El frío, un riesgo laboral

20413

Trabajar en condiciones extremas de temperatura conlleva muchos riesgos de salud, que pueden ir desde una afección en las vías respiratorias hasta un infarto e incluso la muerte. Proteger el cuerpo de manera adecuada puede salvar vidas.

Las bajas temperaturas resultan muy peligrosas, por lo que es conveniente que antes de exponerse a ellas, se acuda con un médico para una revisión general.

Sinaí Romo.

La actividad en lugares fríos, como una cámara de refrigeración, aumenta el riesgo de incapacidad laboral y agrava diversas enfermedades, aspecto que eleva el número de accidentes y lesiones que, en casos extremos, pueden terminar con la vida del trabajador.

Se considera que existe riesgo laboral cuando se trabaja a temperaturas iguales o inferiores a los 10 o 15 °C. Los peligros mínimos pueden ser falta de confort que genere distracción en el trabajador o leves enfermedades respiratorias. En casos de enfriamientos severos, el efecto del frío puede causar problemas como hipotermia y congelación.

Debido a lo peligroso que resulta laborar en ambientes de baja temperatura, todo técnico que trabaje bajo estas condiciones debe contar con un buen estado de salud, tener una estatura mínima de 1.65 metros y un peso adecuado a su estatura; de esta manera, se garantiza que no sean muy delgados o muy obesos. Además, es indispensable que conozca cuáles son las alteraciones en el cuerpo humano por exponerse a bajas temperaturas, así como las medidas de seguridad y los elementos de protección personal para trabajar en dichas condiciones.A0CG0001648

Condiciones de seguridad de las cámaras frías

  • Las áreas de frío están conformadas por una cámara fría o de almacenamiento, con una temperatura entre –26 a –30 °C; una antecámara, con una temperatura entre –10 a –0 °C y un área de refugio o zona de descanso para calentarse, con una temperatura de 21 °C
  • Deberán permitir una fácil circulación entre sus compartimentos, y sus rutas de circulación o de salida deberán ser claramente señaladas con letreros luminosos
  • Deben tener una buena iluminación, a la red general y a la red de emergencia
  • Las puertas de las cámaras frigoríficas deben tener dispositivos de cierre que permitan abrirse fácilmente desde adentro. Además, deberá existir una señal luminosa activada únicamente desde su interior, que indique la existencia de personal dentro de la cámara
  • Las cámaras deberán disponer de un dispositivo de llamada, “hombre atrapado” en su parte interior, no accionada eléctricamente, alumbrada con luz piloto y con un dispositivo que impida la formación de hielo
  • En su interior y cerca de la puerta deberá existir una caja que contenga un hacha, herramienta capaz de permitir romper la puerta en caso de emergencia
  • Las alarmas de emergencia “hombre atrapado” deberán sonar en todas las áreas normalmente más concurridas y su sonido debe ser claramente diferenciado de la alarma contraincendio o de otra emergencia
  • Todas las alarmas, los dispositivos de apertura de puertas, las salidas de emergencia y señales luminosas deberán tener un mantenimiento y someterse a pruebas periódicas que aseguren estar en buenas condiciones de trabajo

A0CG0001647Efectos de la temperatura

  • -14 ºC. Sensación de frío intenso
  • -22 ºC. Sensación de frío muy intenso
  • -30 a -38 ºC. Las partes del cuerpo descubiertas se congelan en el intervalo de una hora
  • -45 a -53 ºC. Las partes del cuerpo descubiertas se congelan en el intervalo de un minuto
  • -61 a -69 ºC. Las partes del cuerpo descubiertas se congelan en un intervalo de 30 segundos

La jornada máxima a la que un técnico debe estar expuesto dentro de una cámara fría es:

  • En cámaras de 0 a -5 °C debe haber un descanso de recuperación de 10 minutos por cada tres horas de trabajo
  • En cámaras de –5 hasta –18 °C pueden permanecer hasta por seis horas, con un descanso de 15 minutos cada hora
  • En cámaras de –18 °C o más, la permanencia máxima también es de seis horas, pero debe haber un descanso de 15 minutos por cada 45 minutos de trabajo

A0CG0001646La exposición a bajas temperaturas altera el organismo de una manera tan acelerada que son muchas las enfermedades que puede provocar, por lo que es aconsejable acudir al médico con el fin de detectar posibles disfunciones o sensibilidades a bajas temperaturas.

Por ejemplo, los hombres con enfermedades cardiovasculares, edad avanzada o problemas en las vías respiratorias deberán evitar trabajar bajo estas condiciones, pues son más susceptibles a padecer alguna complicación. Lo más importante es realizar pausas para que el técnico descanse y su organismo no se altere de manera drástica ante el frío elevado.

————————————————————————————————————————————————–