Coronavirus: 3 tecnologías RAC para su inactivación

1277

En medio de la crisis sanitaria global sin precedentes causada por la pandemia de covid-19, ¿cómo puede ayudar la industria de la refrigeración y el aire acondicionado a combatir este virus?

Danahé San Juan

A finales del 2019 la humanidad fue testigo del descubrimiento del SARS-CoV-2, un nuevo coronavirus causante de la enfermedad respiratoria denominada covid-19. El brote ocurrió en Wuhan, provincia de Hubei, China, en donde hasta inicios de abril se contabilizaron 83 mil 909 personas contagiadas y 4 mil 636 decesos.

A nivel mundial, el virus se ha detectado en al menos 185 países, ha infectado a más de 3 millones de personas y causado la muerte de más de 210 mil. En México, al cierre de esta edición, la Secretaría de Salud ha confirmado más de 14 mil casos positivos y 1 mil 350 defunciones.

¿Cómo combatir la covid-19?
Mantener una buena Calidad del Aire Interior (CAI) podría ser una buena estrategia para impedir que el SARS-CoV-2 continúe propagándose y enfermando a la población. En un comunicado de prensa, Oliver Zimmermann, CEO de de Grupo Condair, informó que, si se incorporaran equipos de humidificación en los sistemas de ventilación de los edificios, sobre todo en las temporadas invernales, los casos de contagio de infecciones virales cruzadas disminuirían considerablemente y se salvarían miles de vidas.

Adicionalmente, las luces ultravioleta y los filtros HEPA son otras dos soluciones de enorme utilidad para lograr una CAI adecuada, como vemos a continuación:

1 Humedad Relativa (RH)
El principio de funcionamiento de los sistemas de humidificación consiste en añadir agua en el aire con el fin de conservar una humedad relativa confortable para las personas. Si en un edificio se mantiene un rango de entre 40-60 por ciento de humedad relativa (HR), las posibilidades de que una infección viral cruzada se disemine son bajas (ver Figura 2).

Figura 2. Resultados del estudio publicado por Lisa M. Casanova et al, American Society for Microbiology, 2010

En el caso de la familia de los coronavirus, Zimmermann señala que se ha demostrado científicamente que éstos se “inactivaban más rápido cuando se expone a una humedad de rango medio (50 % HR), en comparación al aire seco (20 % HR) o muy húmedo (80 % HR)”.

 

Cabe recordar que la industria de la construcción recomienda establecer un nivel de humedad interior de entre el 40 y el 60 por ciento en promedio para mantener el confort y el bienestar de los ocupantes.

2 Rayos Ultravioleta
En entrevista con Cero Grados Celsius, Fernando Bonilla, director en Ingeniería para Ambientes Limpios (INPAL), precisó que la radiación ultravioleta también puede ayudar a eliminar los virus, pues estos tienen poca resistencia a las altas temperaturas. Este tipo de radiación se ha empleado desde hace mucho tiempo para la esterilización de objetos y habitaciones, debido a que impacta directamente sobre su material genético. También es empleada en la industria del aire acondicionado para eliminar la carga biológica dañina que pueda haber en un espacio –la irradiación ultravioleta es capaz de eliminar microorganismos que son aerotransportados–, y en los serpentines de enfriamiento para mantenerlos libres de hongos y otros agentes (Fernando Bonilla, “Uso de Luz Ultravioleta en el Aire Acondicionado”, Mundo HVAC&R, Año XIII Núm. 166, febrero 2019).

A pesar de que aún no hay estudios concluyentes sobre el poder de los rayos ultravioleta sobre la covid-19, sí hay certeza de que inactivan los virus responsables del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), lo que significa que también podrían ayudar a detener la diseminación del SARS-CoV-2.

Esta técnica de esterilización de espacios, destaca Bonilla, se ha utilizado en China para desinfectar las habitaciones de hospitales temporales que se construyeron para atender a los enfermos, además de que en países como Estados Unidos, Italia, Japón, Tailandia y Corea del Sur, la compra de equipos y/o robots con esta tecnología ha ascendido considerablemente tras el surgimiento de la pandemia.

Figura 3. Datos retomados del estudio “Aerosol y estabilidad de la superficie del SARS-CoV-2 en comparación con el SARS-CoV-1”, publicado por el New England Journal of Medicine

3 Filtros de aire
Otra de las tecnologías que la industria RAC ha desarrollado para beneficio del ser humano son los filtros HEPA de alta eficiencia, los cuales “retienen las partículas en las que viajan los virus, ya sea micropartículas de polvo o microgotas. Al quedarse atorados en un entorno que se va a secar, su propagación no sucederá, lo que ayuda de gran manera en lugares como hospitales, oficinas, escuelas, hogares, etcétera”, agrega Bonilla.

Existen diversos tipos de filtros, pero los HEPA son considerados los más eficientes. Por esa razón, su uso es común en hospitales, clínicas, aeropuertos, escuelas, oficinas, etcétera.

El mantenimiento es crucial para el buen funcionamiento de los filtros, por lo que deben ser inspeccionados y reemplazados por lo menos cada 6 meses o menos, según el uso que se les dé. Al manipularlos para su desecho, el prestador de servicios debe portar guantes, lentes, máscara y traje desechable (si el lugar de instalación lo requiere). El técnico debe estar capacitado para el manejo de estos componentes, los cuales se tratan como riesgo biológico y se desechan siguiendo normas y reglamentos internacionales.

Tanto los sistemas de humidificación, como los filtros de aire y los sistemas de aire acondicionado que cuentan con tecnología de rayos UV, se deben mantener en óptimas condiciones para evitar la diseminación de virus como el SARS-CoV-2. Los servicios de mantenimiento preventivo deben realizarse con frecuencia y siguiendo las buenas prácticas. Asimismo, los lugares, superficies y objetos también deben llevar una limpieza adecuada, ya que las personas infectadas podrían propagar el virus, al no haber sido diagnosticadas correctamente, o bien, aún no presentar los síntomas (Figura 3).

Figura 4. Síntomas comunes de la enfermedad respiratoria conocida como covid-19

Según el estudio “The Incubation Period of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) From Publicly Reported Confirmed Cases: Estimation and Application”, realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins y publicado por la revista Annals of Internal Medicine, los síntomas pueden aparecer a partir de los 5 días de la exposición al virus, aunque el 97.5 por ciento de la gente podría desarrollar síntomas dentro de los primeros 11.5 días.

El prestador de servicios HVACR debe tener especial cuidado al realizar sus actividades y extremar sus precauciones de cuidado personal para evitar contagiarse. Las recomendaciones básicas son mantener una buena higiene de manos, cubrirse boca y nariz al toser con pañuelos desechables, evitar a las personas enfermas y las conglomeraciones, pero no hay que olvidar que la limpieza a los sistemas de aire acondicionado, ventilación y filtrado también son cruciales para la buena calidad de aire interior.