Cómo limpiar y cuidar tu material de trabajo

3296

Al trabajar en instalaciones de sistemas de climatización son diversas las herramientas y productos que los técnicos utilizan, pero a éstas normalmente no suelen darles un servicio de mantenimiento y limpieza frecuentes. Aquí se mencionan  algunos consejos para mantenerlos en buen estado y tener un mayor orden en las instalaciones.

Herramientas

Las herramientas suelen oxidarse, sobre todo cuando no se usan frecuentemente, pero, para que ello no ocurra, existen diversos métodos sencillos de aplicar:

  • Al finalizar una sesión de trabajo, las herramientas pueden ser cubiertas con vaselina, esto prevendrá la oxidación
  • Aplicar algún tipo de aceite limpiador
  • Si los equipos ya tienen algún rastro de óxido, se pueden frotar con un cepillo de aluminio para remover las partículas
  • Introducir las herramientas en un recipiente con refresco de cola y dejarlas en reposo durante un día, el ácido que contiene la bebida es un poderoso agente removedor
  • Mezclar limón y sal y dejar actuar sobre las herramientas por 30 minutos
  • Hacer uso de químicos limpiadores especiales para la oxidación, siempre con el uso de guantes para proteger la piel

[textmarker color=»373980″]Líquidos[/textmarker]

  • Al utilizar algún tipo de líquidos, ya sea cuando se limpian las herramientas o con los líquidos usados para el trabajo, éstos deben ser depositados en recipientes especiales que los aíslen de fuentes de calor
  • Las sustancias tóxicas o peligrosas deben contar con etiquetas de normas y precauciones de seguridad para su manipulación.Se debe poner especial atención al momento de adquirir cualquier sustancia, pues actualmente existen en el mercado productos pirata que no contienen los estándares de calidad
  • También se debe tomar atención al momento de desecharlos, pues existen varias sustancias que no pueden ser vaciadas a una coladera, tubería o basura, pues contaminan al medioambiente. Hay que asegurarse cuál es el lugar correcto y de qué manera se debe llevar a cabo el protocolo de eliminación de dichos líquidos

[textmarker color=»373980″]Gases[/textmarker]

  • Los refrigerantes deben ser utilizados con mucha precaución para evitar accidentes, el área debe estar bien ventilada y siempre se debe contar con un extinguidor cercano
  • Los tanques deben estar alejados de cualquier fuente de calor
  • No se debe fumar mientras se está instalando un equipo
  • Nunca corte o taladre un sistema de refrigeración
  • El uso de un refrigerante que no sea el adecuado puede causar severos daños a la unidad refrigerante
  • No se debe permitir que el refrigerante caiga sobre la piel

[textmarker color=»373980″]Grasas[/textmarker]

  • La corriente eléctrica puede viajar fácilmente sobre superficies grasosas o aceitosas; por lo cual, es imprescindible mantener cualquier equipo eléctrico limpio de polvo y grasa
  • Al terminar la jornada laboral es importante retirar cualquier rastro de aceite, con la ayuda de jabón, y posteriormente asegurarse de secar por completo cada una de las piezas. Regularmente la ropa y el lugar de trabajo también suelen terminar con algún rastro de grasa difícil de retirar, sin embargo, existen métodos eficientes para su limpieza:
  1. Telas: aplicar sal o talco y frotar sobre la mancha, dejar actuar por algunas horas y posteriormente cepillar suavemente
  2. Pisos: tirar detergente directo sobre la mancha y dejarlo actuar algunos minutos, después limpiar con suficiente agua
  3. Ropa de trabajo: remojar en agua caliente durante 15 minutos, luego lavar con jabón de barra y dejar remojar por 30 minutos
  4. Manos: lavar con jabón de polvo y abundante agua, preferentemente tallar con algún cepillo suave

Precauciones generales

  1. Limpia las herramientas y equipo de trabajo al final de cada día
  2. Revisa las herramientas constantemente para checar que no haya ninguna avería. Si ésta existe, habrá que separar la herramienta, etiquetarla como defectuosa y cambiarla por una en buen estado
  3. Siempre mantén tu área de trabajo ordenada, limpia y ventilada
  4. No uses limpiadores inflamables
  5. No se debe limpiar equipo eléctrico con agua
  6. No usar productos de limpieza peligrosos sin la protección de guantes
  7. Se deben revisar las fechas de caducidad de las sustancias y desecharlas cuando sea necesario
  8. No arrojar productos químicos en el drenaje
  9. Conocer dónde están ubicados los extintores, para qué tipos de fuego sirven y saber cómo se utilizan
  10. Siempre deberá considerarse alguna vía de escape, la cual nunca deberá estar obstruida
  11. Antes de iniciar con una instalación, se debe cortar la energía eléctrica
  12. El instalador no debe introducir las manos cuando los aparatos estén en funcionamiento

Todo el equipo de trabajo debe tener un plan de mantenimiento, en el cual se describa la frecuencia con la que se realizará la limpieza general, mantenimiento, deshecho, sustitución, etcétera. Esto ayudará a mantener el equipo en buenas condiciones y seguro.