8 Consejos para reconectar los equipos tras la cuarentena

177

Poco a poco las actividades comerciales irán retornando a la normalidad. En consecuencia, debes asegurarte de que los sistemas de frío vuelvan a operar adecuadamente. En el siguiente artículo te explicamos cómo reiniciarlos con éxito

Redacción, con información y fotografía de Nidec Global Appliance

Durante el confinamiento, muchos negocios de alimentos cerraron temporalmente o su demanda se redujo de forma considerable. En respuesta, algunas personas optaron por desconectar sus equipos para ahorrar energía y proteger las unidades de refrigeración. Pero, ¿qué hacer cuando se reactive la marcha de los sistemas?

A continuación, los expertos David Ramírez y John Prall, ingenieros de aplicación, y Denny Martín, especialista en servicio de técnico de Nidec Global Appliance empresa propietaria de Embraco, comparten algunas recomendaciones para reanudar la operación de los sistemas desconectados y cuidar que su desempeño sea el adecuado.

  1. Antes de reiniciar, realiza cualquier mantenimiento que el equipo necesite.
  2. Asegúrate de que los condensadores y evaporadores estén limpios antes de encenderlos, ya que esto garantizará una operación correcta.
  3. Al reactivarlos, asegúrate de verificar ruidos inusuales como líquido golpeando el compresor o ventiladores fuera de balance. Una vez que el equipo se reinicia de nuevo, revisa que el gabinete ha alcanzado la temperatura de cálculo del espacio refrigerado, permitiendo que pueda surtirse con producto.
  4. Después de un largo período de tiempo inactivos, hay dos cosas que pueden ocurrir: mayor tiempo para alcanzar la temperatura y un consumo de energía más elevado, lo cual es normal en esta situación.
  5. Permite que el gabinete alcance su temperatura antes de almacenar productos para no sobrecargar el sistema e incrementar innecesariamente el tiempo de arranque. El compresor trabaja más durante un arranque caliente y permanecerá típicamente en un amperaje con carga completa mientras alcanza la temperatura correcta.
  6. Una vez que el producto es colocado, verifica nuevamente la temperatura del gabinete y confirma el tiempo que tomó para el arranque. De ser posible, toma el consumo de amperaje en todos los motores, una vez que el gabinete ha alcanzado la temperatura. Es también un buen momento para inspeccionar y ajustar todas las conexiones eléctricas.
  7. Si debes reactivar el equipo con un stock grande de productos, entonces, evita apagarlo de nuevo por lo menos en 24 horas después del reinicio. También es recomendable permitir que el sistema alcance una condición estable de temperatura antes de colocar más productos.
  8. La parte más importante que debes considerar al reabastecer un equipo que ha estado apagado es que el producto que se deposite en el gabinete esté a temperatura ambiente y no esté demasiado caliente, para que tome menos tiempo alcanzar la temperatura apropiada.

Desconectar el sistema para ahorrar energía no es siempre la mejor opción, si sólo es por periodos cortos de tiempo: “Normalmente, uno tiene la idea que mejorará el consumo de energía al apagar el equipo por momentos de baja demanda, como la noche. Pero en este caso, debemos tomar en cuenta que cuando desconectamos el equipo, la temperatura interna tiende a incrementarse y cuando lo encendemos, requerirá más energía para bajar esta temperatura”, afirma el ingeniero David Ramírez, quien ofrece un último consejo: “la variación de la temperatura también acelera la descomposición de alimentos y bebidas, así que la recomendación, en situaciones de períodos cortos, sería colocar el equipo en modo económico y no apagarlo”.