Automatización para el control

1019

Llevar el control de los sistemas de un edificio sin necesidad de estar presentes día con día es posible gracias a la automatización. Sobre esta tecnología, la ANDIRA presentó su última capacitación del año

Danahé San Juan / Fotografías: Fernando A. Serrano

El ingeniero Jorge Hernández, especialista en Daikin Aire Acondicionado México, dirigió la capacitación “Automatización del edificio con control central para VRV”, que la ANDIRA organizó para hablar sobre el control central en aire acondicionado (AA) VRV, estrategias de ahorro de energía y la aplicación del control central en otros sistemas, equipos y aparatos eléctricos en los edificios.

La capacitación inició con una explicación de lo que representa la automatización global en un edificio para asegurar el buen funcionamiento del AA, extractores, bombas, contra incendio, iluminación, agua, seguridad, etcétera. Esto, explicó el ingeniero Hernández, resulta en un mayor ahorro en el consumo de electricidad y la disminución del impacto ambiental.

Las virtudes de la automatización son muy variadas. La posibilidad de monitorear la operación de los equipos vía remota favorece que los mantenimientos sean preventivos, en lugar de correctivos. Asimismo, garantiza la operación continua de un edificio, ya que no hay necesidad de detener las labores, si se cuenta con un buen informe y un control detallado de lo que ocurre con los sistemas que brindan el confort climático.

Controlador central y programación
La automatización ha favorecido los ahorros energéticos y económicos, pero dirigir las operaciones por medio de un controlador central evita sacrificar el confort para los usuarios. Lo anterior es posible gracias a que el controlador central ayuda a programar y garantizar las operaciones constantes, automáticas y flexibles para cubrir las necesidades individuales de los usuarios, al tiempo que mantienen a los sistemas sin operar cuando nadie los requiere.

Para explicar mejor este aspecto, Jorge Hernández utilizó un caso hipotético en el que cuatro usuarios conviven en un mismo edificio, pero con diferentes horarios de trabajo y demandas de acondicionamiento de aire. La programación de los sistemas debe atender al tiempo en que las personas ocupan los espacios: recepción, administración, oficinas, áreas comunes, sala de juntas y cuarto de máquinas. Así pues, los primeros cuatro espacios tendrán horarios similares, la sala de junta no se programa, puesto que es menos frecuente su ocupación. No pasa así con el cuarto de máquinas, ya que opera las 24 horas del día.

Preocupada por la capacitación constante, ANDIRA promovió un curso para hablar de automatización para equipos VRV, a cargo de un especialista de Daikin

Acceso remoto
Esta función administra y configura los sistemas VRV desde una computadora, siempre que ésta tenga red. Las personas encargadas de verificar el funcionamiento correcto del controlador central recibirán alertas y códigos, en caso de que se presente un error, a través de correos electrónicos.

Estas alertas también pueden llegar a un teléfono inteligente o una tableta con ayuda de la aplicación SVM. Así se logra controlar y monitorear todos los sistemas de aire acondicionado, iluminación, etcétera, desde cualquier parte. Lo anterior es de gran ayuda, si se considera que en muchas ocasiones el administrador del edificio o quienes se encargan del mantenimiento de los equipos se trasladan con frecuencia a diversos lugares.

El ingeniero Hernández añadió que la aplicación tiene la opción de distribuir proporcionalmente el poder para administrar el consumo energético y los cobros correspondientes para cada usuario.

Miebros del equipo Daikin y su distribuidor autorizado Resurtidora de Aire Acondicionado y Refrigeración

Accesorios y tecnologías diferentes
El controlador central tiene la ventaja de integrar dispositivos digitales y analógicos con ayuda de unos controles auxiliares. En el caso de sistemas diferentes a los VRV, la integración ocurre con el protocolo de comunicación BACnet:

  • Sistemas de agua helada (chillers y manejadoras de aire): monitorea estado del chiller y del flujo, punto de ajuste, encendido y apagado, temperatura ambiente, capacidad actual, temperatura del agua y del aire de suministro y de retorno, humedad relativa, estado de filtro, etcétera
  • Sistemas de expansión directa (unidades paquete): controla temperatura de retorno, set point, velocidad del ventilador, encendido y apagado
  • Sistemas de condensación (bombas y torres de enfriamiento): verifica la temperatura de entrada, descarga, retorno y salida, los estados de la torre y la bomba, encendido y apagado

Tras una serie de preguntas y respuestas, el ingeniero Jorge Hernández dio por terminada la capacitación. Así fue como la ANDIRA concluyó el calendario de 2018.