Cobre, gran reductor de costos

1660

La sustitución de los motores obsoletos por motores nuevos con contenido de cobre incrementa el desempeño de los equipos, beneficiando la eficiencia energética y el aumento de las ganancias del negocio

Redacción

En pleno siglo XXI, una característica importante a tomar en cuenta por los empresarios del sector industrial que utilizan motores en sus maquinarias está reflejada en el costo operacional que suele ser superior al costo de adquisición; claro, depende del tiempo de funcionamiento, potencia, o rendimiento; un motor puede costar en consumo de 25 a 150 veces su valor de compra en aras de incrementar la productividad y competitividad de la organización. Contar con un motor que integre grandes cantidades de cobre brinda grandes beneficios a su productividad y al medioambiente. Actualmente, el cobre es un material indispensable para proyectar los sistemas energéticos del futuro, un elemento que hace posible el cambio hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

Para las empresas vale la pena apostar por una política sustentable en la gestión de motores, minimizando gastos a partir de la adopción de prácticas sostenibles, las cuales permiten eficientar y adecuar el consumo de energía eléctrica en las empresas. Hoy por hoy, un indicador de competitividad en el mercado global está expresado en mantener costos de procesos reducidos en los procesos de negocio, lo cual puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un producto.

Contar con motores eficientes ayuda a disminuir los costos del negocio y el tiempo perdido de mantenimiento en los procesos de producción. Sin lugar a dudas, la adopción de la tecnología sostenible equivale a tomar medidas de ahorro en las empresas. Mediante el desarrollo de programas de sensibilización y buenas prácticas operativas con sus colaboradores es posible lograr ahorros energéticos hasta de un 40 por ciento sobre la facturación anterior.

El hecho de cambiar a motores con alto contenido de cobre ha hecho posible el incremento de la competitividad del sector manufacturero nacional, gracias al impacto positivo de los sistemas electromotores en comparación con el porcentaje significativo de sus costos.

Para la industria es una realidad, el tiempo de retorno de inversión en motores eficientes varía de seis meses a tres años, aspecto que justifica económicamente que se utilicen en los procesos de producción de esta nueva era.

A0CG0004367Los beneficios tangibles de contar con motores desarrollados a partir de tecnología sustentable van más allá de la preservación ambiental y el desarrollo de una cultura de la sostenibilidad. La sustitución de un motor de alto rendimiento disminuye las pérdidas de energías, reduce notablemente la elevación de la temperatura y presenta una mayor vida útil en comparación con un motor convencional, esto debido a las propiedades de mayor conductividad y transferencia de calor.

A nivel ambiental, los ahorros de energía eléctrica se traducen en menor contaminación, mismos que equivalen al 14.5 % en demanda de kilowatts y 17.4 % en costos de kilowatt por año, generando un efecto multiplicador en el ahorro y uso eficiente de energía eléctrica, impactando de forma positiva en un 27.11 % de ahorro económico anual en el gasto energético de las empresas.

Un motor eficiente, como un NEMA Premium, genera bajas pérdidas de energía, además reduce notablemente la elevación de la temperatura y presenta una mayor vida útil en comparación con un motor convencional, gracias a que poseen mayores cantidades de cobre.

Tiene la mejor conductividad eléctrica de todos los metales no preciosos; por lo tanto, es un material ideal para la generación, transferencia y uso de energía. Los resultados se deben, en gran parte, a la alta conductividad del cobre, característica que ha permitido generar nuevos diseños para aprovechar al máximo el uso de la energía que minimiza su desperdicio notablemente.

Recomendaciones por considerar en la sustitución de motores en el sector industrial:

  • El uso eficiente de la energía eléctrica en motores comienza desde una selección apropiada. Siempre existe uno adecuado a las necesidades requeridas, en su tipo, apropiado para las condiciones ambientales de operación, para las condiciones de arranque o regulación de velocidad, acorde al tamaño o potencia necesario para la producción
  • En el accionamiento de motores eléctricos se encuentran importantes oportunidades de aumentar la eficiencia energética debido al avance en el diseño y construcción de motores de alta eficiencia que actualmente se producen a nivel mundial
  • Los motores eléctricos deben ser sustituidos por motores eficientes, en lugar de su reparación, esto implica reducir su eficiencia.
  • Evitar el sobredimensionamiento de motores respecto de las necesidades de la organización

El cobre fue uno de los primeros metales usados por el hombre y es uno de los principales metales de transición e importante metal no ferroso. Su gran utilidad se debe a la combinación de sus propiedades químicas, físicas, mecánicas y eléctricas.

La promoción de motores NEMA Premium en la industria ha aumentado la competitividad del sector, ya que los sistemas electromotores representan un porcentaje significativo de sus costos. Típicamente, el tiempo de retorno de la inversión en motores eficientes varía de seis meses a tres años, lo que justifica económicamente su utilización.

—————————————————————————————————————————————————

Con información de Procobre, red de instituciones latinoamericanas cuya misión es la promoción del uso del cobre, impulsando la investigación y el desarrollo de nuevas aplicaciones y difundiendo su contribución al mejoramiento de la calidad de vida y el progreso de la sociedad.