Covid-19: 11 acciones para combatirlo

1848

Ante la emergencia sanitaria que enfrenta el mundo entero por el nuevo coronavirus, te compartimos una guía práctica para que lleves a cabo tus labores de mantenimiento, apegado a criterios básicos de higiene, seguridad y profesionalismo

Redacción

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad conocida como covid-19, impactará a la humanidad durante meses, inclusive años. Al menos esto es lo que opinan connotados virólogos e inmunólogos alrededor del mundo: “Varios expertos prevén que este virus llegó para quedarse, y que pasará a ser uno más de los que nos afectan cada año. La duración e impacto de esta epidemia variará según el país y el contexto, pero se espera que en unos meses la población habrá adquirido un nivel de inmunidad que frenará su propagación”, afirmó Adelaida Sarukhan, doctora en Inmunología por la Universidad de París VI, en una entrevista con National Geographic.1

En lo que la ciencia desarrolla una vacuna exitosa, o bien, la población adquiere inmunidad frente a este agente infeccioso, las únicas medidas de protección efectivas para mitigar su propagación son aquellas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los gobiernos: distanciamiento social (de al menos 1 ½ metros entre personas sanas y de 2 metros para gente infectada), lavado frecuente de manos (con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol), higiene respiratoria (cubrirse con el antebrazo o un pañuelo al toser y estornudar), así como el confinamiento y cuarentena para mitigar el brote.2

Es indudable que la amenaza sanitaria y el impacto económico-social de la pandemia de covid-19 afectará a todas y cada una de las industrias y actividades económicas del mundo. La cadena productiva del sector de la refrigeración y el aire acondicionado (RAC) no será la excepción.

A medida que la población regrese a sus lugares de trabajo y se restablezcan las actividades económicas, luego de semanas de sana distancia, confinamiento y cuarentena, será indispensable que las empresas del sector del frío desarrollen protocolos y reglamentos de higiene para proteger a sus colaboradores.

Según la Asociación HVACR de Arkansas, técnicos y prestadores de servicio están expuestos a todo tipo de contaminantes, partículas de polvo, gérmenes, microorganismos y virus en hogares, oficinas, escuelas, negocios, hospitales e industrias. Esto incluye al SARS-CoV-2.

Cada nuevo servicio de mantenimiento, advierte el organismo en un documento disponible en su página en línea (http://www.arhvacr.org), abre la posibilidad de exponerse al coronavirus, la gripe común, o cualquier clase de patógeno o enfermedad que circule en espacios públicos.

La probabilidad de contagio, por supuesto, se incrementa en laboratorios, clínicas y centros de salud, donde existe una gran cantidad de pacientes que reciben tratamiento. Estos espacios, no obstante, seguirán requiriendo de servicios de mantenimiento para sus sistemas de climatización, a fin de mantener niveles óptimos de humedad, temperatura y CO2.

Dado que la covid-19 es 2.2 veces más contagioso en promedio que la influenza estacional y tiene una tasa de letalidad de entre 0.5 y 2 por ciento3, es una obligación de la industria del frío comenzar a dilucidar algunas medidas de prevención, higiene y seguridad para proteger a distribuidores, instaladores, técnicos, prestadores de servicio y usuarios finales.

En este contexto, cabe preguntarse lo siguiente: ¿cuáles son las buenas prácticas que deberás seguir para evitar infectarte o contagiar a tus clientes durante un mantenimiento? ¿Cómo puedes contribuir a mantener la salud de las personas, así como a disminuir los contagios en edificios?

A continuación, te compartimos 11 ideas prácticas para que brindes un mejor servicio durante estos meses de emergencia sanitaria.

1 Mide tu temperatura
Comienza cada día realizando una medición rápida de tu temperatura, o bien, de los técnicos a tu cargo. Es posible usar un termómetro digital de frente sin llevar a cabo ningún contacto físico. Si bien en algunos casos estos aparatos pueden arrojar una medición de 0.5 a 1 ºC más baja que un dispositivo oral, devuelven la temperatura en segundos. En caso de registrar una medida elevada, por arriba de 38 ºC (fiebre), lo recomendable será que tú o tus colaboradores reciban atención médica cuanto antes.

Los termómetros orales o clínicos son mucho más precisos, aunque quizás sean menos prácticos porque deberás asegurarte de seguir los procedimientos de esterilización adecuados. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “los termómetros clínicos deben limpiarse completamente después de su uso y luego sumergirse en un desinfectante adecuado durante un período de varios minutos. En la práctica general donde esto no es factible, el termómetro debe limpiarse completamente después de usarlo con algodón empapado en desinfectante”.

Esta acción es una forma de darle tranquilidad al usuario final, la cual puedes destacar a través de la página de internet de tu empresa, o bien, durante las llamadas de servicio al cliente: «Sra. o Sr. X, tomamos un escaneo de temperatura de nuestros técnicos cada mañana como un paso para garantizar su salud. Durante esta crisis de covid-19, estamos haciendo todo lo posible para protegerlo a usted y a su familia».

2 Llama y pregunta a tus clientes antes de realizar algún mantenimiento
No está de más preguntar a las personas que contratan tus servicios si todos en la casa, edificio o negocio están saludables. Una llamada de servicio también es un buen momento para informar al cliente sobre los procedimientos de seguridad que tú o los colaboradores a tu cargo llevarán a cabo, es decir, uso de mascarilla, guantes, gafas de seguridad, desinfectantes, etcétera. Esta acción busca proporcionar confianza a las personas y habla bien acerca de tu profesionalismo o el de tu compañía. En caso de haber reportado gente que haya sido expuesta al virus, se encuentre infectada o enferma en el lugar del servicio, éste podrá reprogramarse. Las compañías deben ser responsables y evaluar el riesgo para colaboradores y clientes: no hay absolutamente ninguna necesidad de poner en riesgo a los técnicos. Hay muchas personas que pueden verse afectados por nuestras acciones. Los propietarios también deben ser transparentes con la información que brinden.

Si bien la primavera es una estación templada-calurosa, el aire acondicionado (AA) mecánico no es absolutamente necesario en algunas partes de México. Una buena opción es abrir puertas y ventanas. También se pueden utilizar ventiladores de techo o de caja. Sin embargo, hay que recordar que es temporada de alergias, por lo que abrir ventanas puede permitir el ingreso de polen. En este sentido, no todos los resfriados y estornudos son SARS-CoV-2. Hay mucha gente que padece alergias y rara vez se piensa en eso, por lo que no debe suponerse automáticamente que una persona está infectada con coronavirus. No entres en pánico, a menos que el cliente o propietario tenga la sospecha de haberse contagiado o haya sido diagnosticado con la enfermedad. Si el inquilino o propietario de un edificio tose o estornuda, es poco profesional suponer de inmediato que está contagiado, decirle a los demás y difundir información falsa. No somos médicos. Por lo tanto, no nos corresponde el diagnosticar la covid-19.

3 Ponte botas de trabajo
Es recomendable utilizar botas exclusivas para el trabajo y lavarlas con jabón desinfectante después de cada servicio de mantenimiento como una forma de evitar contagiarse y llevar el coronavirus hasta tu casa. Según investigadores de las universidades de Princeton y UCLA, las gotas que contienen el virus pueden vivir en condiciones óptimas hasta tres horas en el aire y tres días en la superficie.4 Ya sea que esté acechando en el piso o en alguna otra superficie, usar botines de trabajo no sólo evita posibles daños a tus pies, sino que también es una señal positiva de servicio al cliente y una forma de transmitir una imagen de profesionalismo.

4 No saludes de mano y no utilices mascarilla médica N95
Llega sin máscara facial a la casa, negocio o lugar de servicio. Saluda al cliente guardando tu sana distancia (no de mano); luego, como señal de seguridad puedes utilizar un cubrebocas de tela normal. Los centros de control de enfermedades, la OMS y las autoridades sanitarias de los gobiernos no recomiendan a la gente sana portar mascarillas tipo N95. Para evitar el desabasto, su uso debe reservarse para el personal médico-hospitalario que atiende a los pacientes que presentan síntomas sospechosos o han sido diagnosticados con la covid-19. Sólo debes portar una mascarilla facial N95 si estás en una habitación, edificio o espacio donde hubo o todavía hay personas infectadas, como por ejemplo las instalaciones de un hospital, laboratorio o centros de salud.5

5 Utiliza gafas protectoras y guantes desechables
Cuando un enfermo tose, estornuda o habla sin guardar su sana distancia (2 metros) expulsa gotículas que contienen el virus. Éste permanece en el aire e ingresa a las mucosidades de la boca o nariz de las personas sanas. No obstante, también pueden entrar por los ojos, de ahí la importancia de no tocar superficies sin haberlas desinfectado previamente y, sobre todo, de no tocarse la cara con las manos sucias. En el caso de los técnicos, el uso de gafas protectoras reduce las posibilidades de contagio, por lo que se trata de un aditamento indispensable. El uso de guantes desechables, a su vez, puede ser un método importante para reducir el contacto con el SARS-CoV-2 y otros virus presentes en las superficies. Si los utilizas, recuerda siempre desecharlos una vez finalizado el mantenimiento y luego lávate bien las manos con agua y jabón.

6 Limpia la superficie de la rejilla del filtro del AA con desinfectante
Los centros de control de enfermedades recomiendan limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia con las manos, aplicando una solución de cloro o alcohol. Si bien la rejilla del filtro de un equipo de aire acondicionado no se toca habitualmente, sí tiene un contacto constante con el aire recirculado y contaminado del hogar, el cual puede contener una carga vírica de SARS-CoV-2.

7 Retira el filtro
Coloca el filtro del AA en una bolsa de plástico y tíralo en una bolsa de basura hermética. Si bien el coronavirus es más pequeño de lo que la mayoría de los filtros pueden detener, tiene sentido que algunas partículas se adhieran a las fibras.

8 Reemplaza los filtros del AA con filtros regulares
No actualices a un MERV (valor mínimo de eficiencia reportado o minimum efficiency reporting value) más alto, a menos que también pruebes el conducto y el ventilador para ver si el sistema es capaz de manejar la caída de presión a través del filtro.6 Según diversos estudios, la familia de los coronavirus como el SARS-CoV-2 mide entre 0.005 y 0.001 micrómetros (100 veces más diminutos que las bacterias).7  Un filtro HEPA tiene una eficiencia del 99.97 por ciento hasta un tamaño de 0.003 por ciento, aproximadamente.8

Esto significa que, si bien es posible detener algunos tipos de coronavirus, tampoco puede eliminarse a todos. Asimismo, instalar un filtro HEPA con una caída de presión común de 0.25 a .65 IWC puede aumentar la fuga de aire de retorno, reducir el flujo y crear problemas en el sistema, especialmente cuando hacemos la transición al aire acondicionado.9 Puedes reducir la caída de presión, pero deberás aumentar la rejilla del filtro hasta 3 pies cuadrados por tonelada.

9 Mantén la sana distancia recomendada
Si bien es difícil mantener el espacio individual recomendado (1 ½ metros de distancia) en todo momento durante un servicio, es necesario concientizar entre tus clientes, compañeros de trabajo y colaboradores acerca de la eficacia de esta medida para evitar el contagio de covid-19.

10 Siempre lávate las manos y utiliza desinfectante
Lava tus manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de sonarte la nariz, toser o estornudar, o tras haber tocado superficies en lugares públicos. Este hábito tan sencillo de higiene personal parece ser la directiva más comúnmente emitida por la OMS para prevenir la propagación del SARS-CoV-2. ¿Dónde deberías lavarte las manos? Puedes solicitar permiso al propietario antes de entrar y salir de la casa o el inmueble donde prestes tus servicios. Carga siempre contigo tu propia toalla de mano (las hay también desechables) para secarte y no la compartas. No utilices las toallas de mano que están en los baños de hogares, negocios y edificios públicos. Si no puedes ir al baño para lavarte las manos porque el cliente o inquilino te lo niega, utiliza desinfectante con alcohol al 70 por ciento. En caso de haber desabasto de este producto, puedes elaborar el tuyo siguiendo las indicaciones de la OMS, siempre y cuando tengas conocimientos básicos en química. De lo contrario, abstente de ello.10

11 Elimina los productos desechables
Recuerda deshacerte de manera adecuada de las mascarillas, guantes, filtros y demás artículos desechables. No los tires en cualquier parte y, mucho menos, te los lleves en el transporte que utilices. Colócalos en una bolsa de basura hermética y deposítalos en los contenedores correspondientes. Por último, lávate las manos y utiliza desinfectante después de manipular estos desechos. Recuerda que lo principal es evitar los contagios de coronavirus.

EL SECTOR RAC CONTRA LA COVID-19
Además de las buenas prácticas para garantizar que clientes, colaboradores y prestadores de servicio se mantengan sanos y seguros, los fabricantes de la industria RAC desempeñan un rol fundamental para contribuir a mitigar la pandemia de coronavirus a través de las siguientes acciones:

A. Normatividad
Según el Documento de Posición sobre Enfermedades Infecciosas Transmitidas por el Aire de ASHRAE, reafirmado el 5 de febrero de 2020, dado que “las partículas pequeñas permanecen en el aire por un período de tiempo, el diseño y la operación de los sistemas de HVAC que mueven el aire pueden afectar la transmisión de enfermedades de varias maneras”, por ejemplo:

  • Suministrando aire limpio a ocupantes susceptibles
  • Contener el aire contaminado y/o expulsarlo al exterior
  • Diluir el aire de un espacio con uno más limpio procedente del exterior y/o filtrándolo
  • Limpiar el aire dentro de una habitación

En consecuencia, una adecuada ventilación y flujo de aire “son efectivos” para controlar la transmisión de varias enfermedades y “están disponibles para su implementación en edificios”, afirma el documento de ASHRAE.

B. Luces de irradiación ultravioleta germicida (UVGI)
La tecnología UVGI se ha utilizado desde principios del siglo XX. En 1903, el médico danés Niels Fensen recibió el Premio Nobel de Medicina por el uso de la luz ultravioleta para combatir la tuberculosis. Según ASHRAE, las lámparas UVGI pueden inactivar a algunos organismos y virus transmisores de enfermedades, así como afectar las tasas de contagios. Debido a la naturaleza y novedad de la covid-19, todavía no existen estudios concluyentes acerca del efecto aniquilador de esta tecnología sobre el virus. Sin embargo, un sistema de luces UVGI correctamente instalado ayudará a inactivar algunas enfermedades. No es posible garantizar la salud y seguridad absolutas en un hogar con equipos de AA con luz ultravioleta, pero sí puede ayudar en muchas situaciones.

C. Humidificación, control de humedad y temperatura
De acuerdo con ASHRAE, la infectividad máxima del virus de la influenza disminuye hasta 43 por ciento con un nivel de humedad debajo del 23 por ciento. Si bien hay configuraciones más oportunas para disminuir la infectividad, por encima de 86/50, el nivel de comodidad sería insoportable. Esto parece indicar que la humidificación y la deshumidificación son estrategias válidas para un hogar saludable.

D. Filtración
Se debe considerar que la mayoría de los AA residenciales no están diseñados para filtros con alta calificación MERV. Los equipos domésticos, además, han restringido significativamente los filtros de aire de retorno. Por ello, es importante que cualquier recomendación para filtros de alta calificación se combine con: 1) medición de la caída de presión en la bobina, 2) presión estática disponible, 3) rejilla de aire de retorno existente, y 4) oportunidades estructurales para aumentar la rejilla de aire de retorno y/o de parrillas. Es poco probable que las unidades de AA en hogares sean capaces de usar un filtro HEPA, e incluso éstos no eliminarán al 100 por ciento al coronavirus. Por lo tanto, la filtración del aire es una buena opción para el usuario final, pero requiere mucho más que adaptar un filtro con alta calificación MERV.

E. Ventilación natural adecuada
El Documento de Posición sobre Enfermedades Infecciosas Transmitidas por el Aire de ASHRAE también recomienda mantener una ventilación natural adecuada en espacios y habitaciones cerradas donde el aire pueda contaminarse con virus y microorganismos patógenos. Hay que recordar que el aire fresco es fundamental para la salud y la seguridad en hogares y todos los espacios ocupados por personas en un edificio.
——-

Fuente: ASHRAE Position Document on Airborne Infectious Diseases (5 febrero, 2020).
——-

  1. https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/respuestas-a-dudas-mas-frecuentes-sobre-coronavirus_15285
  2. https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public).
  3. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMe2002387
  4. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prepare/cleaning-disinfection.html?CDC_AA_refVal=https%3A%2F%2Fwww.cdc.gov%2Fcoronavirus%2F2019-ncov%2Fcommunity%2Fhome%2Fcleaning-disinfection.html
  5. https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/when-and-how-to-use-masks
  6. https://www.achrnews.com/articles/142808-coronavirus-prompts-response-in-hvac-industry
  7. https://www.wqa.org/learn-about-water/common-contaminants/bacteria-viruses
  8. https://www3.epa.gov/ttncatc1/dir1/ff-hepa.pdf
  9. https://cdn.shopify.com/s/files/1/1130/9462/files/AlphaCell.pdf?1066298642659506052
  10. who.int/gpsc/5may/tools/ES_PSP_GPSC1_GuiaParaLaElaboracionLocalWEB-2012.pdf?ua=1