El ruido en la climatización

1715

Desde hace más de 40 años, el ruido está considerado como un contaminante ambiental. Su eliminación o disminución también forma parte de los sistemas de climatización para lograr un mejor confort

Sinaí Romo

Según la decisión adoptada en la Conferencia Internacional de Medio Ambiente de Estocolmo, desde 1972 el ruido es un contaminante ambiental que debe ser eliminado para el bienestar de todos los habitantes del planeta. Las consecuencias del ruido sobre el hombre abarcan desde las molestias que afectan al confort hasta graves problemas de tipo físico.

Una de las zonas donde existen grandes niveles de ruido son las instalaciones de climatización que producen niveles sonoros variables, dependiendo del tamaño, diseño y espacio donde se instalan los equipos.

Con el fin de acabar con el ruido y elevar el nivel de bienestar se deben llevar a cabo diferentes tareas para que los equipos de climatización sean lo más silenciosos posible, por lo cual existen soluciones viables para tratar diversos problemas acústicos.

Aire acondicionado:

  • Los conductos de aire acondicionado deben llevarse por conductos independientes y aislados de los lugares habitables
  • Evitar el paso de las vibraciones de los conductos a los elementos constructivos mediante sistemas antivibratorios
  • En conductos vistos se deben usar recubrimientos con aislamiento acústico a ruido aéreo adecuado
  • Los conductos de aire acondicionado deben revestirse de un material absorbente y usar silenciadores específicos
  • Usar rejillas y difusores terminales cuyo nivel de potencia generado por el paso del aire acondicionado cumplan con las condiciones establecidas previamemnte

Ventilación:

  • Deben aislarse las conducciones verticales de ventilación que circulen por espacios habitables
  • Cuando estén adosados a elementos de separación verticales entre unidades de uso diferentes o fachadas, se revestirán de tal forma que no se disminuya el aislamiento acústico del elemento de separación y se garantice la continuidad de la solución constructiva
  • En cuanto a los conductos de distribución de aire, éstos pueden contribuir a disminuir los ruidos generados en la instalación, mediante el empleo de materiales absorbentes, constituyendo el conducto o en silenciadores de absorción.

Para encontrar una solución a los problemas de ruidos se requiere evaluarlos, conocer su origen y su vía de transmisión. Primero se debe incluir un estudio de las evaluaciones acústicas esperadas en los locales del edificio, así como las medidas aplicables para que los ruidos no representen un nivel sonoro inadecuado, según las normativas exigidas, o unas condiciones de confort mínimas para los usuarios.

La elección del modelo silencioso debe fundamentarse en las características del equipo emisor.