Cuatro formas de deshielar un sistema

8661

El exceso de escarcha o hielo en un sistema de refrigeración puede bloquear el flujo de aire y ocasionar fallas repentinas. Para que esto no suceda es importante que el técnico realice un descongelamiento periódico en el equipo.

Métodos de deshielo

Natural
Utiliza el calor del aire en el espacio refrigerado para fundir el hielo del evaporador. El método más simple es parar manualmente al sistema hasta que el evaporador se caliente lo suficiente para fundir el hielo; después, el sistema se arranca nuevamente en forma manual.

El “ciclo-fuera” consiste en ajustar el control del ciclo, de modo que la temperatura en el evaporador aumente hasta 2.8 o 3.3 °C durante cada interrupción del ciclo. Si el sistema ha sido diseñado en forma correcta, el evaporador se mantendrá relativamente libre de hielo en todo momento, debido a que es deshielado por completo durante cada interrupción del ciclo.

Por resistencias eléctricas
Se usan calentadores de resistencia eléctrica para el deshielo de serpentines con tubos aletados. En forma periódica también se calientan eléctricamente la charola inferior y el tubo de drenaje para evitar el recongelamiento del hielo fundido.

El ciclo se inicia cerrando una válvula solenoide en el tubo de líquido, lo que causa que el evaporador sea evacuado; después, el ciclo de refrigeración se detiene por el control de baja presión. Al mismo tiempo, se energizan los elementos de calentamiento del evaporador y se apagan los ventiladores, de manera que el calor no se expulsa del espacio refrigerado. Después que se ha deshielado el evaporador, los calentadores se desenergizan y el sistema de refrigeración es puesto en operación.

Gas caliente
Tiene muchas variaciones; pero todas usan como fuente de calor el gas caliente descargado por el compresor. Se coloca una válvula solenoide en un tubo de desviación instalado entre la descarga del compresor y el evaporador. Cuando la válvula solenoide está abierta, el gas caliente de la descarga del compresor viaja por el tubo de la desviación del condensador y entra al evaporador, justo  delante de la válvula de expansión termostática. El deshielo se obtiene a medida que el gas caliente cede su calor al evaporador frío y lo condensa hacia el estado líquido; algo del refrigerante condensado permanece en el evaporador, mientras que el resto regresa al compresor, donde el calor de la compresión lo evapora y lo recircula al evaporador.

El método de deshielo con gas caliente tiene varias desventajas, ya que el líquido en el evaporador no se vaporiza totalmente durante el ciclo de deshielo y estará muy limitada la cantidad de gas disponible en el compresor.

Manual
El descongelamiento de modo manual se realiza cuando el sistema tiene un espesor de hielo cercano a 2.5 centímetros, con la finalidad de que exista buena transferencia de calor y no llegue refrigerante líquido al compresor. La herramienta que se utiliza para quitar el hielo de los evaporadores es la espátula. Este trabajo se realiza con mucho cuidado para no dañar los tubos de aluminio de las placas.

 

Con información de la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología