El poder femenino que enriquecerá a la industria

478

En los últimos años, la participación de las mujeres en las actividades económicas y el ámbito laboral se ha incrementado como nunca antes en la historia. Para estar al día, la industria RAC debe idear estrategias para fomentar la incorporación de ingenieras, técnicas y profesionistas bien capacitadas a sus filas

Fotografía superior. Países donde las mujeres tienen participación en la industria RAC

Zuriel Caballero

De acuerdo con el estudio Women in the Refrigeration and Air-conditioning industry: personal experiences and achievements, elaborado por la división OzonAction del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), las mujeres constituyen tan sólo entre el 10 y el 20 por ciento de los 12 millones de personas que laboran en la industria de la refrigeración y aire acondicionado (RAC) a nivel global.

Entre las actividades que desarrollan se encuentran el diseño, instalación y mantenimiento de los equipos de climatización, áreas en las que la presencia de los hombres predomina hasta la fecha. “Las mujeres están significativamente y notablemente subrepresentadas en el sector del aire acondicionado y la refrigeración”, informa el documento.

Tan sólo en Estados Unidos, añade el estudio, la población femenina en la industria RAC representa apenas el 1.2 por ciento de los especialistas (ingenieros, técnicos, instaladores), según Women in HVACR, organización que promueve el crecimiento de las mujeres en todas las áreas del sector: prestación de servicios, ventas, administración y propiedad.

En la mayoría de los países estudiados, el porcentaje de profesionistas trabajando en el sector varió de 0 a 10 por ciento, con excepción de los mercados de China y Rumania, que mostraron una participación femenina del 19.5 y el 33 por ciento, respectivamente.

El reporte de OzonAction compila testimonios e historias de 108 ingenieras de más de 50 países, pioneras en la industria del frío. La investigación destaca los éxitos, retos y motivaciones que han llevado a varias mujeres a desarrollar una experiencia profesional fructífera. A través de estos referentes femeninos, se pretende motivar a las generaciones de mujeres jóvenes a involucrarse más en la industria y convertirse en líderes.

Las historias reunidas podrían hacer que niñas y jóvenes se sientan identificadas con estas empresarias y busquen seguir su ejemplo. Además, contribuye a rebatir los estereotipos asociados con las ingenierías y carreras técnicas a los que actualmente se enfrentan las mujeres en todo el mundo.

Si cada nación alcanza la mejor tasa de equidad de género en su región, se podrían añadir 12 billones de dólares a la economía global al cabo de diez años

Equidad de género en las áreas STEM
Impulsar la paridad de género no es una cuestión para beneficio exclusivo de la población femenina. En términos económicos, si cada nación alcanza la mejor tasa de igualdad de género en su región, se podrían añadir 12 billones de dólares a la economía global al cabo de diez años, revela el estudio El poder de la paridad: cómo avanzar en la igualdad de las mujeres puede agregar 12 trillones de dólares al crecimiento mundial, elaborado por el Instituto Global McKinsey.

Asimismo, alcanzar el potencial completo de la equidad de género, duplicaría la participación de las mujeres en el crecimiento económico global con una contribución anual al Producto Interno Bruto (PIB) mundial de hasta 28 billones de dólares al 2025.

No sorprende, pues, la enorme relevancia que ha cobrado la equidad de género en el ámbito laboral. Como señala el Índice de Igualdad de Género de Bloomberg 2019 (GEI, por sus siglas en inglés), cada vez son más las corporaciones que trabajan para eliminar la brecha entre hombres y mujeres, desarrollando políticas de inclusión e impulsando estrategias para fomentar espacios equitativos. Con todo, la presentación de casos de éxito femeninos en las diferentes áreas profesionales es un factor que no ha recibido la atención adecuada.

El Índice advierte que todavía falta mucho camino por recorrer en el ámbito de las ciencias exactas. Sólo el 8 por ciento de las mexicanas busca laborar en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), en contraste con el 27 por ciento de los varones del país, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La incorporación de un mayor número de mujeres a sectores dedicados a la ciencia e ingenierías contribuiría a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) trazados por las Naciones Unidas. Entre ellos, energía asequible y no contaminante, construcción de ciudades y comunidades sostenibles, y acciones por el clima, tres áreas en las que el sector RAC se encuentra presente.

Destacar a las profesionistas que actualmente laboran en el área de las ciencias físicas resulta indispensable para abrir caminos que impulsen a la población a desarrollarse en una cultura libre de prejuicios y más inclusiva. Así, inculcar a niñas y jóvenes a perseguir carreras profesionales que las apasionen, sin importar su género, permitirá a las sociedades alcanzar un futuro más próspero.

Respecto al sector RAC, el incremento de mujeres especializadas y la suma de competencias fortalecerá la búsqueda y el desarrollo de soluciones para beneficio del sector, la sociedad y del planeta. Y tú, ¿cuántas mujeres conoces en la industria del frío?

México en el radar de OzonAction
18 de las mujeres reconocidas en Women in the Refrigeration and Air-conditioning industry: personal experiences and achievements provienen de países situados en América Latina: Colombia, Ecuador, México, Perú, Honduras, Bolivia, Nicaragua, Brasil y la República Dominicana.

Marina Josefina Pérez Montiel, fundadora de la compañía Refrihogar, sobresalió como empresaria del sector del frío en México. Su negocio, destaca el estudio de OzonAction, es el único certificado como Centro de Recuperación y Reciclado de Gases Refrigerantes (CRR) en Oaxaca, certificación avalada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Asimismo, la empresaria se ha dado a la tarea de apoyar el aprendizaje continuo, pues imparte capacitaciones para las buenas prácticas en refrigeración y aire acondicionado.

Fuente: Women in the Refrigeration and Air-conditioning industry: personal experiences and achievements, OzonAction, PNUMA, 2019.