5 puntos básicos de un buen líder

1013

El líder surge desde el interior. El trabajo es con uno mismo para poder transmitirlo a los demás

Fotografía superior. Un equipo de trabajo exitoso se conforma por buenos elementos. El liderazgo consiste en motivar a la gente para hacer que las cosas sucedan.

Schneider Electric / Ilustración: Alejandro Rios

Desarrollar liderazgo se ha convertido en algo vital en la actualidad. Un buen líder no es aquel que manda, sino quien inspira, alienta y ayuda en el desarrollo profesional e individual de cada colaborador.

Esa responsabilidad es muy grande y, aunque no lo parezca, todos podemos desarrollarla. Se necesita coraje, entrega y pasión, además de cultivar los siguientes puntos:

1  Dale forma al futuro

  • Visualiza, crea. Todo comienza con una visión. Dale forma a esa visión y empieza a crear; haz que tus ideas se conviertan en realidad y que tus metas sean cumplidas.
  • Think big (piensa en grande). No tengas miedo en atreverte a hacer las cosas en grande. Siempre ten en la mente el escenario más positivo y mantén tus ambiciones en lo más alto.
  • Be bold (sé audaz). Valentía y coraje, dos palabras que son integrales en el concepto de liderazgo. Atrévete a intentar, innovar y cambiar lo establecido.

2  Dale sentido a tu equipo

  • Cada líder es tan bueno como su equipo. Empodera a tu equipo en la toma de decisiones; cree en ellos, hazlos parte vital del proyecto y delega responsabilidades.
  • Crea más líderes. Un buen líder no es aquel que tiene seguidores, es aquel que ayuda a desarrollar líderes. Es muy importante inspirar a tu equipo para despertar en ellos estas habilidades e inspirarlos.
  • Conexión. Motiva a una conexión entre áreas para lograr un objetivo en común; es muy importante que todas las áreas se muestren unificadas para que las metas sean en conjunto y puedan ser más fáciles de alcanzar.

3  Da resultados

  • Don´t talk, show (no hables, demuestra). Evita caer en palabras vacías. El speech funciona, pero es vital que tenga un respaldo de acciones. Es mejor motivar con hechos que con palabras.
  • Un paso adelante. Un buen líder es aquel que está al pendiente de cómo va cambiando el negocio. Lidera con estrategias que se desarrollen con base en esos cambios, identificando nuevas necesidades y oportunidades, buscando siempre estar un paso adelante de la competencia.
  • Haz que las cosas sucedan. El liderazgo se mide también en resultados y para lograrlos se tiene que hacer lo que se planea. Haz que eso suceda y dales un respaldo a todas esas ideas para que se desarrollen.

4  Usa tu juicio

  • Sentido de urgencia. Es muy importante priorizar cada tarea a la que te enfrentes. Cuando sabes que algo está cerca de su fecha de entrega, es importante darle énfasis y tener en cuenta tiempos.
  • Toma decisiones, reacciona ante situaciones. Algo crucial es saber tomar decisiones en situaciones importantes. Una de las constantes del liderazgo es solucionar problemas, por lo cual se requiere estar atento y alerta ante estas situaciones, para tomar la mejor decisión.
  • Speed is everything (la velocidad lo es todo). Reacción inmediata para problemas que requieren soluciones inmediatas. Siempre estar atento a esto, saber qué hacer ante alguna situación complicada y tener un manejo de crisis adecuado.

5  Libera energía

  • Saber cuándo reducir KPI (Indicador Clave de Desempeño o Medidor de Desempeño). A veces es importante enfocarse en cosas que pueden ser más importantes en el momento, como en metas más ambiciosas y en detectar el progreso e impacto de lo que hacemos, además de desarrollar una relación buena con el cliente.
  • Como ya mencionamos, consiste en brindar esa confianza a tu equipo; dejarlos manejarse dentro del ecosistema laboral en el cual tienen experiencia es vital para desarrollar un clima de trabajo saludable.
  • Menos, a veces, es más. Limita el número de juntas internas y reduce las actividades de coordinación; dale prioridad y mayor enfoque al tiempo dedicado a cada cliente.

Recuerda que lo más importante es ser un ejemplo para la gente a la que lideras y ayudarlos a desarrollarse para lograr cosas en conjunto que serán de gran beneficio. Un equipo exitoso se conforma por buenas piezas. Haz de tu liderazgo algo que motive a la gente a hacer que las cosas sucedan.