Contaminación en sistemas de refrigeración

10936

Cuando un equipo de refrigeración presenta fallas en su rendimiento generalmente es debido a la presencia de contaminantes y residuos sólidos, líquidos y/o gaseosos en el sistema. Si éstos no son removidos, los componentes del sistema dejarán de funcionar correctamente. A continuación, te decimos cuáles son los contaminantes más comunes, el porqué de su aparición y cómo contrarrestarlos

Gildardo Yáñez

Los periodos prolongados de operación a altas temperaturas impactan severamente los sistemas y equipos de refrigeración, por lo que son una causa frecuente de deficiencias en sistemas y compresores.

El color amarillo claro es un indicio de que el aceite ha sido sometido a una sobretemperatura ligera y el devanado trabajado con sobrecorriente

Uno de los problemas más frecuentes es cuando el aceite pierde su capacidad de lubricar, lo que ocasiona asentamientos de residuos sólidos, tapaduras y daños prematuros en los compresores.

La aparición de lodo en el lubricante, por otro lado, hace que esta sustancia cambie de color o que aparezcan objetos ajenos al sistema de refrigeración.

Algunos de los contaminantes más comunes son la ceniza, lodo, dióxido de carbono, residuos del aislante dañado, cloro, entre otros.

Si los contaminantes se dejan al interior del sistema, éstos contribuirán a una serie de fallas en el compresor. Entre los daños más frecuentes están:

  • El color naranja o café turbio es señal de que el lubricante ha funcionado bajo una sobretemperatura severa

    Daño físico o químico en el aislante del motor del compresor

  • Cortocircuito en las terminales del motor
  • Obstrucciones en el sistema o en el compresor como:
    1. En las venas de lubricación del compresor
    2. Corrosión u obstrucción en las válvulas de expansión, descarga, succión, etcétera
    3. Obstrucción en los filtros de aceite y/o de succión en el compresor

Cuando revises el aceite en el depósito del compresor debes poner especial atención al color que tiene. Una señal negativa se presenta cuando el aceite adquiere una coloración amarillo-clara, naranja o hasta negra.

El color negro indica la presencia de partículas metálicas del compresor por desgaste o la procedencia de partículas del estator debido a una quemadura de una o más bobinas del devanado

Las elevadas relaciones de compresión resultan de una baja presión, altas temperaturas en las tuberías de succión, enfriamiento inadecuado del compresor, presencia de gases no condensables en el sistema o bien por una inadecuada elección del refrigerante, en conjunto con una alta presión de descarga. Ahora bien, si el sistema contiene humedad, entonces los efectos en el sistema serán:

  • Formación de hielo en las válvulas de expansión, tubos capilares o evaporadores
  • Corrosión en los metales del sistema
  • Cobrizado o cobreado, el cual genera un recubrimiento de cobre que afecta las superficies internas del sistema. También se forman capas cuyo espesor influye negativamente en el funcionamiento de los equipos
  • Deterioro del aceite lubricante por hidrólisis
  • Formación de lodo en el sistema
  • Aparición de ácidos debido a la reacción química del aceite lubricante y la humedad, a partir de la cual aparecen ácidos altamente corrosivos

Para contrarrestar estos problemas lo más conveniente es que sigas los siguientes pasos:

  1. Aislar la tubería de succión
  2. Mantener limpio el serpentín del condensador
  3. No sobrecargar de gas el sistema de refrigeración
  4. Instalar un filtro deshidratador de la línea de líquido para extraer los contaminantes antes de que lleguen al dispositivo de expansión
  5. En la línea de succión instalar un filtro deshidratador para que los contaminantes presentes en el sistema no puedan llegar al compresor
  6. Realizar un vacío completo de 500 µ para lubricante mineral, y 250 µ para poliolester; éste debe medirse con un vacuómetro electrónico

Por último, para garantizar un correcto vacío, es necesario que leas y sigas al pie de la letra los procedimientos especificados en el manual de Buenas Prácticas en Sistemas de Refrigeración y Aire Acondicionado, publicado por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). De esta forma, siguiendo estos sencillos pasos, podrás alargar la vida útil de los equipos de refrigeración.

—————————————————————————————————————————————————

Gildardo Yañez es ingeniero Industrial Electricista con el grado de Maestro en Administración. Especialista en refrigerantes naturales y sintéticos, actualmente se desempeña como Gerente de Capacitación Técnica en BOHN de México. Autor de los manuales Buenas Prácticas en Sistemas de Refrigeración y Aire Acondicionado editados y publicados por la Semarnat.