Consideraciones para el transporte refrigerado

21198

Falta de mantenimiento, fallas en los equipos o instalaciones mal colocadas son los principales problemas que afectan la calidad de los productos refrigerados. Tener los conocimientos adecuados en este tipo de trasporte ayudará a evitar pérdidas económicas considerables.

Una revisión preventiva ayudará a reducir costos.

Sinaí Romo.

En 1990, existían 52 compañías de transporte con concesiones para el servicio público Federal especializado en carga refrigerada; para 2005, ya había 5 mil 170 compañías, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte. Debido a este crecimiento, en el sector existe la necesidad de tener más profesionales especializados en su mantenimiento y cuidado.

“Conocer los requerimientos para el transporte de carga refrigerada es vital para evitar problemas de tipo técnico, debido a las fallas en las unidades, así como económico, por la pérdida de alimentos en mal estado”, así lo asegura el licenciado Óscar Barboza, líder de territorio para Thermo King, especialista en servicios de mantenimiento preventivo y correctivo a unidades de transporte refrigerado.

En el documento Transporte Refrigerado en México, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, se resalta que este tipo de trasporte constituye un área de oportunidad para el desarrollo nacional y empresarial, dados los efectos positivos del crecimiento de las cadenas de frío y del transporte refrigerado para una nación.

Por esa razón, el representante de Thermo King destaca que “el técnico encargado del mantenimiento de estas unidades es clave, porque lo importante no solamente es cambiar el aceite y los filtros, sino revisar todo el sistema para evaluar y reemplazar los componentes antes de que éstos fallen y causen una afectación al producto de los clientes. Además, se debe contar con un servicio adecuado y profesional. Una capacidad de respuesta inmediata puede ser la diferencia entre ofrecer un producto en buen estado o uno descompuesto”.

El conocimiento sobre los componentes del sistema se hace necesario para optimizar la instalación o servicio. Así lo deja ver el especialista al describir la diferencia entre un equipo de refrigeración convencional y uno de transporte, la cual, indica, es mínima. “Cualquier sistema de refrigeración tiene cuatro componentes básicos: un compresor, un condensador, una válvula de expansión y un evaporador, y siempre existe un quinto elemento que es el refrigerante, al cual le llamamos la sangre del sistema. Dependiendo de cada tipo de producto que se requiere enfriar, se añaden otros componentes para mejorar su rendimiento”, reitera Óscar.

Etapas del transporte refrigerado

  • Producción
  • Preenfriamiento
  • Embalaje
  • Almacenaje
  • Transporte
  • Distribución
  • Descarga
  • Entrega en puntos de venta

Fuente: Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera

Componentes basicosComponentes básicos de un sistema de refrigeración 

 

 

Foto: cortesía de Thermo King

Revisión y cuidados
Existen dos fases de mantenimiento: uno preventivo, el cual cuenta con un manual en donde se ofrecen los rangos de servicios para cada tipo de equipo y se enfoca en tener el mayor ahorro de energía y darle una vida útil amplia. Sin embrago, los especialistas de Thermo King insisten en que la calidad y mantenimiento de un equipo siempre dependerá de los materiales con los cuales está hecho el equipo y sus componentes.

El otro es el mantenimiento correctivo. En éste se buscan las causas de la ineficiencia del sistema y se reparan en el menor tiempo posible. Pero, según el licenciado, llegar al mantenimiento correctivo no es lo mejor. Por ello, se recomienda que las cajas siempre se compren con un distribuidor autorizado y certificado que garantice una mayor calidad.

El tiempo en el que se le debe dar mantenimiento al equipo varía dependiendo del tamaño de la unidad; sin embargo, lo ideal es basarse en los manuales de mantenimiento de cada uno de los equipos.

Además, es importante aclarar que, aunque el operador haga su trabajo de manera correcta, la vida útil del producto también se basa en el número de horas anuales que los clientes utilizan el producto, pues hay quienes lo tienen prendido continuamente y quienes lo emplean de manera más programada. Esto también afecta la calidad del producto que se transporta”, añade Óscar.

Óscar Barboza añade una lista con algunas recomendaciones

  • Revisar que el empaque del producto sea apropiado
  • Enfriar y almacenar la carga a la temperatura adecuada
  • Preenfriar la caja por 20 minutos a alta velocidad para sacar todo el aire caliente que la caja pueda tener
  • Fijar el controlador de la unidad a la temperatura deseada de acuerdo con el producto que se va a refrigerar
  • Seleccionar la modalidad
  • de operación
  • A la hora de hacer la carga, apagar la unidad
  • Cargar el producto rápida y eficazmente
  • Cerrar la puertas justo en el arranque de la unidad
  • Contar con una bitácora basada a las recomendaciones del fabricante
  • Trabajar en sistemas cerrados, que tengan escaleras y plataformas adecuadas y aseguradas
  • Vestir el equipo adecuado
  • Usar equipo de seguridad

Lista de revisión preventiva*

Revisión de previaje
Antes de arrancar, se debe revisar

  • Suministro de combustible
  • Que no haya daño físico
  • Nivel de aceite del motor
  • Nivel de refrigerante
  • Supresores de los cables de la batería
  • Arneses eléctricos y conexiones
  • Signos de fugas de fluidos (aceite o refrigerante)
  • Funcionamiento de la cortina de deshielo
  • Condición y tensión de las bandas

 Después de arrancar, se debe revisar

  • Indicador del filtro del aire
  • Presión del aceite del motor
  • Ritmo de carga del alternador
  • Escuchar ruidos inusuales
  • RPM’s del motor adecuadas
  • Nivel de refrigerante

Lista de revisión para inspeccionar las unidades físicamente

  • Punto de consigna adecuado para la carga
  • Modo de operación adecuado para las condiciones
  • Aire de retorno de temperatura (cayendo o estable)
  • Códigos de alarma presentes
  • Diferencia de temperatura del evaporador (arriba o debajo de 12° F 6.7° C)
  • Flujo de aire del condensador
  • RPM’s del motor
  • Puertas de la unidad en su lugar
  • Signos visibles de fuga de refrigerante
  • Condición de las correas y tensión
  • Ruidos inusuales
  • Condición de la tubería de succión (seco, húmedo, congelado)
  • Nivel de refrigerante en la mirilla del tanque recibidor (lleno, vacío)

*Es importante leer el manual de operación de la unidad de refrigeración, pues éste no es un mantenimiento, sino sólo una inspección preventiva.

Fuente: Thermo King

Una revisión preventiva ayudará a que los costos de operación sean mucho menores; además, se logrará que la unidad se mantenga en buen estado y se prevenga alguna descompostura que pudiera aparecer en un futuro, enfatiza Barboza.

Por su parte, Grupo Autoclima, dedicados a la instalación, reparación, mantenimiento de refrigeración automotriz y transporte refrigerado, ofrece una serie de recomendaciones para tener una caja fría con mayor eficiencia:

  • Utilizar sólo embalajes adecuados
  • Enfriar previamente el compartimiento de carga
  • Controlar la temperatura correctamente, utilizando los mandos de cabina
  • Apagar la unidad durante las fases de carga del producto
  • Cargar el camión con rapidez y de forma eficaz
  • Utilizar cortinas de PVC específicas para la distribución
  • Reducir al mínimo indispensable el número y la duración de la apertura de las puertas
  • Asegurar una circulación del aire adecuada en el interior del compartimiento de carga
  • No obstruir el evaporador

La temperatura de una caja refrigerada siempre varía dependiendo del tipo de producto que se cargue, ya que es muy diferente transportar lácteos a frutos o carne. Por ello, es importante que el operador se acerque a un distribuidor para que les ayude a establecer los rangos adecuados de temperatura. En este aspecto, Friogan, empresa especialista en el procesamiento y distribución de productos cárnicos, resalta la importancia de contar con termorregistros que permitan monitorear el comportamiento de temperatura dentro del vehículo.

El Manual del exportador de frutas y hortalizas contiene un listado de recomendaciones para el transporte terrestre en contenedores refrigerados:

  • Preenfriar la carga que va a transportar (el contenedor mantiene la temperatura de la carga, no la disminuye)
  • Revisar con anterioridad el contenedor para garantizar tanto las condiciones de aseo (olores, residuos tóxicos, insectos) como las mecánicas (sistema de control de temperatura)
  • Impedir la entrada de insectos al contenedor. Cuando se hace la carga de productos se realiza en horas de la noche, pues los insectos, atraídos por la luz, pueden entrar al contenedor y causar problemas posteriores
  • Evitar que los pallets estén en contacto directo con las paredes del contenedor, para no interferir con la circulación del aire frío
  • Ubicar las cargas retiradas de las puertas traseras, de modo que la circulación del aire pueda llegar al extremo trasero de la carga
  • Cubrir la mayor parte de la superficie del suelo para forzar más al flujo de aire frío que pasa por las cajas
  • Colocar el producto en dirección vertical
  • Revisar las fugas que se pueden presentar en las paredes y puertas dañadas
  • Asegurar la carga

Cabe resaltar que las condiciones de transporte, tiempo y temperatura son diferentes en cada producto, por lo que se hace necesario conocer cuáles son los requisitos para el transporte en frío de cada producto que se requiere transportar.

Precauciones

  • Nunca se deben transportar en un mismo vehículo alimentos y materias primas con sustancias peligrosas
  • Los vehículos que transportan alimentos deben portar (en un lugar visible) la leyenda “Transporte de alimentos”
  • El interior de la unidad debe ser hermético
  • Los dispositivos de cierre de los vehículos deben estar fabricados con materiales resistentes a la corrosión (ser impermeables)
  • Las superficies deben permitir la circulación de aire
  • El diseño de la unidad debe facilitar la evacuación de las aguas de lavado
  • Toda unidad de transporte debe estar equipada con un adecuado sistema de monitoreo de temperatura de fácil lectura y ubicado en un lugar visible
  • En el caso de los camiones, no debe existir comunicación entre la unidad de carga y la cabina del conductor
  • Nunca se deben colocar los productos directamente en el piso, se deben usar recipientes para tal fin

Fuente: Friogan

Requisitos para una unidad eficiente
El encargado de revisar y dar mantenimiento a las unidades, según los entrevistados, debe contar con una lista de los componentes que tiene que checar frecuentemente, y llevar una bitácora con fecha y anotaciones del estado en el que se encuentra el vehículo. En su investigación sobre transporte frigorífico, Carlos Renedo, de la Universidad de Cantabria, añade la siguiente lista:

Generalidades

  • Estado higiénico del transporte
  • Condiciones salubres (no existencia de contaminantes Q/B)
  • Protección de los productos mediante adecuados embalajes
  • Hermeticidad de la cámara para que conserve constante la temperatura
  • Las dimensiones normalizadas de la cámara favorece   el almacenamiento
  • Materiales de revestimiento óptimos
  • Se deben garantizar 1 mil horas de funcionamiento sin mantenimiento
  • Reservas de combustible para una semana o presencia de grupos de socorro
  • Deben soportar duraciones de viaje de tres días o distancias menores de 2 mil km
  • Cubrir zonas muy equipadas con medios de socorro o redes de almacenes frigoríficos
  • Caja isotérmica de páneles sándwich

Requisitos para una caja refrigerada eficiente

  • Limpieza del transporte con desinfectantes diluidos en agua caliente
  • Condiciones salubres
  • Protección de los productos
  • Fijaciones de los productos
  • Hermeticidad de la cámara
  • Dimensiones normalizadas de la cámara
  • Materiales de revestimiento óptimos
  • Monitorear el desescarche de la cámara (eliminación del condensado)

Embalaje de los productos

  • Protección física del contenido ante riesgos exteriores
  • Resistencia mecánica que permita el apilamiento y manipulación mecanizada
  • Protección térmica, que evite los recalentamientos o enfriamientos durante interfaces
  • No impedir la circulación del aire
  • Favorecer una manipulación rápida de grandes cantidades de producto
Caracteristicas de una caja friaCaracterísticas de una caja fría para un control adecuado de temperatura

El Centro de Investigación e Información en Tecnologías Postcosecha, del estado de California, publicó una lista de control que incluye algunas preguntas que el operador debe hacer antes de la carga de productos:

  • ¿La unidad de refrigeración funciona bien?
  • ¿El termostato está calibrado?
  • ¿Los conductos y canales del aire están bien instalados y se les ha dado buen mantenimiento?
  • ¿Están los empaques o sellos de las puertas en buenas condiciones?
  • ¿Las paredes están libres de grietas y agujeros?
  • ¿Las cortinas frontales están instaladas?
  • ¿Los tubos de desagüe están abiertos?
  • ¿Está el interior del vehículo limpio y libre de olores?
  • ¿La altura, ancho y longitud interiores son las adecuados para la carga?
  • ¿Están disponibles los puntales y otros dispositivos para asegurar la carga?
  • ¿Está el vehículo preenfriado?

Es importante anotar que posterior al arribo del producto, éste debe permanecer en frío, para que no sufra trastornos de tipo fisiológico que demeriten la calidad de éste, y se tenga que desechar.

Las características del interior de un remolque refrigerado afectan su capacidad para mantener las temperaturas deseadas durante el transporte. Los operarios deben inspeccionar el remolque antes de cargarlo, y revisar los siguientes puntos:

 Puntros de revision

Para un control óptimo de la temperatura durante el transporte, los remolques refrigerados necesitan un aislamiento, una gran capacidad de ventilación y un conducto de distribución de aire.

Limpieza del sistema frigorífico
El Manual de normas técnico-administrativas, métodos y procedimientos de vacunación y vigilancia epidemiológica, del Ministerio de Salud Pública del Ecuador, señala que la acumulación de tierra, polvo o suciedad en el condensador de un sistema frigorífico disminuye su eficiencia. Por lo tanto, recomienda que la limpieza se realice de manera periódica (cada 15 días) y debe efectuarse con cuidado, utilizando un cepillo de cerdas suaves.

Dentro del manual también se destaca que la mayoría de los problemas ocasionados en los equipos de refrigeración son debido a la falta de mantenimiento preventivo. Y que para la limpieza de una caja fría siempre se deben utilizar sustancias que no contengan químicos que puedan alterar el estado de los alimentos transportados.

Diseño
Para el diseño de una caja fría eficiente, los especialistas establecen varios aspectos que deben considerarse. Por ejemplo, Carlos Renedo señala que una buena elección y diseño exige conocer las características de los productos por manipular, pues de este modo se tendrá un mejor manejo y control de las temperaturas.

Consideraciones

  • Temperaturas uniformes y adecuadas, de acuerdo con el producto
  • Difusión adecuada del aire y su intercambio térmico con el producto almacenado
  • Análisis y control de la humedad
  • Ventilación
  • Aislamiento térmico
  • Material resistente
  • Cumplimiento de normas higiénicas
  • Los vehículos deben pasar por una revisión periódica para garantizar su funcionamiento y temperaturas requeridas para la conservación de los alimentos
  • Las cajas deben estar fabricadas con materiales de fácil limpieza
  • La unidad debe ser desinfectada después de cada carga

—————————————————————————————————————————————————