Calor en el aire

3812

Compuesta por una mezcla de gases como nitrógeno, oxígeno, argón y dióxido de carbono, principalmente, la atmósfera terrestre protege  la vida sobre el planeta al absorber gran parte de la radiación ultravioleta del sol. Esta energía acumulada en el aire posee un enorme potencial calórico que puede ser aprovechado para generar el frío del aire acondicionado y calor en la calefacción

Danahé San Juan

La aerotermia es una fuente de energía renovable que extrae el calor contenido en el aire, incluso cuando la temperatura del exterior es cercana o menor a cero grados Celsius, gracias a la permanente radiación del sol sobre la Tierra.

Generalmente, este tipo de energía es extraída mediante bombas de calor aerotérmicas de aire-agua, aunque también pueden emplearse las de tipo aire-aire, para utilizarse en sistemas de calefacción y aire acondicionado, así como para producir agua caliente sanitaria o calentar piscinas cubiertas.

Un sistema de aerotermia cuenta también con un equipo de gestión en el interior de la vivienda para analizar la temperatura y funcionamiento de la bomba de calor, así como la recopilación de datos de la energía consumida.

Usos e instalación
Los sistemas aerotérmicos están diseñados para utilizarse en hogares, apartamentos, comercios, centros hoteleros y de salud, oficinas, escuelas, aeropuertos e industrias, tanto en edificaciones nuevas como existentes. Su instalación puede realizarse al inicio de la construcción o durante la modernización de un inmueble, debido a que se sitúa en el exterior y el terreno no suele generar restricciones.

Beneficios de la aerotermia
Esta clase de energía se está convirtiendo en una tendencia a nivel mundial, debido a los beneficios económicos, ambientales y de confort dirigidos a los usuarios. Tampoco produce gases de efecto invernadero ni requiere de combustión para aprovechar el potencial existente en el aire, en comparación con otros equipos que utilizan combustibles fósiles.

Los ahorros económicos también son superiores, ya que los sistemas que funcionan con aerotermia extraen entre 70 y 75 por ciento de la energía del aire, recurriendo a la electricidad solamente para cubrir el 30 o 25 por ciento restante. Este ahorro en el consumo se refleja en el costo de la tarifa eléctrica.

Por otro lado, los sistemas aerotérmicos pueden ser empleados en conjunto con otras fuentes de energía renovables o combinarse con suelos radiantes, fan & coils domésticos y emisores de baja temperatura. Esto con el fin de maximizar la eficiencia energética y los beneficios financieros, sobre todo en el caso de las industrias que requieren grandes cantidades de energía para llevar a cabo sus procesos de producción.

Así, el aprovechamiento del calor contenido en el aire en la industria de la calefacción y aire acondicionado significa un gran avance para el cuidado del medioambiente. Se estima que su penetración en el mercado avance aceleradamente, gracias a la ausencia de costos de mantenimiento e interrupción del servicio, así como a los importantes ahorros económicos para los sectores doméstico, comercial e industrial.

Funcionamiento
La bomba de calor utiliza gas refrigerante en un ciclo termodinámico cerrado para transferir el calor del aire por medio de un condensador que, a su vez, aumenta la temperatura de un ambiente frío

Para enfriar un lugar, en cambio, el calor se extrae del interior o del exterior con un evaporador que produce un intercambio de energía para evaporar el líquido refrigerante; éste se desplaza hacia el compresor para proporcionar una temperatura más alta o baja, según las necesidades requeridas

Posteriormente, el gas comprimido recupera su estado líquido en el condensador, y es aquí en donde se produce una transferencia energética del refrigerante al circuito hidráulico que libera la energía para calentar o enfriar la habitación

El ciclo concluye cuando el refrigerante se traslada hacia la válvula de expansión, la cual se encarga de disminuir su temperatura y presión para restablecerlo al evaporador, con el fin de comenzar de nuevo el proceso