El Termostato pieza clave

2573

Controlar el caudal del líquido refrigerante que es desviado hacia el condensador no sería posible sin el trabajo de este aparato, indispensable para mantener la temperatura adecuada.

Un termostato debe ser instalado lejos de cualquier fuente de calor.

Sinaí Romo.

Mantener la temperatura adecuada en un inmueble es una de las partes más importantes para la satisfacción y confort de los clientes. Para lograr dicho objetivo existe un aparato clave que los profesionales HVACR deben conocer: el termostato.

Este aparato se utiliza desde hace varios años para controlar las temperaturas de un inmueble, con la intención de que no se eleven o disminuyan de manera drástica, así, se evita que el aire se congele, el sistema enfríe demasiado o incluso que una habitación se caliente en épocas de calor. En sistemas de refrigeración, el termostato se emplea con el objetivo de controlar el caudal de líquido refrigerante.

El termostato es la parte central de cualquier consola de aire acondicionado o refrigeración, por ello la importancia de conocer su funcionamiento  y asegurar que esté instalado de forma correcta. Cuando se instala un termostato, el técnico debe  certificar que la unidad interior no quede muy lejos de la exterior,  pues cuanto mayor es la distancia mayor será el consumo del termostato y de todo el equipo.

Este aparato es imprescindible en cualquier equipo de climatización, pues sin él, los usuarios pueden exponerse a temperaturas poco saludables, además de gastar más energía de la necesaria al no conocer los requerimientos de enfriamiento necesarios. Es importante recordar que el termostato de cualquier equipo de aire acondicionado debe estar regulado a una temperatura no menor a los 25ºC, pues cada grado de temperatura que disminuya hará que se aumente el consumo de energía un 10 por ciento, pero no aumentará de la misma forma el confort, señalan los fabricantes.

Aunque actualmente los aparatos de climatización regularmente poseen un termostato incorporado, es necesario vigilar y controlar su uso, en primer lugar para contar con un clima adecuado y en segundo para no exceder el uso de energía.

El funcionamiento del termostato puede darse de forma deficiente siempre que se ubique cerca de focos o de electrodomésticos que provoquen calor, tales como bombillas, o generadores. Así que, si no se ubica el equipo de climatización en el lugar adecuado será casi imposible que funcione de manera eficiente.

Existen diversos tipos termostatos, electrónicos, digitales, analógicos o mecánicos, los cuales pueden ser regulados manual o digitalmente, cualquiera que sea el tipo, es necesario que el técnico esté seguro de la calidad, pues existen termostatos que son capaces de consumir hasta 60 por ciento más electricidad que otros.

Cómo revisar su funcionamiento
Es importante mantener su buen funcionamiento para que la calefacción o la refrigeración funcionen adecuadamente, así puede funcionar como control y monitor para el sistema de climatización. Todo el tiempo que el termostato está conectado con el sistema eléctrico del inmueble, ofrecerá una lectura digital de los niveles de temperatura.

Revisar tanto el sistema de lecturas y el cableado es un proceso muy sencillo que el técnico puede aplicar sin ninguna dificultad.

En primer lugar deberá observar la pantalla del monitor para verificar el estado del sistema y la lectura de la temperatura. Posteriormente hay que cortar la energía del termostato y apagar el equipo. Un vez que el aparato está desenergizado se debe retirar la cubierta para sacarla y así verificar que los cables permanezcan conectados y asegurar que las terminales (codificadas por colores) coincidan. En caso de que un cable esté desconectado habrá que apretarlo firmemente. Colocar la tapa y conectar el dispositivo a la energía eléctrica.

Otras prácticas
Cualquier tipo de termostato da la posibilidad de abrir o cerrar su circuito eléctrico en función de la temperatura, por ello, se puede llevar la siguiente práctica para revisar si funciona de manera normal:

001271Aplicar frío para abrir los puntos del termostato
Al aplicar frío los puntos del termostato se abrirán (el multímetro deberá estar en Ohms) y se marcará resistencia infinita (sin reacción).

Si el termostato no abre sus puntos al aplicar frío, entonces, sus puntos están atascados o fundidos. Debe reemplazarse.

001272Aplicar calor para cerrar los puntos del termostato
Al aplicar calor, los puntos del termostato se cerrarán y el multímetro marcará cero resistencia.

Si el termostato no cierra sus puntos, significa que no funciona adecuadamente, por lo cual tendrá que ser  reemplazado.
Fuente: Manual del Aire Acondicionado
—————————————————————————————————————————————————