Confort residencial

3765

Para lograr un ambiente agradable en el hogar debes considerar una serie de criterios que te ayuden a alcanzar la climatización deseada. Primero hay que entender las necesidades del cliente para después planificar la estrategia que brinde la mayor comodidad posible

Sofía Ruiz, con información de Trane

Escoger un sistema de aire acondicionado y/o de calefacción no es fácil, sobre todo cuando no se ha determinado qué es lo que se espera en cuanto al confort de los espacios. Para comenzar, debes tener en cuenta que un equipo de confort es “un sistema de aire que usa ductos de aire para transportar aire acondicionado a través de la casa. Este sistema de aire emplea una condensadora y una manejadora de aire”, según Trane, compañía especializada en sistemas HVAC.

Existen distintos tipos de equipos, uno de ellos es el dividido. Se llama de esta forma porque una parte del equipo s  e encuentra en el interior y la otra en el exterior de un espacio. La contraparte es el de unidad paquete, en el cual todos los sistemas se encuentran en un mismo gabinete.

Al tener conocimiento de lo que es un equipo de confort de aire acondicionado y de calefacción, así como de los tipos que existen, debes considerar el espacio a climatizar. No se puede utilizar un equipo que no sea adecuado para el tamaño del hogar, ya que  si el aparato es muy grande, enfriará de manera rápida, pero no removerá la humedad del ambiente, y si es muy pequeño, no cumplirá con la necesidades del usuario.

Ahora bien, con lo anterior, podrás pasar al siguiente punto: la selección del sistema. Lo más importante es la eficiencia energética; este tema es el más significativo al momento de considerar un equipo, ya que si se elige correctamente, el ahorro del consumo de energía será muy elevado, lo cual representará un gran beneficio para tu cliente.

Otros aspectos a discurrir cuando se trata de elegir el sistema HVAC adecuado son la filtración de aire, el diseño y el ruido. Para tomar las decisiones referentes a esto, tú como especialista serás capaz de  sugerir qué es lo más conveniente, dependiendo del confort que se quiera lograr.

Existen distintos tipos de sistemas que se adaptan a los diferentes requerimientos residenciales. Todos cumplen con la calidad del confort, pero debes seleccionar el que se encuentre acorde con la climatización del ambiente interior:

Minisplit. Sirve para acondicionar habitaciones. Las características que tienen estas unidades son el bajo nivel de ruido, su capacidad de purificar el aire, así como calentar y enfriar el ambiente, además de una apariencia que se integra a cualquier espacio interior

Unidad convertible. Generalmente se encuentran suspendidas en el techo o son de tipo consola. También calientan y enfrían los espacios interiores. De este modelo existen dos tipos: el primero es el de cassette, el cual se encuentra en el interior del espacio y puede integrarse a cualquier plafón falso. El segundo es la unidad oculta, ésta necesita estar conectada a ductos instalados previamente, así puede enfriar o calentar por resistencia eléctrica y bomba de calor

Multisplit. Esta clase se conforma de dos o más partes, y es de instalación sencilla, gracias a sus diversos componentes.Climatiza distintas habitaciones de forma simultánea

Aire Acondicionado Sistemas VRF. Este sistema es ahorrador de energía y ocupa un espacio muy pequeño; puede acondicionar hasta seis habitaciones simultáneamente

La siguiente lista contiene puntos estratégicos para el usuario a la hora de elegir un instalador y/o distribuidor; por tanto, te pueden servir como una guía para mejorar tu práctica:

  1. Verificar reputación. Averiguar el historial del distribuidor y de los instaladores
  2. Comprobar afiliación con el fabricante. Los técnicos deben estar capacitados por el fabricante que representan, por lo tanto, deben brindar atención especializada
  3. Tener referencias. El instalador le brindará información, testimonios y fotografías de su trabajo
  4. Revisión de la residencia. El técnico inspeccionará el hogar y hará preguntas pertinentes sobre las necesidades del cliente y el confort que desea alcanzar
  5. Examinar licencias. Los instaladores deben cumplir con las normas y reglamentos locales. Asimismo, brindará seguros que protejan de contingencias
  6. Realizar preguntas. Si tiene algún comentarios o interrogante pregunte a los expertos, ellos deben contestar todas sus dudas
  7. Solicitar proyecto por escrito. Es necesario que el técnico le entregue las propuestas del trabajo a realizar para que tenga conocimiento de todos los procesos que llevará acabo
  8. Tener las garantías. El especialista debe entregar y hacer de su conocimiento el tiempo de duración de las garantías de los sistemas que va a instalar
  9. Comentarios sobre el mantenimiento. Algunos instaladores ofrecen realizar la limpieza preventiva para que el equipo tenga una óptima eficiencia y ofrecen contratos
  10. Debe recibir un contrato por escrito y firmado por el instalador o distribuidor

Al finalizar la instalación del sistema de aire acondicionado y/o de calefacción, el usuario espera que el resultado sea el deseado y cumpla con los estándares de calidad y confort que se plantearon al inicio del proyecto. Tú como instalador tienes que cumplir y obtener la satisfacción de los clientes, para lo cual es necesario que siempre te asegures del buen funcionamiento de los productos.

Lista de evaluación del confort residencial

  1. Aplica el siguiente cuestionario al usuario para ayudarlo a diagnosticar la situación climática de su hogar
  2. ¿Su unidad exterior tiene mal aspecto, mismo que se sigue estropeando?
  3. Si usted ya cuenta con un sistema de aire acondicionado, ¿hay habitaciones en su casa que siempre están muy calientes o muy frías?
  4. ¿Emite mucho ruido su unidad interior o su unidad exterior (o ambos)?
  5. ¿Tiene dificultades para dormir durante la noche?
  6. ¿Son muy altos sus estados de cuenta de enegía eléctrica generados por el uso de aire acondicionado?
  7. ¿Su sistema se encuentra en constante operación?
  8. ¿Tiene problemas con la humedad durante el verano o con el aire seco en el invierno?
  9. ¿Su sistema es de fácil mantenimiento con un filtro de fácil reemplazo?
  10. ¿Sufren de alergias algunos miembros de su familia o algún animal doméstico?
  11. ¿Es seguro el sitio en donde se encuentra su unidad?