy Muñoz, presidente nacional de AMERIC, el nuevo instrumento de trabajo que permitirá más oportunidades laborales en el sector: “Ya no se trata sólo de contar con conocimiento empírico; hoy en día, hay corporativos que solicitan que la gente esté certificada, porque ocupan sistemas de calidad y buscan la garantía de que quien lo instale sepa hacerlo y que además esté certificado”.

Las personas certificadas concuerdan con que la evaluación no es una tarea sencilla; pero, por otro lado, saben que enriquece y les llena de satisfacción reconocer que todo el esfuerzo laboral acumulado año tras año rinde frutos que se verán reflejados en beneficios laborales a corto plazo.

José Lorenzo, uno de los siete mecánicos certificados, comenta acerca de la validación de sus competencias laborales: “Tener el certificado en las manos significa que en algo tan pequeño hay esfuerzo y trabajo basado en la estandarización de instalaciones. Me siento orgulloso, porque ya no somos como los demás técnicos; tener una certificación nos hace acreedores a un mejor futuro en el que podemos conseguir oportunidades más rentables”.

Durante el discurso que impartió Florentino Gómez, presidente de la ANFIR, invitó a los mecánicos que asistieron al Foro a que se acercaran a certificarse, pues los beneficios económicos y laborales que van a percibir son amplios; además, aseguró que la Asociación no tiene inconveniente en recomendar técnicos que ya están certificados a partir de la lista que se genera y a pugnar para que se les pague una tarifa un poco más elevada que la establecida.

Se expuso la importancia de la certificación para toda la cadena productiva, donde se resalta la tranquilidad del usuario final al dar por hecho que su equipo está instalado con base en estándares adecuados y que los riesgos de falla serán menores.

El tema de la certificación en México continúa en vías de desarrollo, pues los mecánicos aún no cuentan con la información concreta y certera sobre la relevancia de certificarse; sin embargo, también se comentó la temática como una herramienta útil para el crecimiento del sector. La premisa de un plan a largo plazo consiste en que las empresas y los grandes corporativos se unan y demanden técnicos certificados,  a los cuales se guiará para solicitar la evaluación pertinente.

Todas las partes coinciden en que no será una tarea fácil de conseguir; no obstante, si se tiene la voluntad de aportar conocimiento, se contribuirá a la expansión del sector. Como indica el ingeniero Carlos Mendoza, director general de Tecnocontrol y Sistemas: “Es una tendencia mundial contar con una especialización que garantice que lo que dices que sabes es real; por tanto, a mediano o largo plazo, tengo la expectativa de que será una obligación capacitarse para después certificarse. Nosotros, como directores, debemos buscar la forma de impulsar a nuestros trabajadores a cumplir con este requisito”.

El Procet seguirá impulsando la certificación de los mecánicos en refrigeración y aire acondicionado. Tan sólo los siguientes meses, llevará a cabo cursos de capacitación que impartirán reconocidos especialistas de estas áreas de conocimiento.

—————————————————————————————————————————————————