Eficiencia energética residencial

2191

A diario realizas actividades que requieren de energía eléctrica, por lo que es importante que la uses de manera adecuada; así, cuidas el medioambiente y consigues ahorros económicos. Revisa las siguientes recomendaciones y obtén mayores beneficios

Victoria Zárate

En tu casa puedes realizar acciones para aprovechar mejor el uso de la energía eléctrica, como utilizarla eficientemente y obtener el mismo resultado, o mejor, con menos energía o disminuyendo el desperdicio.

En entrevista para la revista Cero Grados, el ingeniero Enrique Balan, consultor en Calidad de la Energía y Sistemas de Puesta a Tierra de ICA–Procobre, dijo que la eficiencia energética es el no desperdicio y un máximo trabajo con el mínimo consumo de energía, y que si los hogares mexicanos cuentan con un consumo de energía eléctrica adecuado, el impacto positivo se puede traducir en ahorros económicos y beneficios sociales y ambientales. Explicó que las acciones para lograr una verdadera eficiencia energética se pueden dividir en tres grandes grupos: iluminación, motriz y digital.

Además, compartió algunos consejos sobre iluminación para desarrollar una cultura de aprovechamiento de la energía eléctrica:

  • Utiliza luz natural en actividades diarias
  • Instala, en lo posible, sistemas de control de iluminación
  • Usa lámparas de bajo consumo y de potencia lumínica, según la actividad que desarrolles; por ejemplo, las lámparas fluorescentes compactas permiten un ahorro de 74 % y duran hasta 10 veces más que los focos normales incandescentes
  • Pinta el interior de la vivienda con colores claros, ya que reflejan mejor la luz
  • Limpia periódicamente las lámparas, para mantener la cantidad de iluminación
  • Adapta los circuitos de iluminación, para realizar el encendido y apagado por zonas o áreas

Climatización y refrigeración

En cuanto a climatización y refrigeración, el ingeniero Balan mencionó los dos aspectos más importantes para una correcta eficiencia energética:

  • Equipamiento. El equipo debe someterse a las normas establecidas para cumplir con lo requerido; como la 023, de la Secretaría de Energía. Considera si son equipos usados o no y el mantenimiento que se les brinda, ya que con el tiempo sólo se refleja un mayor consumo de energía; dicho mantenimiento lo debe realizar un técnico certificado o que tenga el conocimiento, porque así garantizará un buen trabajo
  • Entorno. El lugar donde se encuentre nuestro equipo es importante. Por ejemplo, si un aire acondicionado está encendido, gastará menos energía cuando las puertas y ventanas estén completamente cerradas que si se dejan abiertas; en el caso de los refrigeradores, si los colocas en el sitio adecuado, también consumirá sólo la energía necesaria

Consejos para aprovechar al máximo la energía en el hogar

  1. Utiliza tecnologías de última generación, como motores de alta eficiencia o lámparas con mayor nivel lumínico y menor consumo eléctrico
  2. Instalación eléctrica con mejores características, como un cableado eléctrico de mayor diámetro y sólo de cobre para evitar variaciones de voltaje y disminuir pérdida de energía en él
  3. Cuidar fugas de energía y el consumo sin uso. Apaga lámparas y equipo eléctrico cuando no los necesites y desconecta equipos con función en espera y que casi no se utilicen o cambia el cableado eléctrico si observas calentamiento o el aislamiento está deteriorado
  4. Automatiza el sistema eléctrico, o parte de él. Tal es el caso del apagado automático de iluminación, calefacción, refrigeración, entre otros, cuando no se requiera o las condiciones atmosféricas lo permitan y aprovechando la luz solar
  5. Da mantenimiento adecuado a cualquier sistema, con una mano de obra calificada que garantice la reparación del equipo
  6. No adquieras equipos apócrifos o de segunda mano. No sabes si cumplen con las normas requeridas o en qué condiciones se encuentran

El experto te aconseja que no olvides que el uso de productos elaborados con cobre, como motores y cable eléctrico, incrementa la eficiencia en el consumo y asegura una mayor vida útil, derivado de sus características eléctricas y mecánicas superiores, en comparación con otros metales de aplicación comercial.

Para finalizar, mencionó dos puntos importantes:

  • El tema de la eficiencia energética no tendrá fin mientras se haga uso de cualquier elemento para su generación. Por ejemplo, cuando se prende un foco o una lámpara, se contamina el ambiente indirectamente, porque no se emiten gases ni bióxido de carbono, sino sólo energía que, normalmente, contiene en un 80 % combustibles fósiles (carbón, petróleo, hidrocarburos y gas natural)
  • Debes tener presente que el uso irracional de energía eléctrica deteriora el medioambiente, lo que te perjudica a ti mismo